LOS NUEVOS GOBERNADORES

LOS NUEVOS GOBERNADORES

VALLE DEL CAUCA Germán Villegas Villegas Después de participar en cada concentración política, Germán Villegas Villegas, candidato conservador a la Gobernación del Valle, escucha en su carro casetes de cantos gregorianos y de música colombiana que le sirven para relajarse mientras regresa a casa. A pesar del ajetreo en que vive metido este político graduado en ciencias jurídicas y económicas, sus amigos le elogian la capacidad de memoria, la virtud de escuchar por igual a todas las personas que lo rodean y la habilidad para llegar de forma puntual a todas las reuniones.

31 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Por esta última razón, se ha ganado la fama de ser uno de los primeros en llegar a los actos programados, aún antes que los mismos anfitriones. Pero esto no lo molesta, pues tiene tiempo para conversar con la gente del común, con la que siempre termina hablando de las curiosidades del palustre , herramienta que le sirvió de símbolo durante su candidatura a la Alcaldía de Cali, hace cuatro años.

Otro fama que poco a poco se ha ganado este caleño de 50 años es la de soltero empedernido.

Sin embargo, Villegas prefiere mantener su vida personal en la privacidad, por eso maneja sus noviazgos con mucha discreción.

En materia de hobbies, el candidato prefiere la práctica del badminton, un deporte que aprendió en su juventud cuando se puso de moda en la ciudad. También le gusta comer frutas como la papaya, el mango, piña y la sandía.

Otra tendencia que sus amigos identifican como una característica inconfundible de Villegas es su predilección hacia los tonalidades azules y claros para vestir.

Su presentación es pulcra y sobria, y solo una vez durante la campaña se lo vio llevando una gorra deportiva que fue utilizada para soportar el inclemente sol del medio día en una población del departamento.

Para evitar aparecer mal vestido en público, Villegas por lo general carga un pequeño maletín, en donde junto a los documentos de su labor diaria guarda una camisa de repuesto y una máquina de afeitar.

Su amor por la tradición familiar se refleja en un antiguo reloj de bolsillo que siempre carga consigo y en la nostalgia que siente por las reuniones navideñas que congregan a sus ocho hermanos.

CUNDINAMARCA Leonor Serrano de Camargo Nacida en Bogotá, Leonor Serrano de Camargo, se hizo fusagasugeña siendo muy niña, cuando llegó a la finca que tenían sus padres en la Ciudad jardín .

Fue allí donde se empezó a dedicar a las labores agrícolas y donde también se inició como maestra de matemáticas y lectura.

En ese momento ya había realizado estudios en matemáticas y física.

Sin abandonar las aulas en Fusagasugá, asistía a claustros en Bogotá donde terminó estudios de derecho, economía y administración de empresas.

Para entonces, en la década de los setentas, ya había constituido una empresa avícola en Fusagasugá.

La familia de Leonor Serrano de Camargo está conformada por su esposo, el senador Gabriel Camargo Salamanca y sus hijos, Catherine y César.

Al final de los años setentas fue diputada a la Asamblea de Cundinamarca y cuando el pueblo tuvo la oportunidad de elegir a su alcaldes, ella fue la primera en Fusagasugá.

Las prioridades de Leonor Serrano de Camargo para el departamento se relacionan con la optimización de los servicios básicos y el apoyo al campo.

Para el mejoramiento de los servicios públicos y la salud integrará los recursos departamentales y municipales.

También aumentará a cobertura de la educación en el departamento bajo una amplia participación de los maestros.

SANTANDER Mario Camacho Prada Su frustración fue no haber podido estudiar medicina, porque cuando intentó ingresar a la Universidad Industrial de Santander los problemas estudiantiles habían generado el cierre de la facultad.

Decidió entonces ingresar a la Universidad Santo Tomás de Aquino, donde se orientó por el derecho. De 37 años, Camacho nació en el barrio Modelo de Bucaramanga, un 22 de abril. Su bachillerato lo hizo en el Instituto de Comercio, donde luego fue profesor, actividad que ejerció para pagarse sus estudios universitarios.

Sus vecinos le recuerdan como un muchacho extrovertido, brillante y muy estudioso, pero demasiado serio, casi al punto de no poder sacársele una sonrisa sin esfuerzo.

Está casado con Lucy Patricia Herrera, aún estudiante de derecho, con quien tiene un hijo, Jorge Iván, en compañía de los cuales todos los fines de semana suele visitar la provincia, que le dio el triunfo en las urnas.

En sus ratos de ocio se entrega a leer Historia o libros sobre temas actuales y a escuchar boleros o música colombiana.

Pocas veces sale a bailar y de vez en cuando se toma sus tragos en compañía de los amigos, que le ayudaron en su campaña. Quien le conoce, sabe que Mario Camacho, es amigo de sus amigos.

En cuanto a las comidas, prefiere las que le prepara Marujita , su madre, que a veces lo consiente con sancochos de cola de buey, con la sazón casera.

A la política se vinculó desde que estaba en el bachillerato, cuando hizo parte de las Juventudes Comunistas (Juco). Posteriormente fue fundador en Santander del Nuevo liberalismo. El único cargo público que ha ocupado es el de secretario del Concejo de Bucaramanga. Fue elegido concejal, diputado y obtuvo una curul en la Cámara de Representantes hasta 1992, cuando fue designado Embajador en Nicaragua.

Formó parte de las juntas directivas de la Empresa Licorera de Santander y del Fondo de Desarrollo industrial (Fondiser), empresas que ahora, desde el primer cargo del departamento, tendrá la oportunidad de rescatar.

MAGDALENA JORGE CABALLERO CABALLERO Inquieto e impulsivo pero con unas metas muy fijas, a sus 28 años, el nuevo gobernador del Magdalena, Jorge Caballero Caballero, es un abogado de la Universidad del Norte que ejerce un liderazgo por naturaleza, pues tiene el don de ganarse el auditorio.

La política le llegó desde niño y por ancestros, pues procede de una familia que ha influido en la vida de los pueblos magdalenenses ribereños.

Pero su juventud, a pesar de ser uno de los fuertes para hacer política, es también su talón de Aquiles frente a sus opositores, pues lo señalan como inexperto frente a los problemas del Magdalena.

Buen bailador de cualquier música, prefiere vallenatos, merengue y salsa. También gusta de las pastas, el sancocho costeño y la comida al horno.

Por ser el menor de cuatro hermanos (Silvia, José Ignacio y Andrés, quienes residen en Barranquilla) siempre ha sido el consentido, sobre todo de su hermana Silvia por quien profesa un especial cariño.

RISARALDA Diego Patiño Amariles Este ingeniero pereirano de 38 años, egresado de la Universidad Nacional de Colombia de Manizales, está casado con Soledad Ochoa, con quien tiene dos hijos, Juan Diego de 5 años y Daniel de 3.

Ocupó por espacio de 38 meses, durante la administración Barco Vargas, el cargo al que nuevamente llegó por elección popular.

Patiño Amariles, se jacta de ser un esposo fiel. Comenta que conoció a quien es hoy su esposa, por aquello de la química. Fue un flechazo a primera vista. Duramos cinco años de novios y llevamos nueve de habernos casado Sus lecturas preferidas están relacionadas con documentos que contienen normas jurídicas y muchos textos que hacen referencia a leyes y a la Constitución.

Oye radio y prefiere de la televisión los programas de opinión y los noticieros. En materia musical lo llenan los temas de Héctor Lavoe.

Considera que en la políticay el presidente del Congreso Juan Guillermo Angel Mejía ha sido su mejor amigo, advirtiendo que su formación política la recibió del ex presidente César Gaviria Trujillo.

Reconoce que como parlamentario de Risaralda nunca se sintió cómodo. No compartía ciertas prácticas al interior de ese órgano lesgislativo. Cuando empecé a acostumbrarme, ya se me había acabado el tiempo en esa corporación sostiene.

Hacer de Risaralda un departamento con verdaderas posibilidades de empleo productivo, lo han motivado nuevamente a llegar a ocupar el primer cargo seccional.

Se describe como un hombre bondadoso, sensible y que se conmueve fácilmente.

Es factor, expresa Patiño Amariles, le permitirá que en su gestión de gobierno, se puedan resolver muchos problemas de las comunidades más pobres y vulnerables de Risaralda.

Huila Jaime Lozada Perdomo El mayor de nueve hermanos, dos mujeres y siete varones, es considerado el vocero de la familia. Moreno y de ojos claros es el consentido de su madre que vive en el municipio de Teruel, a cincuenta kilómetros de Neiva.

Economista graduado en la Universidad de América en Bogotá, con muchos amigos, gracias a su sencillez, ha logrado escalonar una carrera política de gran reconocimiento (por lo menos esa es la apreciación del círculo donde Lozada se mueve).

El poco tiempo que le queda los fines de semana lo invierte en su finca cerca de Neiva al lado de Gloria Polanco, su esposa, y tres varones de 10, 8 y 4 años de edad. Ellos son Jaime Felipe, Juan Sebastián y Daniel Julián.

Nada nervioso, pero sí amable, respetuoso, franco, directo y sencillo, Lozada tiene una sonrisa en sus labios cuando se dirige a las personas con quienes comparte.

Habla de una experiencia de 25 años y cita uno por uno los cargos desempeñados en su mayoría dentro del Gobierno.

QUINDIO Belén Sánchez Cáceres A Belén Sánchez Cáceres, la mujer de los tres acentos ortográficos, un accidente marcó definitivamente su ingreso a la política cuando sólo contaba con 21 años.

Una granada arrojada al campero en que se transportaba su padre, Marconi Sánchez Valencia, en diciembre de 1983, originó la muerte del político liberal que en ese entonces se desempeñaba como concejal del municipio de Montenegro, al occidente del Quindío.

En vez de amilanarse por la tragedia, Belén tomó las banderas políticas de su padre y continuó al frente del grupo liberal que dirigía el desaparecido líder.

Esa determinación de enfrentar sin ambages los retos que le deparaba el destino, la llevó a culminar su carrera de derecho en la universidad La Gran Colombia de Armenia y a desempeñarse como funcionaria de la contraloría departamental, vicerrectora administrativa de la universidad del Quindío, secretaria de gobierno de Armenia y gobernadora del Quindío en 1990, durante el gobierno del ex presidente, Virgilio Barco Vargas.

ANTIOQUIA ALVARO URIBE VELEZ Casi todas las mañanas Alvaro Uribe Vélez sale de su apartamento y trota por distintos sectores de la ciudad. Otras mañanas recorre en bicicleta entre treinta y cuarenta kilómetros y, cuando puede, hace 1.500 metros libres en natación.

Pero, además del atletismo, el ciclismo y la natación, cada amanecer practica el yoga. Fuera de mantener en buen estado físico, dice Uribe que estas actividades le permiten tener mucha tranquilidad en el combate político y conservar la calma, para no reaccionar al impulso de las primeras emociones, así como para controlarse ante las provocaciones y proceder con sensatez y con tolerancia.

Sin embargo, pese a su dedicación al deporte y al yoga no es una persona apegada a regímenes alimenticios, come de todo. La gran virtud que hay que destacar en los políticos, agrega, es la elasticidad de su estómago . No tiene predilección por plato alguno, a todos les encuentra su gusto.

Eso sí, no fuma. Pero, de vez en cuando, se toma sus aguardientes. No necesito sino dos para hablar paja , afortunadamente no soy agresivo. Más bien libero la alegría con poemas , dice Uribe.

En efecto, su esposa Lina María Moreno, sus hijos Tomás y Jerónimo Alberto, al igual que algunos de sus amigos y contertulios habituales han disfrutado con la declamación.

Desde las seis de la mañana está en pie. A eso de las once de la noche, ya está descansando. Es una disciplina que adquirió hace bastante tiempo. Desde su época de estudiante de bachillerato en el Instituto Jorge Robledo, la que continuó en su período universitario como estudiante de Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad de Antioquia y sus posgrados en Harvard.

Uribe se inició en la política cuando todavía no tenía uso de razón. Fue pregonero, voceador de papeletas electorales en los días de elecciones y, estando en la universidad, fue seducido por las ideas de Alfonso López Michelsen.

Muchos de quienes conocen un poco la carrera de Uribe, se preguntaban en un principio por qué ese embeleco de ser gobernador. Pero él piensa que tiene un deber para con Antioquia.

El departamento, dice, ha tenido muchas dificultades. Ese es un gran reto, bello reto que con la ayuda de todos se verán los resultados. Cuando el presidente Samper me honró con la propuesta de que lo acompañara en su gobierno, yo le contesté, doctor ayúdeme a ser un buen gobernador de Antioquia .

CAUCA RODRIGO CERON VALENCIA Tiene la figura clásica de un profesor de antaño, serio, estudioso y reposado. Se graduó como abogado en la Universidad del Cauca y el Derecho Comercial y Administrativo es su especialidad.

Cumplirá 41 años el 11 de enero del próximo año, pero la capital lo conoce desde que hizo una gestión importante cuando fue alcalde, en la Administración de César Tulio Vergara Mendoza.

Hombre que ha tenido grandes responsabilidades, además de la cátedra de Derecho Comercial en la Escuela de Derecho de la Universidad del Cauca, fue secretario de Hacienda del departamento, consultor institucional y financiero y coordinador del Programa de Asistencia Técnica al Plan de Ajuste del Sector de Agua Potable y Saneamiento Básico en el Occidente colombiano.

Vinculado a la Empresa Centrales Eléctricas del Cauca, Cedelca es un entendido ya en cuestiones de generación de energía. Defensor de los recursos naturales, especialmente los hídricos. aboga por que se dicte la cátedra de Manejo Ambiental y Ecológico desde la primaria.

De Cedelca entró de lleno al ambiente político como aglutinante de las dispersas fuerzas liberales, que lo llevaron a la victoria en medio de una división polarizada.

Su gestión frente a la Alcaldía, se recuerda, porque se vieron las obras. Desde un anillo vial que comenzó en el Hospital Susana López de Valencia hasta la vía a El Tambo.

Diplomado en Calidad Total, ha aplicado la teoría a la práctica y se ha rodeado de expertos, técnicos y estudiosos para planificar y sacar avante planes de expansión hidroenergética.

Tiene unas ideas precisas para reordenar un departamento.

El hogar de Cerón Valencia lo integran su esposa Ana Lucía Martínez, Santiago su hijo, es estudiante del Colegio Campestre Americano y tienen un french poodle como mascota Natacha .

Cerón Valencia, entre sus preferencias musicales está a la cabeza el rock, el whisky, de vez en cuando, porque es hipertenso. Su pasatiempo la lectura de temas económicos, lo que mas detesta, la mentira. Lee periódicos, poco va a cine, de la televisión, se queda con los noticieros y programas de opinión, y de videos, los que alquila su hijo Santiago.

BOLIVAR MIGUEL NAVAS MEISEL A sus 53 años, Miguel Navas Meisel tiene en una niña de seis, su nieta Daniela, el más cercano motivo para sentirse dichoso. Con ella juega en casa, la lleva a pasear, la baña en el mar, la mima y cuando está dormida la contempla siempre sonriendo. Separado hace doce años y padre de dos hijos, Elizabeth y Miguel José, practicó el béisbol en su juventud pero ahora prefiere el softbol. Por mucho tiempo se dedicó a la ganadería con gran éxito pero abandonó el campo por la inseguridad y creó una empresa que se dedica al descargue de buques atuneros en Cartagena, Barranquilla y Buenaventura. A la mesa se sienta para disfrutar de carnes o pescados, punta gorda o pargo a la plancha de preferencia, pero nunca debe faltar el plátano maduro. Agrónomo de la Universidad de Corner, Nueva York, habla perfectamente el inglés. Ex gobernador de Sucre entre 1976 y 1978, ex diputado de ese departamento y representante a la Cámara, la política ha sido una permanente opción en su vida.

CESAR Mauricio Pimiento Barrera Político precoz, desde los doce años Mauricio Pimienta Barrera pegó carteles, perifoneó, pintó muros y movilizó sufragantes a favor de Pepe Castro y Edgardo Pupo Pupo después de anunciarle a sus padres Lucila y José Antonio y a sus ocho hermanos que sería ciclista y político liberal. Pronto abandonó el ciclismo, y se quedó con la política.

El nuevo gobernador de los cesarenses es ordenado y exigente, sobre todo con el cuidado de su ropa. También malgeniado -aunque logra dominarse- cuando no le resultan sus planes.

Casado y separado, busca siempre compartir con José Martín y María Cristina, sus dos hijos, cada momento libre.

A sus 33 años, este abogado de la Universidad Libre que nació en Bucaramanga y lo trajeron a los tres años a Valledupar, junto con sus primeros seis hermanos, renunció a la gerencia general del Fondo DRI para lanzarse en busca de la Gobernación en forma que desafió las costumbres políticas del Cesar, pues no pidió permiso a padrino alguno.

CORDOBA CARLOS BUELVAS ALDANA Carlos Miguel Buelvas Aldana abandonó la lectura de los clásicos americanos y la tranquilidad de su hogar para adentrarse de lleno en la política. Enfermos y enfermeras del San Juan de Dios de Sahagún lo añoran.

Su paso por la gerencia de la lotería de Córdoba fue definitivo para salvar esta empresa que marchaba directo al desastre.

En el deporte también está su impronta. En la presidencia de la Liga de Softbol de Córdoba y como miembro de la federación de este deporte se destacó e incrementó su práctica a nivel departamental y nacional, dándole la sólida estructura que hoy tiene.

No cree en ageros y es católico. Le gustan los sancochos y guisos de gallina criolla o montañera. Su color preferido es el blanco. Viste casi siempre pantalón blanco con zapatos del mismo color. Le gusta bailar porros sabaneros y salsa. Toca muy bien el acordeón y es un prolífico compositor de vallenatos.

Está casado con María Cristina, licenciada en educación, quien lo define como una persona muy amorosa, calmada y siempre dispuesto al diálogo.

Tiene tres hijos: Carlos Alberto, geólogo de la Universidad Industrial de Santander; María Inés, que termina este año medicina, en la Escuela Colombiana de Medicina de Bogotá, y Juan Fernando, que inicia sus estudios de ingeniero civil.

CHOCO Franklin Mosquera Montoya Como era tartamudo hasta los primeros años de universidad, ni él ni nadie se imaginaban que algún día se convertiría en un político. La verdad es que Franklin Mosquera Montoya nunca alimentó esa posibilidad. Más bien se dedicó de lleno a sus estudios. Disciplinado, estudioso y responsable, se destacó con matrículas de honor en el Colegio Carrasquilla.

Otra de las razones por las que se dio a conocer en el medio fue por la práctica deportiva. En la década de los setentas, Franklin se dedicó al ciclismo. Pero sus amigos lo recuerdan como un niño llorón, que no soportaba perder las competencias. Su dedicación y talento de deportista permitieron que se consagrara campeón en 1973, en los primeros Juegos del Pacífico realizados en Bahía Solano.

Cuando finalizó su bachillerato su padre lo mandó con su hermano Milton para Bogotá. Según su hermano, una experiencia maravillosa que les permitió la soledad de la gran ciudad y probar su capacidad de acoplamiento, y responsabilidad. Milton dice que los recursos los manejaba Franklin, porque era más serio.

Los problemas del habla los fue solucionando poco a poco. Su tendencia seguía inclinada hacia el derecho y realizó un postgrado en Derecho de Familia. Cuando terminó, se devolvió para el Chocó y se desempeñó durante cerca de siete años como Director de Bienestar Familiar. Según sus allegados, fue entonces cuando algunos amigos empezaron a venderle la idea de trabajar en la política. Esta aspiración a la gobernación se convierte en su primera experiencia en ese campo.

Como administrador de Bienestar Familiar ganó varios años la medalla El Castellano de Oro , condecoración que entregaba la gobernación, a quienes se destacaban como los mejores dirigentes del departamento.

Aunque por su seriedad a veces da la sensación de ser hosco o petulante, sus conocidos dicen que es más bien tímido. Extrovertido cuando está en familia, pero muy serio en su trabajo. Algunas personas que trabajaron con él dicen que las determinaciones las toma sin dejarse influenciar por lo que piensan los demás. Por eso dicen que es terco en su forma de pensar e intolerante con las acciones irresponsables. Descomplicado en su vestir, prefiere el color azul en todos los tonos. En su hogar es sereno, pero afectuoso con su esposa Digna Esperanza Lozano y sus dos hijos varones.

NARIÑO Eduardo Albornoz Jurado Como hombre de buen carácter, poco detallista, lector, madrugador, deportista, pero inútil para ayudar a las labores de la casa, se define el nuevo gobernador de Nariño, Eduardo Albornoz Jurado.

Nació en San Juan de Pasto, un 21 de julio de 1940. Es ingeniero agrónomo de la Universidad de Nariño.

Desde hace 23 años está casado con Ana María Romo, con quien tiene tres hijos: Marcel Eduardo, de 22 años; Alan Alfredo, de 17 y Cristian David, de 6.

Se ha desempeñado en la secretaría de Educación, la Corporación Forestal de Nariño, la Corporación Financiera del Transporte y la gerencia regional de Telecom, entre otros. Es un convencido de que si se quiere sacar adelante al departamento, este debe ser un compromiso de todos y no de uno solo como gobernante .

NORTE DE SANTANDER SERGIO ENTRENA Un hombre carismático qu como buen cucuteño, le encanta el mute santandereano y los pasteles de yuca, es amigo de la rumba y le gusta madrugarle al trabajo. Economista de la universidad Jorge Tadeo Lozano y con cuarenta y seis años de edad, Sergio Entrena es el nuevo gobernador de Norte de Santander.

Le consideran los cucuteños hombre con mucho carisma y don de gentes. Cae bien a primera vista, tanto por su forma de ser como por su actitud abierta y espontánea.

Quienes lo conocen dicen que es trabajabador y siempre anda pendiente de sus amigos y de su familia.

Desde hace dieciocho años comparte su hogar con Miryam Fernández de Entrena, una cucuteña que lo conquistó y lo llevó al altar a los 28 años. Hoy es padre de tres varones, Sergio Andrés, de quince años; Carlos Alberto, de doce y Juan Sebastian, de cinco.

Entre los cargos públicos que Entrena ha desempeñado se destaca su paso por la dirección seccional del Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena) y la gerencia de la Cámara de Comercio de Cúcuta.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.