PAUSELINO NO QUIERE POLÍTICOS EN CÚCUTA

PAUSELINO NO QUIERE POLÍTICOS EN CÚCUTA

El ex sacerdote Pauselino Camargo se convirtió para los cucuteños, después de los resultados electorales, en la persona que derrotó a la vieja política y que triunfó no obstante los cuestionamientos que se le hicieron desde distintos sectores. Algunos sectores consideran que el nuevo Alcalde gobernará con personas que no cuentan con la experiencia y que muchos asocian con grupos alzados en armas. Es la expectativa con que reciben críticos y muchos cucuteños al nuevo mandatario de la capital nortesantandereana.

31 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Lo paradójico es que este hombre de 35 años acaba de dejar las sotanas sacerdotales para emprender una campaña de tres meses que concluyó con su llegada a la Alcaldía.

Pauselino Camargo nació el 10 de febrero de 1959 en Labateca (Norte de Santander).

Realizó sus estudios superiores en el Seminario Mayor de Pamplona en Filosofía y Teología en el Seminario Mayor de Tunja.

Su beligerancia asumida desde el púlpito, en las Iglesias de los barrios Antonia Santos y Villa Esther, lo llevaron a convertirse en el presidente de la Asociación de Juntas Comunales de Cúcuta.

Para emprender su última etapa dentro de su campaña, el ex sacerdote se levantó a las 6:00 de la mañana de ayer pensando en la jornada electoral. Dijo que lo primero que hizo fue pedirle a Dios que le ayudara .

Posteriormente acudió a misa en la parroquia de Nuestra Señora de la Candelaria en el barrio Sevilla, en el norte de la ciudad, donde ofreció la Eucaristía para que en Cúcuta haya paz.

En sus declaraciones aseguró que gobernará con honestidad y posteriormente invitará a los hombres honestos para que le colaboren en ese trabajo.

También dijo que cuenta con un equipo de 18 profesionales suficientemente capacitados para que lo acompañen en su gestión administrativa.

Así mismo, descartó la participación de liberales y conservadores en su alcaldía, pues esta será independiente para evitar la presión de los políticos de turno en la ejecución de obras.

El nuevo Alcalde considera como las obras más importantes para realizar bajo su administración el nuevo acueducto, la recuperación de vías, los programas de vivienda de interés social, la industrialización de la ciudad para generar nuevos empleos, la reorganización del tránsito automotor y la recuperación del espacio público.

Para su administración dijo que en los primeros seis meses buscará una persona que continúe con sus obras, porque piensa regresar pronto al ministerio de la Iglesia.

Por eso, dijo, preparará un buen grupo para que siga el proyecto político y para demostrarle a la clase dirigente de la ciudad que quien quiere trabajar lo hace y con mucho amor.

Pauselino descarta en su administración todo tipo de oposición porque según él su programa coincide con el de los veinte concejales electos.

Advirtió que de ser necesario, apelará a los cabildos abiertos para solucionar los grandes conflictos de la comunidad y que respetará la carrera administrativa de los 600 empleados adscritos a su despacho.

Un alto oficial del Ejército quien pidió mantener su nombre en reserva, dijo que la elección de Pauselino Camargo es contraproducente para el desarrollo de la ciudad.

Sostuvo que no es prenda de garantía para resolver los graves problemas por los que atraviesa la región, como es el desempleo y el crecimiento de la guerrilla en los sectores populares de donde salió su candidatura .

Otros lo asocian por su parecido físico con el fallecido ex sacerdote Camilo Torres Restrepo.

Pauselino Camargo no estaba muy seguro de conseguir la alcaldía. Por tal razón, preparó desde muy temprano un discurso en el eventual caso de ser derrotado.

Al tráfico de cemento, arena, grava, mercados y cantidades millonarias de dinero atribuyó mi derrota.

El clientelismo definitvamente sigue imponiéndose por encima de los intereses de la comunidad, que en el período de tres alcaldes liberales, la ciudad fronteriza sigue sumida en el olvido .

Pero, a última hora cuando se conocieron los resultados electorales, el nuevo Alcalde de Cúcuta no tuvo más opción que guardar su discurso de derrota en un bolsillo.

Luego, al aceptar su triunfo tuvo que improvisar las palabras como nuevo alcalde de Cúcuta.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.