INTELIGENCIA DON DE RICOS Y BLANCOS

INTELIGENCIA DON DE RICOS Y BLANCOS

Son más inteligentes los blancos que los negros? la inteligencia es hereditaria? Sería usted paritario de crear un mecanismo para que sólo existan mentes superiores ? Sabe usted cuál es su cociente intelectual? Tiene idea de cuántas veces se lo han medido sin que usted se haya dado cuenta? El tema de la inteligencia está candente en Estados Unidos. Lo puso en la escena un polémico libro que plantea que hay 12,5 millones de estadounidenses sin capacidad intelectual para ascender en la escala social. Que hay 62,5 millones de lerdos o muy lerdos (Cerca del 25 por ciento de la población que incluye a negros e inmigrantes). Y que la cuarta parte de la población negra de ese país tiene un cociente intelectual por debajo de 75. Es decir, está al borde mismo del retardo mental.

31 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Inteligencia: don de muy pocos? Son más inteligentes los blancos que los negros? La inteligencia es hereditaria? Sería usted partidario de crear un mecanismo para que solo existan mentes superiores ? Sabe usted cuál es su cociente intelectual? Tiene idea de cuántas veces se lo han medido sin que usted se haya dado cuenta? El tema de la inteligencia está candente en Estados Unidos. Lo puso en la escena un polémico libro que plantea que hay 12,5 millones de estadounidenses con falta de capacidad intelectual para ascender en la escala social. Que hay 62,5 millones de lerdos o muy lerdos (cerca del 25 por ciento de la población, que incluye a negros e inmigrantes). Y que la cuarta parte de la población negra de ese país tiene un cociente intelectual por debajo de 75. Es decir, está al borde mismo del retardo mental...

El libro, La curva de campana , fue escrito por el sociólogo Charles Murray y el sicólogo Richard Herrnstein y acaba de lanzarse. Para ellos, la brecha intelectual entre estos dos grupos es apabullante y ello explica porqué muchos negros parecen condenados a la pobreza.

Y le suman un agravante: un 60 por ciento -quizá más- de la inteligencia es hereditaria. De manera que las medidas que se tomen para cambiar la situación de estos grupos son poco útiles.

Propuestas indecentes Los autores proponen que se acabe la seguridad social, para que disminuyan los nacimientos entre mujeres pobres con bajo cociente intelectual; que se cambien la leyes de inmigración a favor de los más capaces y que se deroguen ciertas disposiciones laborales que encubren y protegen a los más ineptos intelectualmente .

Hace 30 años, un científico publicó un estudio similar donde llegó a proponer que a las personas con bajo cociente intelectual se les pagara para que se esterilizaran.

Quiénes eran o no dignos de perpetuar su estirpe, era una decisión que dependía de los resultados de pruebas de cociente intelectual (CI), un instrumento al que se han aferrado, desde hace casi un siglo, científicos, empresarios y gente del común para clasificar a las personas.

Sin embargo, el CI tiene sus enemigos. Muchos académicos se preguntan hasta dónde ésta es una medida válida de la inteligencia o, más allá: qué es la inteligencia.

A pesar de todo, el CI es utilizado en EE.UU. y en otros países occidentales, para seleccionar a la gente que ingresa a colegios, universidades y empresas.

Amigos y enemigos Para los opositores, la importancia que se le da al CI no es merecida y suele prestarse para manipulaciones políticas. En el caso del libro polémico, Alvin Poussaint, un destacado investigador de la Universidad de Harvard, consultado por la revista Newsweek, que dedicó su portada al tema, dice se trata de una artimaña racista útil para quienes buscan excusas para hacer menos por los más desfavorecidos.

Para los blancos ya predispuestos a creer que los negros son inferiores, esta es un nueva confirmación de sus prejuicios. Además, muchos negros han oído esto durante muchos años. Pero el mensaje del libro les hace gran daño a los afroamericanos más jóvenes , asegura Poussaint.

En Colombia, también existen amigos y enemigos del CI. Sus adeptos no se explican por qué no se ha hecho obligatoria esta prueba en los colegios, ya que da un perfil muy completo de unas aptitudes importantes de los estudiantes , afirma Miguel de Zubiría, director de la Fundación Alberto Merani para el Desarrollo de la Inteligencia.

A una edad oportuna y temprana, padres y profesores sabrían qué hay que corregir para que la inteligencia no se frene , explica.\ En esta institución, la determinación de CI es un requisito de ingreso. Nosotros hemos tenido casos de niños cuyos padres solicitan la evaluación porque creen que son inteligentes. Cuando el informe dice que su capacidad está en 70, o sea, bastante por debajo del promedio, la impresión nuestra es que los padres nos dicen mil gracias, ahora ya entendemos qué es lo que le pasa al niño. Puede ser bueno en otras cosas pero no va a ser gerente, ni presidente de una compañía, ni académico .

Y ese es justamente el argumento de quienes censuran esta medición. El pedagogo Jaime Carrasquilla dice que la gente no puede clasificarse en brutos e inteligentes. Simplemente porque existen múltiples inteligencias o habilidades que unos tienen más desarrolladas.

Carrasquilla cita a Howard Gardner, un sicólogo que revolucionó el tema al plantear siete tipos de inteligencia: lógico-matemática, musical, de lenguaje, conocimiento de sí mismo, conocimiento de los otros, representación espacial y uso del cuerpo para resolver problemas.

Los individuos se diferencian en la intensidad de estas habilidades y en la forma como las combinan para llevar a cabo diferentes labores, para solucionar problemas, y progresar , explica Carrasquilla.

De Zubiría no discute este planteamiento, pero asegura que si necesitamos gente que piense, que tome decisiones y saque conclusiones, la mejor medida es el CI. Hoy por hoy la prueba más importante de un gerente es su capacidad intelectual, más que su profesión.

Es por eso que la inmensa mayoría de selección de ejecutivos se está realizando hoy con pruebas de CI. También el examen del ICFES, según De Zubiría, ha comenzado, desde hace unos años, a ser lo más parecido a una prueba de estas.

Christian Hederich y Angela Camargo, matemático y pedagoga del Centro de Investigaciones de la Universidad Pedagógica, opinan que el CI está centrado únicamente en el razonamiento matemático y verbal, y eso lo convierte en una herramienta importante en una cultura fundamentada en la lengua escrita y en el pensamiento técnico.

Pero esto no es lo único que comanda la inteligencia humana. Es una habilidad como cualquier otra, pero se le atribuye demasiado peso , afirman..

Dicen que medir el CI es comparar a la gente, ponerle un lugar en la fila. Y lo que estudios como este deberían averiguar es qué habilidades particulares tienen las minorías. Seguro que las tienen y, en mucho, nos deben superar. Sus mecanismos de cohesión social, sus patrones de resolución de conflictos, el reconocerse como parte del ambiente y no como su opositor, son formas de ser y actuar que requieren habilidades cognitivas tan elaboradas como las que miden los test de CI .

La prueba La prueba nació en Francia en 1907 con la intención de pronosticar el desempeño escolar de los estudiantes franceses.

Tiene dos grandes componentes: verbal e inteligencia práctica y perceptual. De esas dos grandes medidas sale el CI total.

La prueba mide comprensión, vocabulario, velocidad de aprendizaje, capacidad de manejar símbolos y signos, asociación, comprensión, semejanzas, analogías... En general, habilidades valoradas por las empresas. Por eso, una gran mayoría del país usa el CI para seleccionar a sus altos ejecutivos.\ De acuerdo con la edad de la persona se aplica la prueba diseñada para niños o la otra para adolescentes y adultos.

Es la mejor medición que existe. De ahí a que sea perfecta hay mucha distancia , dice De Zubiría. Entre sus limitantes está que no puede aplicarse desde edades muy tempranas. Según De Zubiría hay que hacerlo, mínimo a los cinco años. Y eso, a pesar de que sabemos que la mitad de la capacidad intelectual se ha desarrollado a los cuatro años , dice.

La evaluación es menos confiable, a más temprana edad, entre otras razones, porque los niños son variables, inestables, se cansan y aburren rápidamente y a veces dan respuestas como para salir del paso. Así no se tiene certeza si un coeficiente salió bajo porque el niño no estaba de ánimo para contestarlo.\ A los 12 años, la confiabilidad de la prueba es casi total.

Lo que se hereda no se hurta Por lo menos la mitad de la inteligencia es heredada. El desarrollo de la otra mitad depende de factores como la nutrición, el contexto familiar y social y la escolaridad.

A nivel biológico, influye la cantidad de neuronas que se tengan. Hay cerebros con 11 mil millones, otros con 14 mil millones -que es el promedio- y otros con 18 mil millones. Esto es hereditario.

Las neuronas son células que para desarrollarse necesitan proteínas que se encuentran en alimentos como yoghurt, queso, carne y pollo, a los cuales mucha gente no tiene acceso, pues son más costosos.

Se ha demostrado que la desnutrición y el abuso de drogas pueden tener impacto crucial sobre las capacidades intelectuales del hijo en gestación.\ También influyen la relación que tenga el niño con sus padres y el afecto y los estímulos que reciba en el hogar.

La escuela también es determinante. Un sistema educativo rígido, memorístico, repetitivo, que no fomente la creatividad, el análisis y la comprensión puede estancar el desarrollo intelectual.

Igualmente, niños sin una exposición temprana a la lectura o a los números pueden estar en desventaja y eso se manifiesta posteriormente como inteligencia reducida.

Los datos que arrojó un estudio realizado por la Fundación Merani, reflejan el impacto que el medio sociocultural tiene en la inteligencia. Los niños de la calle pueden tener un coeficiente por encima de 100, más alto que el promedio.

Según De Zubiría, estos niños son más inteligentes porque explotan sus capacidades más que los niños que están sentados en un salón de clase tradicional. Su ambiente es más rico para la inteligencia. El problema es que si se vuelve a medir el CI a los 15 años, ya se ha estancado , dice.

Por otra parte, Camargo y Hederich, que adelantan una investigación sobre los estilos cognitivos o maneras de pensar de los colombianos, no han encontrado diferencias sustanciales entre las habilidades cognitivas de poblaciones de blancos y de negros. Existen más diferencias entre dos culturas blancas, la paisa y la santandereana, que entre estas razas.

Sí encontraron diferencias entre los negros de las poblaciones urbanas y los de las rurales, pero son las mismas que se registran entre los blancos de pueblos y de ciudades.

Según ellos, existen muchas variables que influyen en la inteligencia de comunidades como la de los negros de Estados Unidos y que no tienen nada que ver con la raza. La escolarización, la alimentación, una historia de 200 años de esclavitud que se conserva en su memoria colectiva, etcétera.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.