Secciones
Síguenos en:
12 niñas al hospital por coctel de drogas

12 niñas al hospital por coctel de drogas

*Jazmín ya le había dicho a *Vanesa que quería ahogarse en la tasa de un sanitario.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
21 de abril 2007 , 12:00 a. m.

El jueves, en una conversación telefónica, ella le recordó sus deseos suicidas. Vanesa le contestó que si las dos estaban aburridas mejor tomaran antidepresivos, que su papá tenía. Ella se comprometió a llevarlos el viernes al colegio La Presentación, en el barrio Las Ferias.

Y así fue. Ayer, el llegar al centro educativo, Jazmín y Vanesa empezaron a ofrecer las pastillas a sus amigas. En total, 12 probaron los medicamentos, lo que provocó una emergencia que tiene en cuidados intensivos a una alumna y bajo observación a 11.

La causa fue una mezcla de antidepresivos, antibióticos, analgésicos y pastillas para problemas de presión.

Algunas aceptaron probarlos por curiosidad, y no por que tuvieran ideas suicidas. *Diana fue una de quienes las recibió. “Ellas me dijeron: ‘trajimos esto, tú verás si quieres tomarlo’. Yo me tomé cuatro pastillas anaranjadas. Quería experimentar nuevas sensaciones”.

El caso de Diana parece ser el de la mayoría de estudiantes involucradas.

Así lo ratifica *Carolina: “Nosotras pensábamos que quedaríamos como borrachas y nada más”.

Ricardo Baquero, padre de una de las menores hospitalizadas califica el hecho como “una locura de adolescentes” y descarta las versiones de presiones académicas e intento de suicidio. “Mi hija no perdió materias y de igual manera lo hizo”, agrega.

Otro testimonio es el de *Carolina, quien amaneció hoy con una sonda en la nariz, una manguera en el brazo y los ojos hinchados. No sabe cómo llegó ayer al Hospital de Engativá; solo recuerda que se sintió muy mareada.

“Antes de entrar a estudiar, a las seis y media, Vanesa, una compañera de otro curso, me ofreció unas pastillas. Ella me dijo que eran para el estrés, que nos relajaría”.

Sin embargo la relajación se convirtió en mareo. Algunas niñas se quejaron de que les faltaba al aire y otras se desmayaron. Esto puso en alerta a los profesores, que después de identificar a las niñas drogadas las llevaron al Cami del barrio Las Ferias.

De allí fueron trasladadas al Hospital de Engativá, junto con cuatro niñas más que sufrieron una crisis nerviosa al ver a sus compañeras.

La menor que estaba en cuidados intensivos fue trasladada a la Clínica Cardio Infantil. Anoche, una fuente del centro asistencial reportó que la paciente podría requerir, de por vida, un marcapasos.

Un equipo de psicólogos de la Secretaría de Salud evaluó a las niñas, y aunque no tienen un dictamen definitivo, el psicólogo del Hospital de Engativá, Hernán Ravelo dijo que el hecho es preocupante: “Travesura o no, pasó. ¿Dónde pudo desembocar eso? No sabemos”. Con su versión coincide Ester Hernández, gerente del Hospital quien dice que “si a las niñas no se les hace el lavado gástrico a tiempo la situación hubiera sido peor”.

Para Mónica Yépez, madre de *Diana, el hecho la tiene bastante molesta con las directivas del colegio, pues cuando ella llegó a ver a su hija, las profesoras le dijeron que ella llegó dopada al colegio. “Yo sí creo que influyó la presión del colegio. El sábado hubo entrega de notas y mi hija perdió siete materias. Le dijeron que no le iban a quitar los ojos de encima”. Frente a esto la rectora, Judith León le dijo al canal RCN: “Ellas vieron una película donde tomaban drogas y quisieron experimentarlo por ellas mismas”.

*NOMBRES MODIFICADOS PARA PROTEGER LA IDENTIDAD DE LAS MENORES.

ESAS MEZCLAS PUEDEN SER MORTALES El coctel que consumieron las estudiantes contenía ansiolíticos, antibióticos, analgésicos, medicamentos para la diabetes y diuréticos. Por separado, estos elementos tienen efectos secundarios que dependen de la dosis y del tiempo de exposición. Esta mezcla en particular puede producir sedación, somnolencia, diarreas, baja severa del azúcar, enrojecimiento de la piel y arritmias cardiacas, entre otros efectos. Estos síntomas se relacionan con la proporción de cada uno de los componentes; sin embargo, la combinación de algunos de ellos puede aumentar el efecto negativo de otros.

Por ejemplo, el antibiótico utilizado multiplica la acción del depresor del sistema nervioso. En dosis altas estas mezclas pueden llegar a ser mortales.

El manejo de situaciones como esta se orienta a evitar que estas sustancias lleguen a la sangre, por lo cual se usan lavados gástricos, carbón activado y observación clínica, pues ninguno de los componentes tiene antídoto específico.

Las señales de alarma en colegios Por lo general estos casos evidencian algunos trastornos individuales que pueden potenciarse por la presión colectiva. Es importante tener en cuenta estos signos: Abierta manifestación de querer terminar con la vida.

Intentos fallidos de autoagresión.

Aislamiento severo.

Manifestación de baja autoestima.

Insomnio o exceso de sueño.

Pérdida del apetito.

Contacto con drogas.

Reserva sobre sus amistades Depresión diagnosticada Antecedentes de tratamiento psiquiátrico Bajo rendimiento escolar.

Abandono de sus tareas.

FUENTE: NANCY JANETH ANGULO, TOXICÓLOGA DE LA UNIVERSIDAD MILITAR.

TESTIMONIO Yo me tomé cuatro pastillas anaranjadas. Lo hice por curiosidad, quería experimentar nuevas sensaciones” Diana, nombre ficticio de una de las niñas, implicadas en el hecho

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.