SORPRESAS ELECTORALES EN CUNDINAMARCA

SORPRESAS ELECTORALES EN CUNDINAMARCA

nVarias sorpresas se vislumbraron en los resultados electorales para las 114 alcaldías de Cundinamarca. Es el caso de Fusagasugá, municipio de mayoría liberal, donde la izquierda le jugó una mala pasada a los rojos.

04 de noviembre 1994 , 12:00 a.m.

Cesar Augusto Manrique, de un movimiento cívico, aventajó a los liberales Pedro Aníbal Cárdenas Vélez -hermano del alcalde asesinado, Jorge Humberto Cárdenas Vélez- y a Jorge Enrique Hernández.

Manrique militó en el M-19 y representó a este movimiento en la Asamblea de Cundinamarca.

Los fusagasugueños culpan del hecho a la división del partido liberal. Ruptura que además fue bien equilibrada, solo 29 votos de diferencia hubo entre los liberales Cárdenas y Hernández.

Es así como las promesas de Pedro Aníbal de terminar las obras de su hermano no revivieron los votos de Manuel Humberto; y el apoyo de la gobernadora electa, Leonor Serrano de Camargo, no le alcanzó a Hernández para ganar.

Por esto último, la derrota de Hernández también fue sorpresiva, si se tiene en cuenta que era el candidato de Serrano de Camargo, quien para la Gobernación obtuvo en Fusagasugá 11.440 votos, mientras que él logró, prácticamente, la mitad (5.527).

Pese a que Serrano de Camargo se lanzó como candidata cívica cuando fue alcaldesa, en la práctica, este sería el primer alcalde por este tipo de movimientos, pues la Gobernadora electa siempre ha sido reconocida como liberal.

Y si la izquierda tiene ahora el mando en Fusa; a diez kilómetros, en Pasca, los liberales recuperaron la Alcaldía.

Allí, el liberal Gabriel Romero le arrebató -con 232 votos más- el mando, en los próximos tres años, al comunista Gabriel Romero.

La izquierda logró mantenerse en Cabrera en manos de Ancizar Cruz de la Unión Patriótica; y en Viotá se estableció con los 436 votos que le aventajó Manuel Salvador Molina Pérez, del partido Comunista, al liberal Nicolás Romero García.

En otros municipios el mando continuó en casa. La dinastía de los Clavijo Clavijo mantiene el poder en Quetame, donde fue elegido como nuevo mandatario Ruperto Armando Clavijo Clavijo, hermano del actual alcalde Omar Augusto y del primero por elección popular, Orlando.

Pero el poder de los Clavijo supera fronteras, Wilson es diputado a la Asamblea de Cundinamarca.

Mientras los 113 alcaldes actuales de Cundinamarca quedarán desempleados, el de Guataquí. Carlos Enrique Albadán, seguirá de alcalde. Pero de otra población.

Albadán decidió cambiarse a un pueblo vecino y con 702 votos ya es el nuevo mandatario electo de Nariño.

Y en Tocaima de secretario de Gobierno, el liberal Pedro Bernal Carrizosa pasó a ser alcalde electo. Claro que para llegar a la Alcaldía renunció a su cargo seis meses antes de elecciones.

Un hecho notorio en Girardot, fue la derrota por 874 votos del cacique liberal Luis Antonio Duque Peña frente al también liberal, Jairo Beltrán. Duque, quien ya había sido alcalde de la población, obtuvo 6.567 votos y Beltrán 7.441.

En Gachancipá, la sorpresa la dio un cívico de extracción conservadora ganador en un pueblo de trayectoria liberal. Pero más expectativa generó allí la elección de un Concejo, por primera vez, con mayoría azul.

De otra parte, los liberales fueron los ganadores en la mayoría de los municipios de la provincia del Tequendama. En Anolaima, en manos de Diego Alberto Ospina; Anapoima, Pedro Alejo Sánchez; Zipacón, Bernardo González; La Mesa, Hilda Gutiérrez; San Antonio, Jorge Olaya y Apulo, Eduardo Andrade.

Siete candidatos, entre ellos seis liberales y uno del M-19, se disputaron la Alcaldía de Tena. Al final todos se repartieron los 1.944 votos y se impuso el liberal Jesús Antonio Romero, por una diferencia de 140 votos sobre Mauricio Gaona.

Hubo municipios en donde las alcaldías se ganaron por menos de 200 votos.

En Lenguazaque de la disputa entre los tres conservadores resultó ganador, por tres votos, José Vicente Gil, sobre Pedro Mauricio Triana.

Hubo diferencias de 154 votos en Tibacuy; 185 en Tocancipá; 353 en Vergara; 152 en Vianí; 116 en Villapinzón y en Sutatausa el conservador Luis Boada ganó las elecciones con menos de 500 votos.

En Tibirita por veinte votos le ganó un liberal a un conservador, contrario sucedió en Susa, donde por 175 el conservador José Elías Ballesteros, se impuso sobre el liberal Luis Francisco Varela.

Por 88 votos le ganó un cívico a un conservador en Sesquilé y en Suesca 85 votos marcaron la diferencia entre los liberales Benedicto Quintero Quintero y Carlos Hernando González Rojas, éste último nuevo mandatario.

En Ricaurte la pelea la dieron dos mujeres liberales. El resultado: Inés Nuñez aventajó a María Eddy García con solo 40 votos En Choachí los conservadores continúan en el poder, en esta ocasión con Héctor Darío Clavijo Cruz.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.