Esta es la confesión que ‘Rasguño’ hará en E.U.

Esta es la confesión que ‘Rasguño’ hará en E.U.

Desde hace 24 horas, el narcotraficante más custodiado de Colombia se llama Hernando Gómez Bustamante, alias ‘Rasguño’, y la petición de blindar su seguridad en la celda de la cárcel de Cómbita (Boyacá) donde permanece recluido, llegó directamente del Gobierno de E.U.

22 de marzo 2007 , 12:00 a.m.

Y no es para menos. Washington considera a ‘Rasguño’ –valluno de 49 años– como el hombre que tiene la información necesaria para descifrar buena parte del entramado del narcotráfico colombiano, sus alianzas con las Farc y con la mafia mexicana.

Antes de ser capturado en en Cuba (en julio del 2004) con un pasaporte falso, se pensaba que ‘Rasguño’ era tan solo una de las cabezas del cartel del Norte del Valle. Pero hoy, las autoridades consideran que es capo de capos, pues, afirman, que Diego Montoya, ‘don Diego’, el mafioso más buscado por E.U., le dice patrón. Además, que es amigo del clan de los Castaño Gil y socio de los jefes paramilitares que –dice– siguen traficando desde la cárcel de Itagüí.

Por todo esto, autoridades de E.U. y de Colombia están seguras de que lo quieren matar y evitar que cuente lo que sabe a la corte de Nueva York que tramita su extradición.

EL TIEMPO habló con el capo y este anticipó qué es lo que está dispuesto a contarle a la justicia y qué guarda en su computador personal.

Además, que decidió ‘jubilarse’ de la mafia porque tiene una hija de apenas 26 meses que nació en Miami y que lo espera en ese país; porque le han matado a varios de sus hombres; y porque en ese mundo lo único seguro es un cementerio o una cárcel.

¿Listo para irse a E.U.? Sí. Me hubiera gustado salir (hace cuatro semanas) de la Dijín al aeropuerto. Las amenazas contra mí, crecen.

¿Y quién lo quiere matar? Mucha gente a la que no le conviene mi salida a E.U.: políticos, guerrilleros que hoy quieren ser políticos y enemigos naturales que piensan que los voy a acusar. Pero lo que quiero es llegar a una salida negociada causando el menor daño.

¿A qué políticos se refire? Manejé 2 ó 3 congresistas y unos 8 alcaldes del norte del Valle. Los nombres prefiero reservarlos. Otros alcaldes los manejó Davinson –su lugarteniente extraditado hace 48 horas (ver recuadro).

¿Hasta dónde llegó su poder corruptor? Al mes giraba hasta 500 millones de pesos (...) Los usaban para pagar gente en Fiscalía, Policía y en otros lados. La idea era tener oídos en todas partes para estar preparados para operativos.

¿También hubo aportes a campañas presidenciales? Sí, a la de Samper. Eso lo manejó el gordo Ignacio Londoño, amigo de Samper y de (Horacio) Serpa. Solo se ha hablado de lo que dio el cartel de Cali, pero nunca lo que dimos los del Norte. A mí me quitaron platica para eso.

Eso lo manejaron Orlando Henao y Efraín Hernández con el gordo Nacho, que era el de la vuelta, el enlace entre la campaña y nosotros. Creo que fue la campaña política más costosa del país. También recogieron en la Costa, en Bogotá, en todas partes (...) El doctor (Gabriel) Puerta, que le dieron 4 años de condena en E.U., ya contó la historia. ¿Qué (problema) me va a traer contar una partecita? De pronto me trae cosas malas, pero...

Según usted, ¿Samper, Serpa y Fernando Botero supieron? Sí.

¿Se reunió con ellos? No. Pero Víctor Patiño sí, hasta que se dieron cuenta quién era. Él se presentaba como Julio Gómez.

¿Cuánto aportó su cartel? Creo que fueron entre 2.000 y 3.000 millones de pesos. Se recogió dos veces: la primera fueron 1.000 y la segunda 2.000.

¿Tiene pruebas? ¿Está en su contabilidad? Eso tiene que estar en algún lado o en las cuentas de Nacho.

¿Y dónde está él? Aquí, pero escondido porque tiene miedo.

¿Aportaron a otras campañas? Yo no. Aunque ellos (los de Cali) hablaban de que habían aportado a la de Pastrana. Pero creo que no directamente, sino a través de Cali. No creo que hayan tenido acceso directo a Pastrana.

Es verdad que prepara un sometimiento a E.U. de su grupo. ¿Cuántos son? Hasta el momento entre 10 y 12. Mi papá ha hablado con Diego Montoya y no cerró la puerta. A Wílber Varela le mandé una carta. También estoy contactando a Juan Carlos Ramírez, ‘Chupeta’. Los otros son empleados míos en Colombia y México, que ya están organizando sus cositas para empezar a arrimarse.

Cuando intentamos hacer lo mismo con Carlos Castaño, firmamos unos 40 ó 60.

Pero cuando Carlos tenía que hacer su parte con las autodefensas, nadie le firmó y todo se dañó. El único que estuvo de acuerdo fue ‘don Berna’ que quería acabar con eso.

¿Quién heredó su emporio? Johny Cano y Orlando Sabogal, que ya están presos, pero los absorvieron.

Casi toda mi gente está trabajando con gente de la autodefensa.

¿Quiere decir que los ‘paras’ siguen traficando? Por eso el temor de algunos de ellos de que yo hable. Hay una persona presa en la cárcel de Itagüí que me tiene casi toda mi plata y Johny ya habló de eso en E.U. Por eso, la preocupación mía es que el proceso de paz se dañe.

Yo no creo que E.U. y que el gobierno colombiano al ver esas cosas vayan a pagar semejante costo político por un asunto judicial. Johny ya lo dijo y yo lo reconfirmo.

¿Son hechos posteriores a la desmovilización ‘para’? Johny cayó en la cárcel hace un año… hagan cuentas. Por eso mi temor a que me maten en Cómbita. Aunque suene pedante, no es lo mismo que lo diga Johny a que lo diga yo y a mí me lo deben preguntar. Todos saben de mi relación con la autodefensa y que yo ayudé a crecer eso. Siempre estuve con ellos.

¿Esa información está en el computador que le incautaron en Cuba? Sí. Ese computador tiene todas mis cosas entre el 2003 y el 2004. Cuando lo cogieron lloraba por tenerlo, por lo que implicaba eso para muchas personas, para mi país y para mí. Pero el día que me vine para Colombia, después de que a la mayoría de mis trabajadores me los han desaparecido, mochado la cabeza, las manos, lloraba de la felicidad de tenerlo, porque hay cosas que se me volvieron personales, no de violencia, pero están ahí. ¿Quién tiene el computador? Cuba se lo entregó a las autoridades de Colombia.

¿Cuáles son sus alcances? Tiene asuntos muy complicados a nivel político, de proceso de paz, guerrilla. Ese computador va a hacer mucho daño.

¿Dueños de cargamentos? Claro. Yo no sabía hacer sino eso. Tengo por ahí mis cosas guardadas, pero yo lo que menos quiero es hacer daño.

¿Qué conoció de crímenes, como el de Álvaro Gómez? Una vez, en Montería vi una discusión de Carlos Castaño con Orlando Henao sobre el caso. Preferí no saber nada.

¿Y el de Jaime Garzón? (Silencio).

¿Además de Amado Carrillo, traficó con otros capos mexicanos? Conocí a los Arellano y a otros y a ‘El Vaticano’, el peruano capturado en Cali.

¿Cómo es esa ‘sociedad’ con los mexicanos? Hoy las condiciones las ponen ellos, prácticamente están manejando el negocio. Son muy vivos: si uno les manda 1.000 kilos, 400 son de ellos y además cobran el 20 por ciento por bajársela en Guadalajara o en el Distrito Federal, y la inversión es de uno.

¿Conoció a Pablo Escobar? Poquito. Pero luego fuimos enemigos, por lo loco que era. Aunque no fui a Medellín a perseguirlo, le cogí camiones con dinamita y dos helicópteros que iban con armas para Cali. También llamaba al Bloque de Búsqueda y reportaba carros. Por orden de él casi me matan en Cartago, fue un mayor cartagüeño de la Policía: O. Esguerra.

¿Traficó con los Rodríguez? No. Aunque yo tenía una pista y les despachaba.

¿Y con las Farc? Yo nunca produje droga, ni tuve laboratorios, compraba producto terminado en Bolivia, Perú o a las Farc en el sur del país.

¿Qué sabe de Vicente Castaño? Dicen que está en el norte del Valle reorganizando las autodefensas...

‘El profe’ es mi gran amigo. Debe andar en su territorio: la Costa.

¿Cuál es la injerencia del narcotráfico en Venezuela? Venezuela es el templo del narcotráfico. Hay una conjugación de venezolanos, colombianos, brasileños... Es muy fácil traficar porque allá no persiguen a nadie.

¿Cuánta gente llegó a tener el cartel del norte del Valle? Yo tenía entre 600 y 800 hombres. Entre Diego Montoya, Miguel Solano, Arcángel Henao, Orlando Henao, los Urdinola, eso llegamos a 6.000.

¿Alguna vez pensó frenar? Cuando murió Escobar me fui para la Costa y dije no más. Pero son tantos los gastos, que toca volver. Sostener escoltas y esa vida costosa– porque buena no es– es caro.

u.investigativa@eltiempo.com.co .

PRIMO Y CONTADOR YA ESTÁN EN E.U.

Hace 48 horas y ante las crecientes amenazas de muerte, fueron extraditados dos de los principales lugartenientes de Hernando Gómez, ‘Rasguño’. Se trata de Davinson Gómez Ocampo, ‘el Gordo’, su primo y uno de los herederos de su organización; y José Aldemar Rendón Ramírez, su jefe financiero y por quien E.U. ofrecía 5 millones de dólares de recompensa.

Gómez Ocampo, de 45 años, manejó rutas y coordinó envíos hasta enero del 2006 cuando agentes de la Dijín lo detuvieron en un lujoso apartamento ubicado en Medellín.

Rendón, por su parte, se encargaba de blanquear el dinero producto del narcotráfico. Ambos serán presentados hoy ante una corte de Nueva York.

UN FERRARI, DOS CUADROS DE RUBENS (SEGÚN ÉL), UN FUSIL ENCHAPADO EN ORO...

Hernando Gómez Bustamante, alias ‘Rasguño’, les aseguró a autoridades colombianas y de E.U. que la mejor muestra de que colaborará con la justicia y se retirará del negocio es la entrega de lo que otrora fueron sus trofeos mafiosos.

Por ejemplo, un fusil enchapado en oro que le regaló el extinto capo mexicano Amado Carrillo, alias ‘el señor de los cielos’, con quien traficó por años: “Ese fusil estuvo enterrado en Cartago desde el día de mi captura”, dice ‘Rasguño’.

También entregó dos cuadros que, asegura, son del pintor alemán Rubens y que hoy se someten a estudios para establecer su autenticidad.

“Los compré por allá en 1991 en 7 u 8 millones de dólares. También entrego mi pistola y un Ferrari que compré en 1991, que aprecio mucho”. Además, en los próximos días entregará 2.000 cabezas de ganado brasileño, caballos de paso y dos aviones. “Tenía 8 aeronaves, pero solo conozco el paradero de dos, ya que el que tenía las otras desapareció”.

» Este es el Ferrari consentido del capo del Valle. Solo tiene 2 mil kilómetros de recorrido y está en perfecto estado.

» Este es uno de los dos cuadros que ‘Rasguño’ entregó. Según él, es un original del pintor Rubens. Hoy es analizado.

» Este es el fusil, enchapado en oro, que el capo mexicano Amado Carrillo le regaló a ‘Rasguño’ para sellar su alianza narca.

"Mi computador tiene asuntos muy complicados a nivel político, del proceso de paz, de la guerrilla. Va a hacer mucho daño (...)”.

Dice ‘Rasguño’ sobre el contenido de su PC.

3.000 los millones de pesos que, según ‘Rasguño’, dio el cartel del Norte del Valle para la campaña Samper. Asegura que fue una ‘donación’ distinta a la de los capos de Cali.

6.000 los millones de pesos al año que ‘Rasguño’ dice haber girado para pagar sobornos a gente de Fiscalía y Policía, entre otros, para que le informaran sobre sus procesos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.