IDENTIFICADA LA BANDA QUE ROBÓ AL EMISOR

IDENTIFICADA LA BANDA QUE ROBÓ AL EMISOR

Un ex funcionario de la Fiscalía General de la Nación es el cerebro de la banda de antisociales que robó 24.000 millones de pesos en la sede del Banco de la República en Valledupar. Se trata del abogado Jaime Bonilla Esquivel, un experto en ingeniería de sistemas que estuvo adscrito al Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de La Guajira y sobre quien pesa ahora una orden de captura expedida por el Fiscal 15 de Valledupar.

26 de octubre 1994 , 12:00 a.m.

Bonilla, sospechan las autoridades, habría salido del país y podría encontrarse en Venezuela tratando de poner en circulación parte del dinero hurtado.

La organización que controlaba Bonilla está integrada por 21 personas plenamente identificadas por las autoridades y que, distribuidas en cuatro redes, operaban en Bogotá, Valledupar, Barranquilla y Bucaramanga.

EL TIEMPO estableció que varias de esas personas estuvieron vinculadas a la investigación que adelantó la Fiscalía por el multimillonario robo a las cajillas de seguridad de la Caja Agraria en noviembre de 1991, tras construir un túnel de 50 metros para acceder a los sótanos de la sede de la entidad en pleno centro de la capital del país.

Sin embargo fueron dejados en libertad por falta de elementos probatorios.

También se logró precisar que durante tres meses los delincuentes planearon el robo al Emisor en Valledupar y adquirieron en Panamá los equipos utilizados para violentar los sistemas de seguridad y la bóveda del banco.

Estos elementos fueron comprados por el hombre a quien las autoridades identifican con el nombre de Camilo y a quien señalan como el cerebro financiero de la organización.

Además contaron con la colaboración de cuatro oficiales de la policía, uno de ellos contactado en la capital del país.

Entre tanto, fuentes de la Policía revelaron que dos de los integrantes de la red de Bogotá ya fueron aprehendidos, mientras que la dirección de esa institución armada ordenó separar de sus cargos y poner a disposición de la Fiscalía a los cuatro oficiales vinculados a la investigación.

Contacto en Bogotá Según la información conocida por EL TIEMPO, los contactos de la banda que protagonizó el robo al Emisor en la calir el camión utilizado en el robo.

Bajo el supuesto de que iba a recibir un dinero extra, pero sin ser enterado de cómo iba a ser conseguido, Guzmán estableció comunicación en Bogotá con el teniente César Augusto Barrera Caicedo, a quien le preguntó si conocía a alguien en Valledupar que se encargara de realizar un trabajo especial.

Barrera localizó en la capital del Cesar a un oficial de su mismo curso, el teniente Juan Carlos Carrillo, a quien le planteó que el objetivo era mover la patrulla estacionaria encargada de vigilar la sede del Banco de la República.

Carrillo a su vez convenció al subteniente Jaime Alberto Barón, oficial de vigilancia, a cargo de la patrulla, para que a una hora determinada corriera diez metros de su sitio permanente a los uniformados.

Precisamente la investigación de la Fiscalía y los organismos de seguridad partió del hecho de que el personal de la Policía destacado para la protección de la sede bancaria fue retirado unos metros de sus posiciones tradicionales para facilitar la entrada y salida del camión en el que fueron transportados los billetes.

Tras escuchar las declaraciones de los agentes que en un principio fueron vinculados al proceso se logró establecer que éstos no tenían conocimiento del plan, lo que llevó a las autoridades a sospechar de los oficiales que tenían el control y el mando sobre las unidades encargadas de la vigilancia y que fueron retiradas para que el vehículo con el multimillonario botín abandonara el Banco.

De acuerdo con lo establecido hasta ahora por las autoridades, los ladrones, después de abandonar la sede del banco, se dirigieron a la colchonería Colchoflex para hacer allí el transbordo del dinero a dos camiones para el transporte de cerveza.

Los delincuentes, al llegar a Valledupar se alojaron en las habitaciones 202 y 306 del Hotel Sicarare. Desde esta última, según la versión de los delincuentes capturados hasta ahora, el abogado Bonilla Esquivel dirigió el asalto.

En Valledupar, según lo establecido por EL TIEMPO en fuentes cercanas a la investigación, la red estaba integrada además por el jefe de seguridad del Banco, un dirigente sindical, un celador y una funcionaria del emisor, así como por Héctor Ociel Echeverry y los dos tenientes de la Policía.

Además de los oficiales, se encuentran ya detenidos Winston Tarifa, Horacio Avila - del cuerpo de vigilancia de la institución- y Héctor Ociel Echeverry López.

Habla Vargas El director de la Policía Nacional, general Octavio Vargas Silva, dijo anoche a EL TIEMPO que los resultados positivos conseguidos hasta el momento se deben a la oportuna acción de la institución armada y la Fiscalía que una vez conocieron del robo integraron un completo equipo de investigadores para establecer la autoría y recuperar el dinero.

Por esa razón se desplazó a Valledupar al general Félix Gallardo Angarita, comandante de la Policía en el Atlántico, para que estuviera al frente de la actividad tanto de inteligencia como de las operaciones tendientes a capturar a los delincuentes.

Desde un comienzo se realizaron operativos especiales en Valledupar, Barranquilla, Bucaramanga y La Guajira, que han arrojado hasta el momento la captura de 11 integrantes de la banda, incluidos siete civiles.

Vargas Silva advirtió que la posición de la Dirección General de la Policía es fuerte frente a los miembros de la institución que participaron en el robo y sostuvo que se les dará el trato de delincuentes que se merecen .

En ningún momento vamos a permitir esas conductas, y continuaremos en la lucha por sacar a los miembros de la Policía que se vean vinculados a este tipo de casos , precisó.

De otra parte, el Fiscal que adelanta el proceso definió ya la situación jurídica de cinco personas que se encontraban detenidas, y dictó medida de aseguramiento con detención preventiva contra Winston Tarifa y Horacio Avila, coordinadores de vigilancia del Banco de la República en la capital del Cesar.

Igualmente dejó en libertad a los vigilantes Vinael Ramírez, Pedro Arias y Mario de la Hoz, porque no encontró méritos para vincularlos a la investigación.

Reembolsarán billetes Las personas que actuando de buena fe reciban uno de los billetes robados al Banco de la República en Valledupar no perderán su dinero, ya que los bancos serán autorizados para hacerles el respectivo reembolso.

Este es el principio de acuerdo a que llegaron ayer representantes del Banco de la República y organismos del Estado que realizaron una cumbre de alto nivel con el fin de encontrar soluciones a los traumas generados en el comercio, el sistema financiero y el público, por el millonario robo.

La decisión, que será anunciada hoy tras una reunión extraordinaria de la junta directiva del Emisor consiste en cambiarle a las personas los billetes robados por otros buenos , bien sea inmediatamente o dos o tres días después.

Sin embargo, el reembolso se hará únicamente a personas que vayan a cambiar cantidades pequeñas.

La medida tiene como objetivo proteger al ciudadano común que sea engañado por personas inescrupulosas. El argumento es que un colombiano honesto no tiene porqué pagar las consecuencias de un delito que no ha cometido.

Las bases del acuerdo se adoptarán en la reunión adelantada entre la Fiscalía General de la Nación, la Procuraduría, la Contraloría, el Banco de la República, la Superintendencia Bancaria, la Asociación Bancaria y de Entidades Financieras (Asobancaria) y la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (ANIF).

No obstante, todas las entidades financieras y el comercio deben continuar adelantando la revisión de los billetes como hasta el momento se viene haciendo.

La decisión se conoce tres días después del pronunciamiento de la Procuraduría General de la Nación, que revivió el debate en torno a quien debe responder por el robo por 24.000 millones de pesos al Emisor en Valledupar.

El Procurador, Orlando Vásquez Velásquez había señalado que la gente no debe responder por la negligencia de los funcionarios. Así mismo integró una comisión para que investigara bajo qué normas la Fiscalía 15 y el Banco de la República ordenaron el decomiso de los billetes.

El hurto ha despertado uno de los debates jurídicos más candentes de los últimos años, porque adicionalmente al decomiso se discute si los billetes no emitidos son legales o no.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.