SUPERAGENTE EN ACCIÓN

SUPERAGENTE EN ACCIÓN

Todo espía o agente secreto que se respete debe mantener una doble vida por asuntos de seguridad. Así como Clark Kent es Supermán y Bruno Díaz se transforma en Batman, Harry Tasker al servicio del Sector Omega ha ocultado su verdadera identidad por más de tres lustros y ni siquiera su resignada esposa Helen puede descubrir lo que hay detrás de la inofensiva apariencia como padre de familia y aventajado vendedor de computadores en Washington. Físico nuclear, políglota y diestro piloto de jets de combate, nada tiene que envidiarle a James Bond; su última misión: rastrear un comando de terroristas árabes y desactivar una red de misiles nucleares que pondría en peligro de extinción a varias ciudades norteamericanas. Basada en una popular cinta francesa de recontraespionaje internacional dirigida por el comediante Claude Zidi (La total), con aquellos ingredientes característicos de aventuras exóticas y acciones dosificadas de efectos espectaculares, el más reciente superéxito del veteran

30 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Con anteojos polarizados provistos de micropantalla y sofisticadas unidades móviles o circuitos cerrados de televisión que actúan como buscapersonas visuales, los efectos fotográficos especiales y un ejército de stunt-men (dobles) se constituyen en principalísimas atracciones de la maquinaria tecnológica de Hollywood al servicio del entretenimiento masivo. Basta revisar algunas secuencias que desbordan las emociones y el suspenso conjuntamente: la persecución arrolladora de un jinete a una motocicleta dentro de un moderno especimen hotelero, la máxima velocidad desarrollada sobre los muelles- autopista de los cayos de Florida y el combate aéreo entre los rascacielos de Miami Beach para rescatar a una juvenil rehén cuyos ojos no creen lo que ella ve -y nosotros como espectadores, tampoco-.

Quienes han dirigido a Schwarzenegger durante los últimos años -Paul Verhoeven (El vengador del futuro o Total Recall), Jim Cameron en Terminator II e Ivan Reitman en Gemelos y El último superhéroe de acción)- han contribuido a darle un vuelco de 180 grados a su peculiar tipo de actuación. Si la evidente arquitectura muscular del varias veces Mr. Universo hacía que se le exhibiera como una atracción dominantemente corporal, la inexpresividad facial le dio toques ideales para caracterizar androides o autómatas y después los ya mencionados vinieron a descubrir que detrás de su máscara de peso pesado se ocultaba una criatura dotada de carisma, ingenuidad y no pocos brotes de disimulada ternura austríaca.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.