LITERATURA E HISTORIA

LITERATURA E HISTORIA

Un libro de J. G. Borda y otro de J. Jaramillo Uribe Juan Gustavo Cobo Borda es un hombre talentoso, sincero y discreto. Tiene don de gentes. Ello le ha facilitado su acercamiento a los grandes de la literatura y de la historiografía, sin importar la diferencia de edades. Cuando vivió en Buenos Aires se aproximó a Borges con el cual trabó una verdadera amistad. Ha rescatado y publicado textos perdidos del ilustre autor argentino. De Germán Arciniegas ha hecho sólidas antologías. Sobre ambos ha escrito penetrantes ensayos.

30 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Posee una capacidad de trabajo y una inagotable curiosidad intelectual que lo lleva a explotar los más variados temas. Literarios en su mayoría, pero sin olvidar la lectura de los cronistas de Indias; sobre todo de Oviedo, que es un reseñador minucioso de hombres, animales y plantas de América. Oviedo es, además, el primer escritor de nuestra literatura, ya que su Sumario, aunque escrito en España en 1526, recoge las experiencias de sus tres años de residencia en el Urabá colombiano. Cobo es el intelectual más estructurado de su generación. Su maciza erudición está adornada por un fino temperamento poético, que no sólo crea versos encantadores, sino que se cuela en su prosa fluida y armoniosa.

El libro que reseñamos se abre con un extenso estudio sobre Baldomero Sanín Cano, quien se mantuvo en su época en permanente contacto con las novedades del exterior hasta el punto de que algunos de sus compatriotas lo juzgaban esotérico y misterioso. Sanín Cano tenía una rara habilidad para aprender idiomas y eso lo mantuvo siempre al día en el registro de la cultura de varios países. Fue crítico y ensayista sin par. Su colega Luis María Mora le atribuyó, con dureza, cierto morboso afán de leer sin descanso libros nuevos, pero no toda clase de libros nuevos, sino los que contengan más número de extravagantes paradojas pero el crítico argentino Antonio Aita alaba en él esa tenaz preocupación por la síntesis, por la sobriedad verbal .

A renglón seguido, Cobeo analiza a Luis Tejada, gran escritor, sin duda alguna, pero, en nuestra opinión, destructivo y nihilista. Vienen luego unas páginas sobre León de Greiff que reafirman el acertado criterio del autor para seleccionar sus mejores poemas. En seguida se presentan breves cuadros sobre Jorge Zalamea, Germán Arciniegas (buen reportaje) y algunos poetas colombianos vivos, o muertos recientemente, en donde pueden encontrarse pequeñas joyas críticas. Su examen de los novelistas colombianos (entre ellos García Márquez) no está a la altura del libro que comentamos, pero éste vuelve a tomar vuelo con un sagaz ensayo sobre periodismo, historia y literatura y un análisis somero y perspicaz de media docena de libros sobre Bolívar.

Párrafo aparte merece su hermosa y enérgica defensa de la poesía de Rubén Darío con anotaciones frescas, espontáneas y francas que se sienten brotar a medida que avanza en la lectura de los versos. Darío había leído desde los 15 años a Oviedo y Gómara y ellos, desde luego, complace a Cobo y lo une al poeta nicaragense. Termina el libro con observaciones, muy pertinentes, sobre las relaciones de Alfonso Reyes con Jorge Luis Borges y sobre la poesía de Octavio Paz, de Vicente Gerbassi y de otros bardos latinoamericanos.

Jaime Jaramillo Uribe\ nLa personalidad histórica de Colombia y otros ensayos El Ancora Editores Bogotá 1994 Jaime Jaramillo Uribe posee el raro don de saber distinguir lo esencial de lo accesorio y de quedarse sólo con lo esencial. Es, además, un expositor claro y un buen escritor. Su imparcialidad es pasmosa: analiza los hechos con frialdad y con independencia de extraterrestre. Es, finalmente, el precursor de una pléyade de historiadores ya no tan jóvenes que trabajan en historia social, y el padre de la historia de las ideas, especialmente en el siglo XIX. Por eso se lo lee con provecho y con agrado.

A pesar de que el libro que comentamos se publicó por primera vez en 1977, sus ensayos no han perdido vigencia ni actualidad. Ellos tocan, principalmente, temas relacionados con la historia de las ideas en los siglos XVIII y XIX, como los titulados El conflicto entre la conciencia religiosa y la ciencia moderna: Mutis y Caldas , Tres etapas de la historia intelectual de Colombia y La influencia de los románticos franceses y la revolución de 1848 en el pensamiento colombiano del siglo XIX . A este último hubiera sido conveniente y entretenido añadirle el episodio de don Mariano Ospina Rodríguez tocando alborozado las campanas de la catedral de Bogotá, cuando se enteró del triunfo de la revolución de 1848. Los ensayos más sobresalientes son el que le da el nombre al libro La personalidad histórica de Colombia y el que traza El esquema histórico de la universidad colombiana .

En un trabajo dedicado a don Miguel Antonio Caro, Jaramillo nos dice que éste no aceptaba el sufragio universal. Es posible que ocurriera así en su juventud, porque, si no recordamos mal, en el Consejo de Delegatarios en 1885- 1886, Caro trató de imponer el sufragio universal en la Constitución de 1886, pero José María Samper (a pesar de que ya era conservador) se le enfrentó. Los delegatarios conservadores, con Caro a la cabeza, creían que el sufragio universal les daría los votos de Cundinamarca y Boyacá en donde el clero tenía una indudable influencia sobre las masas populares. Es de presumir que, por esa misma razón, los delegatarios liberales se opusieron. En todo caso, la Constitución de 1886 no acogió el sufragio universal, contrariando a Caro que sufrió así una de sus pocas derrotas en el seno del Consejo de Delegatarios, en donde, casi siempre, sus ideas eran acogidas, pues sabía defenderlas con brillo y energía.

Recomendamos vivamente el libro de Jaime Jaramillo Uribe que es de fácil, grata y provechosa lectura.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.