INFORMACIÓN SOSTENIBLE

INFORMACIÓN SOSTENIBLE

Mientras la tecnología informática lanza las Autopistas de Información, una comunicación enviada por correo entre Ecuador y Colombia puede fácilmente demorar tres a cinco semanas. Por eso para hablar de la información para un desarrollo sostenible, hay que acostumbrarse a pensar en paradojas.

29 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Mientras en los centros urbanos los productores de información ahogan a los consumidores en un océano de papel, un sinnúmero de medianas y pequeñas ciudades experimentan una aguda carencia de la información necesaria para cumplir sus funciones.

Mientras las redes de información urbana en América Latina crecen como hongos después de la lluvia, muchos funcionarios públicos o grupos de base no tienen como informarse sobre experiencias exitosas o sobre soluciones para sus problemas específicos.

Finalmente, mientras la cantidad de información se multiplica en forma exponencial, la calidad de la misma se mantiene en la penumbra.

Las soluciones En el contexto de nuestras definiciones de información para un desarrollo sostenible, son varias las nuevas iniciativas de apoyo a los municipios.

Durante estos últimos años se han desarrollado múltiples experiencias en la creación, fortalecimiento e integración institucional.

Sin embargo, existen muy pocos canales de intercambio de información y de experiencias y, mucho menos, para discutir los problemas urbanos.

En algunos casos, soluciones creativas nacidas en un ámbito local no tienen un impacto favorable mayor solo por la falta de difusión.\ O, lo que es lo mismo, fracasos y errores cometidos se siguen produciendo por falta de información.

En esos procesos de desarrollo institucional hay mecanismos de formación de redes en función de ejes temáticos (infraestructura, medio ambiente), modalidades de trabajo (investigación, capacitación), tipos de institución (ONG, municipales), ámbitos de influencia (regional, nacional), etcétera.

Entre muchas redes están: Red Ciudades, Red Latinoamericana de Entidades de Capacitación Municipal, Red de Formación Ambiental para América Latina y el Caribe y la Red sobre Medio Ambiente y Participación Popular en el Caribe.

La guía de Hábitat para la Cumbre de las Ciudades en 1996 (Hábitat II), en Estambul, establece como meta la sistematización de todas las tecnologías, ideas e informaciones disponibles para desarrollar nuevas soluciones para el siglo 21.

En este contexto, en la Cumbre la Federación de las Asociaciones de Municipios de América Latina y el Caribe anunciará oficialmente el funcionamiento de una red regional de información para el desarrollo sostenible.

Y cuando nos encontremos nuevamente en 1998 con la Fundación Hábitat en Colombia, la Federación nos presentará su primer informe con datos sobre los programas y proyectos que han sido ejecutados con base en el conocimiento de casos similares e informará sobre los fracasos que fueron evitados, gracias a que fue innecesario inventar la rueda de nuevo .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.