AMBIENTES CON ESTILO

AMBIENTES CON ESTILO

La decoración tradicional combina una amplia gama de tejidos y lanas con el toque de lo antiguo. Abarca muchas épocas y comprende diseños de muebles, desde los europeos elegantes hasta los más sencillos como los coloniales americanos.

29 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Muchas de las copias modernas ofrecen la misma belleza perdurable que las antiguas.

Se pueden combinar muebles de diferentes épocas en un salón tradicional.

El estilo y los materiales seleccionados determinarán el grado de formalidad: las sedas finas, los damascos y la tapicería son los más sobresalientes del modelo tradicional.

Otros tejidos menos formales son los de textura de lana y los de satines de algodón.

Los accesorios deben ser muy elegantes. Los retratos y las pinturas en vidrio combinan con marcos grabados o dorados.

Las mesas de maderas finas oscuras pueden llevar bellos arreglos florales frescos.

La iluminación debe resaltar el ambiente de calidez y a la vez destacar los muebles.

A través del tiempo la decoración ha contado con diferentes modelos o escuelas, marcadas por las características culturales de la época.

Así, en la antigedad las sombras y el ambiente rústico mostraban la perspectiva de un mundo que se encontraba en las tinieblas del desarrollo.

Con el paso del tiempo la luz va apareciendo, de tal manera que cambia la forma de ver el ambiente.

La modernidad trajo a colación esas formas, recreadas y constituidas de la misma manera, pero alimentadas por los accesorios del mundo contemporáneo.

Más adelante, se empezaron a recargar los ambientes, en la medida en que la iglesia se vio impulsa a atraer la atención sobre sus elementos iconográficos.

En la primera mitad del milenio esa fue la forma de decorar, especialmente las iglesias con elementos que poco a poco se insertaron en las viviendas feudales.

Los colores rojos y los tonos dorados se quedaron inmersos en la forma de vivir y de decorar.

Hoy algunas tendencia permanecen con ese estilo, rústico e igualmente recargado.

La ilustración y los movimientos intelectuales posteriores sirvieron para cambiar la visón y la forma de vida. Ese fenómeno también se transplantó a la los hogares, con un regreso a los espacios más amplios y cómodos para pensar y crear.

En el siglo XX se disparan las tendencias a toda escala, por eso, las formas, especialmente las líneas, toman mayor importancia y lo abstracto se confunden con todo el devenir histórico de la humanidad.

En el presente, existen toda una combinación de lo que la historia le ha mostrado al hombre.

La mezcla perfecta de las tendencias o la unificación de un solo estilo, es lo que da clase a un ambiente distinguido.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.