CALIDAD A UN COSTO RAZONABLE

CALIDAD A UN COSTO RAZONABLE

Los habitantes del sur de Bogotá encontraron en los centros médicos privados una mano amiga para aliviar sus problemas de salud. Eso se nota. La aceptación de las personas que díariamente acuden a alguno de ellos es la mejor muestra de su labor.

29 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Y es que su creación representó una ventaja a nivel económico.

Salud social Por ejemplo, la consulta médica tiene un valor de 2.800 pesos, una consulta pediátrica 5 mil pesos y en el área de maternidad hay planes desde 95 mil pesos que incluyen la realización de siete controles prenatales, hospitalización 24 horas y en general, toda la atención necesaria para la madre y el hijo.

Claro que al margen del valor está la calidad de los especialistas que también atienden en otros niveles.

Las compañías de medicina prepagada, las entidades del estado y varias empresas de importancia también utilizan sus servicios.\ Precisamente, el volumen de pacientes hace posible la reducción de los costos, ya que generan un alto nivel de ocupación en la mayoría de sus áreas.

Pero no es únicamente ese factor la clave del desarrollo de los centros médicos del Barrio Olaya. El recurso humano juega un papel importante.\ Doble beneficio Vale la pena destacar que además de la labor social para los habitantes de la zona, el incremento de esta clase de centros generó empleo para los profesionales de la salud.

Según Eduardo Wilches, gerente del laboratorio social Virrey Solís, más de 200 profesionales de la salud trabajan en el sector. Además, indirectamente genera 4 mil empleos.

Pero quizás lo que más llama la atención es que el personal que allí labora tiene una concepción clara de lo que es su función.

Ellos, conscientes de las dificultades económicas de la población y de sus necesidades, impulsan día a día su trabajo hacia un objetivo que ya se convirtió en su lama: brindarle bienestar a los pacientes con calidad, atención humanizada y precios al alcance de su presupuesto...

El resultado de un trabajo en equipo Además de prestar un servicio óptimo, los profesionales de la salud que laboran en los centros médicos y paramédicos del Barrio Olaya tenían la inquietud de reunirse en una asociación que resolviera sus necesidades.

La idea superó las expectativas. Así nació Ascemol, Asociación de Centros Médicos y Paramédicos que integra a los profesionales de la salud de la popular zona.

La entidad, que está compuesta por los centros hospitalarios más destacados del sector, tiene como objetivo iniciar una serie de proyectos para el desarrollo de sus habitantes. Entre ellos se destacan:\ -La integración de la zona y la comunicación permanente de los asociados.\ -La atención para resolver todas las inquietudes que tengan los pacientes.\ -El trabajo en equipo para mejorar la imagen del sector.\ -La información sobre la Ley 100 de Seguridad Social.\ -La contratación y la adquisición de suministros, como asociación, para obtener más beneficios.\ -La asesoría en el control de calidad y la tecnología médica.\ Con el cumplimiento de los objetivos, Ascemol pretende, como órgano promotor de la buena imagen del Barrio Olaya, continuar en su tarea de verificar y avalar la correcta prestación de sus servicios de salud frente a organismos de importancia tales como la Secretaría de Salud, la Alcaldía menor y las Juntas de Acción Comunal.\ Su integración es el reflejo de la unidad de los profesionales que laboran en la zona y el resultado de un trabajo en equipo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.