A JUICIO MIGUEL RODRÍGUEZ O.

A JUICIO MIGUEL RODRÍGUEZ O.

El 14 de mayo de 1990 llegó a Playa Herradura, Costa Rica, el primer cargamento de cocaína que llevó al cartel de Cali a considerar que el negocio de envío de droga a través de ese país prometía ser todo un éxito. No imaginaban entonces los jefes de esa organización que esta operación sería el punto de partida para que tanto las autoridades estadounidenses como las colombianas lograran vincular directamente a uno de los hermanos Rodríguez Orejuela al tráfico de estupefacientes.

29 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

En efecto, los que en un principio parecían unos excelentes contactos terminaron siendo investigadores encubiertos. Con base en esa investigación, lo Fiscalía General de la Nación llamó a juicio a Miguel Rodríguez Orejuela por los delitos de narcotráfico agravado y concierto para delinquir. La condena tendría un mínimo de 14 años efectivos de prisión (ver recuadro).

Todo comenzó a mediados de 1989 cuando las autoridades norteamericanas sospecharon de las actividades a las que se dedicaba el colombiano Humberto Rentería Calero.

Rentería Calero fue puesto en contacto, a través de un amigo personal, con varios hombres que se identificaron como propietarios de empresas comercializadoras de pescado en Tampa (EE.UU) y en Costa Rica.

La propuesta era que los narcotraficantes de Cali, jefes de Rentería, comprarían las empresas Mayan Import Export de Tampa y la Matrix en Centroamérica, las que se encargarían de recibir desde Colombia y enviar a Estados Unidos 1.000 kilos mensuales de cocaína, camuflados en cargamentos de pescado.

El 23 de febrero de 1990 los futuros socios norteamericanos llegaron a Cali para entrevistarse con el jefe de Rentería, quien se identificó ante ellos como de apellido Gómez . Este era en realidad Miguel Angel Rodríguez Orejuela pero sólo con el tiempo las investigaciones develaron esa identidad.

Rodríguez Orejuela, Gómez , se comprometió a comprar las dos empresas pero estableció una cláusula siniestra: atentaría contra sus socios y contra los familiares de éstos si era traicionado. La amenaza puso sobre alerta a los investigadores pero éstos prosiguieron con el negocio.

La reunión final de concertación se realizó dos meses después, también en Cali y aunque a ella no concurrió Gómez , si estuvieron Rentería y otro hombre identificado como Carlos Miguel González Guzmán. Ambos se presentaron ante las autoridades entre mayo y septiembre de este año.

Rentería y González Guzmán explicaron a sus presuntos contactos que antes de finiquitar la compra de las 2 empresas exportadoras su patrón deseaba comprobar la efectividad del negocio enviando a través de la posible nueva ruta 150 kilos de cocaína pura. Por el embarque la empresa Mayan recibiría 300.000 dólares.

Cuando llegó el cargamento a Costa Rica los supuestos socios de los hombres de Cali cambiaron la cocaína por otra sustancia y detuvieron a Clara , una mujer que mantenía una relación sentimental con Rentería.

Esta es la historia de una operación encubierta que ha servido de fundamento para dar el primer golpe juríduco en Colombia contra uno de los Rodríguez Orejuela y que constituye el expediente número 5482 radicado en Cali.

Las evidencias contra Miguel Rodríguez y la razón de ser de la resolución de acusación en su contra tienen tal consistencia que ha sido identificado en varias oportunidades como Gómez dentro de las investigaciones en su contra.

Miguel Rodríguez, según esas evidencias, fue el hombre que en febrero de 1990 se identificó como Gómez , jefe de Rentería, durante la reunión que se realizó en Cali para acordar la compra de las empresas exportadoras que serían utilizadas como pantalla de los negocios de narcóticos..

En desarrollo de ese proceso, el 16 de noviembre del año pasado Miguel Rodríguez fue cobijado con orden de captura y declarado reo ausente. Y hace cinco semanas el Fiscal General de la Nación, Alfonso Valdivieso, ordenó el traslado del proceso a Bogotá.

Ayer el grupo de fiscales comisionado para estudiar los casos relacionados con los señalados capos del Valle, dictó resolución acusatoria contra Miguel Rodríguez.

Para la comisión de fiscales no hay sombra de duda de que el jefe de ese embarque fue Rodríguez Orejuela.

Además los investigadores de la Fiscalía rastrearon los registros de las llamadas que para la época de los hechos se hicieron desde la casa de la familia de Miguel Rodríguez. Dichas comunicaciones, según la investigación, fueron efectuadas por Rentería a Panamá para coordinar el envío.

Cargos contra Rodríguez Estos son los delitos de los que se acusa a Miguel Rodríguez Orejuela, contenidos en el estatuto de estupefacientes o Ley 30 de 1986: Art 33: El que sin permiso de autoridad competente, salvo lo dispuesto sobre dosis para uso personal, introduzca al país, así sea en tránsito, o saque de él, transporte, lleve consigo, almacene, conserve, elabore, venda, ofrezca, adquiera, financie o suministre a cualquier título droga que produzca dependencia, incurrirá en prisión de cuatro (4) a doce (12) años y multa en cuantía de 10 a 100 salarios mínimos.

Si la cantidad de droga excede la dosis para uso personal sin pasar de mil (1.000) gramos de marihuana, doscientos (200) gramos de hachís, cien (100) gramos de metacualona, la pena será de uno (1) a tres (3) años de prisión y multa en cuantía de dos (2) a cien (100) salarios mínimos mensuales.

Art 38: El mínimo de las penas previstas en los artículos anteriores se duplicará en los siguientes casos: (...) 3. Cuando la cantidad incautada sea superior a mil (1.000) kilos si se trata de marihuana; a cien (100) kilos si se trata de marihuana hachís; y a cinco (5) kilos si se trata de cocaína o metacualona.

Art 44: Cuando se obre en concierto para delinquir con el fin de realizar algunas de las conductas descritas en los artículos antes citados, la pena será, por ese sólo hecho, de seis (6) a doce (12) años de prisión y multa en cuantía de diez (10) a mil (1.000) salarios mínimos mensuales.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.