UNA CULEBRÓN EN EL PAÍS DE LOS DRAGONES

UNA CULEBRÓN EN EL PAÍS DE LOS DRAGONES

Amores, batallas, pérfidos asesinatos, luchas dinásticas, miles de extras, centenares de personajes y el mayor presupuesto utilizado hasta ahora por la Televisión Central China (CCTV), son algunas características de Romance de los tres reinos, el culebrón más largo producido por la CCTV, que se estrenó esta semana. La serie, de 84 capítulos, está basada en la novela del mismo título escrita por Luo Cuanchong en la época de la dinastía Ming (siglos XIV al XVII de nuestra era, informa la revista Beijing Weekend .

28 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Cuatro años de rodaje, cinco directores y 170 millones de yuanes (20 millones de dólares) fueron necesarios para concluir la serie, en la que participaron para recrear las batallas más de cuatro mil soldados del Ejército Popular de Liberación (EPL) chino.

La serie, ambientada en la época de los Tres Reinos, siglo III de nuestra era, cuenta las intrigas políticas, alianzas y amores de los emperadores y generales de los Estados de Wei, Shu y Wu, este de la China actual, que lucharon incansablemente durante siglos por destruir los otros dos imperios .

Algunos de los personajes históricos recreados en la serie son estereotipos del imaginario popular chino, que se sirven de sus nombres para describir características determinadas de la personalidad humana.

A una persona imprudente se le llama en China Chang Fei, al astuto Cao Cao, al sabio Chu Keliang y al generoso Liu Pei, que son los nombres de los consejeros más famosos de las tres familias que regían el país en esa época de reinos combatientes .

Con un reparto de más de 100 actores, la superproducción posee todos los elementos necesarios para garantizar el éxito, según su productor ejecutivo, Ren Dahui.

Un sinfín de conspiraciones, alianzas y contraalianzas, esposas astutas, valientes consejeros y batallas feroces desfilarán por la pequeña pantalla para recrear uno de los periodos más turbulentos de la historia de China, dentro de la afición de la televisión china por remontarse a épocas imperiales tras la sequía característica de los tiempos maoístas.

Para ambientar la serie se construyeron unos escenarios gigantescos que nada tienen que envidiar a los de Hollywood, añadió Ren, y fue necesario levantar ciudades enteras con calles, castillos, palacios y mansiones, respetando el estilo arquitectónico de la dinastía Han que rigió el país hasta su escisión en los tres reinos el año 220 de nuestra era.

Las escenas más difíciles de filmar fueron las de las grandes batallas, donde hubo que fabricar más de setenta mil armas, y se necesitaron dos años y medio para tenerlo todo dispuesto.

La serie, que está siendo traducida al cantonés, japonés y coreano, será emitida en otros países de Asia como Japón, Hong Kong, Corea, Taiwan y Malasia que han adquirido los derechos para ello, pagando 80 millones de yuanes (9.3 millones de dólares), añadieron los informantes.

La serie televisiva no ha sido la única en ofrecer tributo al casi olvidado escritor Luo Cuanchong, autor de la novela.

Un joven artista chino, Liu Jianhua, acaba de grabar en Anshan, nordeste de China, los 1.300 personajes de la novela (diez veces más de los que aparecerán en la serie) en 1.110 sellos de piedra, para lo que ha necesitado tres años y medio.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.