LA NIÑA WAYÚU QUEDA EN MANOS DEL ICBF

LA NIÑA WAYÚU QUEDA EN MANOS DEL ICBF

La custodia de la niña wayúu Emma Bonivento Aspushana le fue concedida al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) de La Guajira y no a su familia adoptiva, como lo solicitaba la menor por medio de una tutela, ni a los miembros de su ranchería, que la reclamaban. La niña, según el fallo de la tutela, debe terminar séptimo de bachillerato en el colegio Virgina Bossio de Santa Marta y posteriormente será trasladada al ICBF de La Guajira.

28 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

La institución se encargará de que Emma termine sus estudios en un hogar sustituto o en el internado Aremahazim, de los padres Capuchinos, donde imparten una educación conforme a cultura wayúu.

De esta manera, el Tribunal de Santa Marta busca proteger el derecho de la niña al libre desarrollo de su personalidad frente a la exigencia de su madre Olista Apushana para que la menor regresara a la ranchería.

Con respecto a la tutela de Emma, en la que pedía permanecer en el hogar de Bertha de Pacheco, donde vivió los últimos siete años, el Tribunal consideró que existen otros medios administrativos y judiciales para conseguir la custodia.

Previo al fallo de la tutela, se había dado un principio de acuerdo entre el ICBF, los representantes de la madre indígena y la Oficina de Asuntos Indígenas de La Guajira, para que se tutelaran los derechos de la niña y se respetarán también los de sus ancestros.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.