LA GUITARRA QUE ENAMORÓ A PARÍS

LA GUITARRA QUE ENAMORÓ A PARÍS

El cantante, compositor y guitarrista cubano Pablo Milanés, quien desde hace 20 años es considerado una de las grandes figuras de la música popular en América Latina, ofreció el sábado en la noche un concierto único en París a la cabeza de su grupo, creado en 1975. Pablo Milanés, fundador desde 1969 con su cómplice Silvio Rodríguez, del movimiento de la Nueva Trova , la canción protesta, es llamado pablito en Cuba por todas las generaciones.

25 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Célebre entre otras cosas por su maciza figura de cincuentón, por su afro y sus gruesas gafas, pero también, y sobre todo, por su cálida y flexible voz, por sus éxitos Yolanda , La vida no vale nada o Canto de la abuela , que le han dado ochenta veces la vuelta al mundo.

Pero no sólo por eso es famoso. También es conocido por su fundación, que lleva su nombre, es independiente, con un financiamiento privado y una cuenta en dólares en el Banco Nacional, a la que son girados las regalías y las sumas que recibe el artista por sus conciertos.

Otro artista cubano goza también de un estatuto privilegiado propio: el pianista Gonzalo Rubalcaba, uno de los mejores pianistas conteporáneos de jazz en el mundo.

Pablo Milanés, a partir de 1970, supo, por su obstinación, imponer un nuevo lenguaje -parábolas, modernidades, sofisticación- a los responsables de la Cultura, que preferían al viejo Carlos Puebla, en la línea artística y en las investigaciones musicales en el seno del grupo creado por él, El grupo de experimentación sonora del ICAIC (Instituto de cine).

En Cuba, en América Latina y en España, en donde llena los estadios, las más grandes plazas públicas y los escenarios, prestigiosos o inesperados, Pablo Milanés es considerado como uno de los artistas más importantes, al mismo título que los brasileños Chico Buarque, Milton Nascimiento, Caetano Veloso o la argentina Mercedes Sosa, el uruguayo Daniel Viglietti, el chileno Angel Parra o la venezolana Soledad Bravo.

El primer concierto de Pablo Milanés en París data de 1977. Cinco años después, con su amigo inseparable, Silvio, llenó cinco noches sucesivas el Teatro de París. Pasarán doce años antes de que regrese de nuevo a la capital francesa, al célebre teatro Olimpia, en donde fue un gran éxito.

Desde 1988 se presenta en los escenarios de Estados Unidos pues el embargo no afecta a los artistas cubanos.

Milanés es igualmente el autor de la música de siete largometrajes y de unos 30 documentales y series de televisión.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.