E.U. NO CEDE EN EMBARGO A CUBA

E.U. NO CEDE EN EMBARGO A CUBA

Las conversaciones entre Cuba y Estados Unidos para evaluar el resultado del acuerdo migratorio suscrito en septiembre entraron ayer en su segundo día dentro del más absoluto hermetismo, después de que las dos partes expresaran al comienzo de esta ronda puntos de partida bastante divergentes. Aunque en esta nueva ronda de negociaciones la idea es pulir todo lo del asunto migratorio, la delegación cubana parece empeñada en reclamar el levantamiento de las sanciones impuestas el pasado 20 de agosto, que incluyen una limitación de vuelos charter entre La Habana y Miami y la prohibición de envío de dólares a familiares en la isla.

26 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Y es que en todas las declaraciones hechas hasta ahora, el jefe de la delegación cubana, Ricardo Alarcón, ha insistido en que estas medidas que, de hecho, obstaculizan el cumplimiento del acuerdo porque si los vuelos son escasos y además se impiden las transacciones financieras la persona que obtenga un visado difícilmente podrá viajar.

Tristeza en Guantánamo Sin embargo, Dennys Hays, coordinador de asuntos cubanos en el Departamento de Estado, fue rotundo el lunes, a su llegada a La Habana, al afirmar que estas medidas son ajenas al acuerdo migratorio y por tanto la delegación estadounidense no tiene intención alguna de ponerlas sobre el tapete.

De esta manera, EE.UU. se mantiene firme en abordar aspectos estrictamente relacionados con el acuerdo y, además, considera que tales sanciones forman parte ya del embargo económico que mantiene contra Cuba desde hace más de treinta años y que se niega a discutir mientras se mantenga el actual sistema.

Pese a las insistencias de la delegación cubana y la creciente presión mundial de países extranjeros hacia EE.UU. para que cambie su política hacia Cuba (ver recuadro), hasta ahora EE.UU. lo único que ha prometido a la parte cubana es que, a partir del primero de noviembre esperan estar en condiciones para examinar un promedio semanal de 500 casos de cubanos que quieran emigrar, puesto que ya ha aumentado de siete a 17 el número de funcionarios en su sección consular en La Habana.

Pero el futuro de los 32.000 balseros precariamente instalados en bases militares estadounidenses en Guantánamo y Panamá, algunos desde hace más de dos meses, es cada día más incierto.

Al respecto EE.UU. sostiene que para entrar en territorio estadounidense deben volver a Cuba y solicitar el visado correspondiente.

Pero todo no termina ahí. Para complicar aún más la situación, un juez federal de Estados Unidos emitió ayer una orden por la que se prohíbe temporalmente la repatriación de cubanos que están en la base naval de Guantánamo.

La decisión del juez Clyde Atkins se produjo a petición de un grupo de abogados de Miami que presentó una demanda para aclarar la situación legal de los balseros y ayudar a establecer sus derechos ya que actualmente no les reconocen derecho alguno , en palabras del abogado Roberto Martínez.

Embargo a presión Tegucigalpa, Nueva York (AFP-AP) La Asamblea general de la ONU se pronunciará hoy miércoles sobre un proyecto de resolución, propuesto por La Habana, que condena el bloqueo unilateral impuesto contra Cuba desde hace 32 años por Estados Unidos.

Aunque contrariamiente a las resoluciones del Consejo de seguridad, las decisiones de la Asamblea general no son obligatorias para los Estados miembros de la ONU, se considera que constituyen un barómetro representativo de la opinión internacional.

Y, en este caso, se espera que la Asamblea general apruebe el proyecto de resolución que pide poner fin al embargo económico, comercial y financiero aplicado por Washington contra la isla caribeña, estimaron fuentes diplomáticas.

El proyecto expresa la preocupación de la Asamblea general por la continuada promulgación y aplicación por parte de Estados miembros de leyes y regulaciones cuyos efectos extraterritoriales afectan a la soberanía de otros Estados (...) así como a la libertad de comercio y navegación .

Un texto similar fue adoptado por la Asamblea general durante sus dos sesiones anuales anteriores.

Por otro lado, el secretario general de la OEA, César Gaviria, dijo que apoya un cambio político gradual en Cuba y elogió el diálogo que mantiene con EE.UU.. Es un buen ejemplo de que el diálogo puede resolver un problema .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.