ASEGURAR LA VIVIENDA, UNA NECESIDAD

ASEGURAR LA VIVIENDA, UNA NECESIDAD

La inseguridad y el auge de la delincuencia organizada, que cada día inventa nuevas formas para atacar los bienes de los ciudadanos, han despertado la conciencia entre los propietarios sobre la necesidad de asegurar sus hogares. Es por eso que hoy las familias ya no se limitan sólo a proteger su vehículo, sino que han extendido sus seguros a las casas y sus contenidos, con el fin de cubrirlos contra cualquier eventualidad.

26 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

La ocurrencia de un incendio, un terremoto, un atentado o simplemente un robo involucra a todas las personas. Por ello, la protección de los hogares dejó de ser un lujo exclusivo de los más ricos, para convertirse en una necesidad prioritaria de los ciudadanos.

Identificar las posibles pérdidas a las que se está expuesto y la manera de prevenirlas es asunto que hoy incumbe a toda la comunidad.

Prevención Total En las principales ciudades del país son cada vez más las bandas de delincuentes que escogen como objetivo principal de sus actos la vivienda.

Estas organizaciones utilizan múltiples métodos y artimañas, que van desde el engaño a la empleada doméstica hasta el asalto en forma violenta, para minar el patrimonio de las personas de bien.

Una modalidad bastante común es la irrupción de grupos de seis o diez delincuentes en reuniones sociales o familiares para desvalijar la casa y robar a los presentes. Para cometer sus fechorías se valen de armas sofisticadas y de vehículos robados.

Ante el creciente número de delitos contra el patrimonio de las personas, el sector asegurador ha mejorado sus planes de seguros de vivienda, brindando una mayor cobertura frente a cualquier calamidad doméstica.

El interés de las compañías es cobijar los diversos riesgos a los que está expuesta la gente y por los que se puede perder todo lo que se ha conseguido con mucho esfuerzo a lo largo de los años.

Estadísticas reveladoras Sin embargo, las estadísticas demuestran que, por lo menos, el 75 por ciento de los reclamos por pérdida de contenidos, bien por hurto o hurto con violencia, son atribuibles al descuido del asegurado. Por esta razón, se exige del usuario una mayor responsabilidad sobre sus bienes.

Se recomienda la revisión periódica de las instalaciones eléctricas y de voltaje, el mantenimiento de las seguridades de acceso en las puertas, ventanas y techos y el buen estado de las tuberías y desagues.

Pero también es importante cambiar un poco la costumbre de dejar sola la casa o bajo la custodia del personal de servicio doméstico o de los niños.

Según las estadísticas, el 70 por ciento de los siniestros ocurren por negligencia o descuido de los asegurados, ante lo cual es básico concientizarse de lo importante que resulta la prevención total de cualquier riesgo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.