CONDENADO PRESIDENTE DE LA AUTONOMÍA DE CANTABRIA

CONDENADO PRESIDENTE DE LA AUTONOMÍA DE CANTABRIA

La clase política española sufrió un nuevo revés con la condena del controvertido jefe del gobierno de Cantabria (norte), Juan Hormaechea, por malversación de fondos públicos y el encarcelamiento del millonario catalán Javier de la Rosa. El lunes pasado, Hormaechea fue condenado a una pena de seis años de cárcel por malversación de fondos públicos y prevaricación. Estaba acusado de financiar con dinero público una campaña para responder a los ataques de sus adversarios. El Tribunal de justicia de Cantabria le condenó también por la concesión ilegal de un permiso de construir a un cuñado.

26 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Por primera vez en España, se condenó a un jefe de gobierno autónomo en el ejercicio de sus funciones. Conservador independiente, conocido por sus excesos verbales y su autoritarismo, Hormaechea se niega a renunciar como se lo piden todos los partidos de la oposición.

Después de haberse beneficiado largo tiempo del apoyo tácito del Partido Popular (PP, conservador, principal formación de la oposición) éste y el Partido Socialista anunciaron el ayer la presentación de sendas mociones de censura para obligarle a dimitir.

Rosa espinosa Además del caso Hormaechea, la prensa dedica gran espacio al hombre de negocios catalán Javier de la Rosa, en sus problemas con la justicia.

Se lo acusa de desvío de fondos con fines personales y de falsificación de documentos cuando estaba a la cabeza del grupo financiero Gran Tibidabo. Pero también ciertos partidos de la oposición afirman que financió ilegalmente formaciones políticas.

Javier de la Rosa, quien según la prensa grababa discretamente todas sus conversaciones con responsables políticos y económicos, amenazó con revelaciones comprometedoras. Símbolo del enriquecimiento fácil durante el periodo del boom económico, este industrial fue durante años el hombre de confianza del grupo kuwaití KIO, que registró enormes pérdidas en España.

Salvo los socialistas en el poder, los partidos políticos se pronunciaron por una investigación parlamentaria sobre la presunta relación de De la Rosa con el financiamiento ilegal de fuerzas políticas.

Izquierda Unida (IU, coalición en torno al Partido comunista) acusó a De la Rosa de connivencia con los nacionalistas catalanes de Convergencia i Unió (CIU, moderado) aliado en el Parlamento de los socialistas. Para éstos, que sólo tienen mayoría relativa, es necesario el apoyo de CIU para la adopción de sus proyectos de ley.

Los partidos de oposición sostienen que la corrupción se vio favorecida por la expansión económica de los años 1986 a 1989, periodo de fuerte especulación y enriquecimiento fácil.

Los escándalos político-financieros minaron el prestigio de los socialistas, motivando en especial su caída en las elecciones europeas de junio último, que ganaron los conservadores del PP.

El caso más sonado es el del ex-director general de la Guardia Civil, Luis Roldán, acusado de enriquecimiento ilícito y que está prófugo desde abril pasado.

Por último, no menos grave para el Partido Socialista podría ser la investigación sobre su financiamiento, que según las primeras conclusiones podría haber sido en gran parte ilegal.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.