Secciones
Síguenos en:
MINERALCO ES UN CASO PARA JUZGAR

MINERALCO ES UN CASO PARA JUZGAR

Ecominas desapareció y fue reemplazada por Mineralco. Pero este nuevo ente deja mucho que desear: en solo cuatro años de vida acumula un récord que dice mucho. Ha tenido seis gerentes, tres encargados y tres nombrados en propiedad. Los ministros de Minas siempre han estado muy preocupados por la situación de la empresa. Ahora su gerente está en problemas legales.

La politización de la entidad parece haber sido una constante durante su corta vida. El porcentaje de profesionales de la entidad es muy bajo y la calificación de muchos es precaria.

Pero también hay asuntos que riñen con la ley: fue firmado un contrato de servicios con un empleado público de Ingeominas por varios millones de pesos.

Mineralco, empresa industrial y comercial de Estado que sustituyó a Ecominas, en solo cuatro años de vida acumula un récord que dice mucho: ha tenido seis gerentes, tres encargados y tres nombrados en propiedad.

Desde su transformación, proceso que lideró la entonces ministra de Minas, Margarita Mena de Quevedo, la empresa ha estado asociada a escándalos y a constante observación por parte de las autoridades energéticas.

Mineralco arrancó desde el momento de su sonada reestructuración con el pie izquierdo. Su primer gerente, Jorge Osorio Maya, abandonó el cargo a los dos meses de su conversión.

Luego de la administración de Osorio Maya llegó Jairo Cuevas, quien estuvo en la gerencia desde 1990 hasta finales de 1992. Durante su administración la naciente empresa empezaba a coger forma en el sector minero, pero la influencia política hizo su aparición.

En 1993, llegó a la gerencia de la compañía Gerardino Vivaz, militante del partido liberal en las huestes de la senadora boyacense María Izquierdo.\ Vivaz solo tuvo en el cargo siete meses, pero durante su corta gestión contrató a Víctor Hugo Ramos para que se desempeñara como subgerente administrativo y financiero, oficio que ocupa en la actualidad.

La designación no tendría nada de raro, sino fuera porque Ramos desempeñó la suplencia de María Izquierdo, cuando la parlamentaria ocupaba una curul en la Cámara de Representantes en 1986.\ nLa situación en Mineralco siempre mantuvo incómodo al ministro de Minas, Guido Nule Amín, quien consideraba que el objetivo de la empresa no se estaba cumpliendo y que esa era una de las grandes preocupaciones de su despacho.

Fue así como en el segundo semestre de 1993, el ministro nombró como gerente encargado a Eduardo Chaparro, actual funcionario de Ecocarbón, quien ahora desde la barrera, reconoce que la compañía es un complejo mundo difícil de manejar.

En esos seis meses que estuve al frente de esa entidad, se acabó todo para mí y casi enloquezco. Allí hay una cantidad de factores problemáticos muy complicados de manejar , subrayó.

Y las cosas parecen no haber cambiado. El 21 de enero de este año llegó a la gerencia de Mineralco, Ana Isabel Fajardo, también militante del grupo de Izquierdo, según reconoció la funcionaria a este medio pocos días después de su posesión.

Fajardo Garavito, se encuentra separada del cargo desde hace 15 días, porque la fiscalía decidió cursar un proceso jurídico en su contra por un supuesto peculado por extensión.\ nLa ex-funcionaria, según la Fiscalía Tercera Delegada de Tunja, entregó becas por un monto inferior al dinero asignado, cuando se desemepeñaba como diputada por Boyacá en 1990.

Durante su gestión, Fajardo Garavito, encargó de la gerencia a Omar Aranguren Cerón, quien celebró un contrato de servicios con el jefe operativo de administración de recursos de Ingeominas, Keppel Fenerson Salgado, tal como se detalla en el recuadro adjunto.

Habla María Aunque es común escuchar que Mineralco está politizada, la senadora Izquierdo niega cualquier vínculo con la institución y menos ejercer influencia en la designación de funcionarios.

Mi única relación con Mineralco data de varios años atrás cuando un grupo de abogados boyacenses le quitaron la prima de antiguedad a los trabajadores de la empresa. De allí nació el odio del sindicado contra mí .

Izquierdo dijo que Fajardo Garavito, la última gerente en propiedad de la compañía, no es cuota política suya y que como lo señalan las credenciales, ella fue una militante del nuevo liberalismo.

Fajardo, como se reseñó anteriormente, reconoció que es cuota de la senadora boyacense.

Entre tanto, el administrador de empresas, actual subgerente administrativo y financiero de Mineralco, Víctor Hugo Ramos Camacho- quien fue suplente de la parlamentaria en su último período como Representante a la Cámara- reconoce su acercamiento político con la senadora Izquierdo.

No se puede sindicar a una persona por ser suplente de otra en un cuerpo colegiado y además no es secreto para nadie que el Gobierno Nacional es un ponqué que se lo reparten todos los políticos...Y no sé por qué les extraña eso .

La congresista, según nota autenticada por la Notaria 23 de Santafe de Bogotá, el 29 de junio de 1993, le solicitó a Ramos suscribir un contrato por 300.000 pesos con una señora de nombre Cecilia.

En otra ocasión, Izquierdo envió a la jefe de personal de Mineralco, Rosmery de Castro, una nota recomendando colocar en la empresa a un conductor. Esta también está autenticada en la misma Notaría.\ Sin embargo, la senadora Izquierdo dijo que la papelería de su campaña fue falsificada y que la firma que aparece es producto de un montaje.

A toda velocidad Otra de las coincidencias tiene que ver con la reciente venta de un vehículo, Mercedes Benz, modelo 79 de propiedad de Mineralco a un ex-servidor de María Izquierdo, por la suma de nueve millones de pesos según subasta pública a la cual sólo se presentó el abogado en mensión, Claudio Tobo.

Tobo Puentes, también oriundo de Boyacá, fue contratado en 1986 por María Izquierdo para que realizara el secuestro de bienes de la sucesión de Cándido Rodríguez Orduz, suegro de la Senadora.

Consultado el abogado Tobo, sobre las coicidencias en la adquisición del vehículo, precisó: mi esposa y yo trabajamos en diferentes subastas y coicidencialmente logramos esa de Mineralco, pero el negocio no fue tan bueno porque a ese carro hubo que meterle como cinco millones de pesos en arreglos .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.