EN BARRANQUILLA, EL VOTO, NI SE COMPRA NI SE VENDE

EN BARRANQUILLA, EL VOTO, NI SE COMPRA NI SE VENDE

La lucha por la alcaldía de Barranquilla es ahora un problema de opinión. La larga costumbre de comprar y vender votos parece que ha mermado,. Además, el tema de la seguridad desplazó al del agua potable.

24 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Durante muchos años, esta ciudad tuvo como referente casi único durante las campañas electorales el tema de los servicios públicos. La historia de Barranquilla llegó a confundirse con la historia de las Empresas Públicas Municipales, que entre 1925 y 1992 tuvo a su cargo la prestación de los servicios de agua, alcantarillado, aseo, el recaudo de impuestos y, en una época, la pavimentación y la instalación de los hidrantes para sofocar los incendios.

Llegó la elección popular de alcaldes y se asoció a los servicios el tema de la corrupción. Con esa bandera el recién desmovilizado M 19 superó a los grupos tradicionales (Antonio Navarro Wolff le ganó a César Gaviria en mayo de 1990) y, mediante una coalición, el sacerdote Bernardo Hoyos Montoya ganó y asumió la alcaldía en junio de 1992.

Entonces, las gestiones que venían haciendo sus antecesores para mejorar los servicios, con apoyo de la Nación, tomaron una nueva dinámica y hoy son evidentes las mejoras en agua, alcantarillado, aseo, electricidad y vías.

En este proceso han concurrido los gremios económicos, ha habido mayores recursos y han sido fundamentales las nuevas competencias que tiene el Distrito de Barranquilla como consecuencia de la descentralización.

También han sido fundamentales los aportes de organismos públicos, como la Gobernación, que ha invertido unos 20 mil millones de pesos en vías para Barranquilla.

Es también evidente en esta campaña que la compra venta del voto, que hasta 1992 definía las elecciones, no tiene el mismo factor de influencia de antes.

Así lo muestra el que los tres candidatos a la Alcaldía de Barranquilla -- Edgar George, del Movimiento Ciudadano; Ventura Díaz, de coalición, y Eduardo Verano, liberal-- han volcado sus mayores esfuerzos hacia la publicidad, la movilización de sus probables electores y la apertura hacia nuevos temas de campaña, dejando de lado, en la medida de lo posible, a las tradicionales jerarquías políticas.

Todos, incluido George, cuya campaña tiene como soporte esencial la figura, la obra y los recursos ideológicos y logísticos que aporta Hoyos, se declaran independientes frente a los respectivos jefes electorales que los respaldan.

A Díaz lo apoya un bloque bipartidista que encabeza el senador Fuad Char. Verano no tiene respaldo de barones pero cuenta con el apoyo de los voceros gremiales.

Hablar de seguridad como preocupación esencial en Barranquilla, capital del carnaval y la alegría y con una tradición de resolución pacífica de los conflictos interpersonales, puede ser para muchos cosa exótica.

Pero Díaz Mejía y su jefe de debate, Fuad Char, dicen que no.

El tema, a juicio de ellos, rebasó a los demás servicios entre las preocupaciones no tanto porque ya estén totalmente resueltos estos problemas sino porque de nada sirve el agua, la luz y el pavimento si no se tiene la vida. Y hoy, en Barranquilla, matan por cualquier cosa; por un par de zapatos luminosos o por una simple discusión por la vía , según declaran insistentemente.

Según Verano, Barranquilla ha sido afectada por una ola de inseguridad impulsada y profundizada, en menor o mayor grado, por la delincuencia común, el narcotráfico y la guerrilla urbana, lo cual se ha traducido en asesinatos, extorsiones, chantajes, secuestros y pérdida de valores morales y éticos . No obstante, su programa tiene como eje el empleo.

George insiste en que combatiendo la pobreza y frenando la corrupción se combate la violencia y que esta no es tan grave como quiere ser presentada por sus émulos.

Mientras que el candidato al Concejo por la desmovilizada Corriente de Renovación Socialista (CRS), el columnista Horacio Brieva Mariano, dice que se está haciendo tremendismo cuando se quiere asociar el respaldo que Hoyos le ha dado a los reinsertados con el auge de la violencia.

Dice que los miembros de estos grupos están en el gobierno, están estudiando o laboran en proyectos productivos. Eso no indica, agregó, que se desconozca que algunos miembros sueltos de esas organizaciones han podido incurrir en delitos comunes ante el desespero por falta de empleo.

En publicidad, George ha sido el más agresivo. Va desde páginas enteras en los diarios locales (El Heraldo y La Libertad), la revista Semana, unas 20 vallas por la ciudad, pasacalles y carteles murales en casi todas las esquinas, finos folletos con la síntesis de su programa y lapiceros con su número en el tarjetón, hasta publicidad radial cada cinco minutos en las emisoras AM y FM, en esta última entre disco y disco en las madrugadas.

El gerente de su campaña, el coronel retirado de la Policía Johny Barbosa, quien pasó de la Secretaría Municipal de Impuestos a ese cargo, dijo que el dinero procede de la generosidad de los amigos, sobre todo los comerciantes que se declaran beneficiados con la gestión del padre Hoyos, y créditos .

Según él, se han gastado 45 millones de pesos en efectivo y 60 millones que están pendientes de pago.

Ventura Díaz, quien es propietario de una emisora y desde hace un año ha venido impulsando en ella su candidatura, dijo que ha tenido que afrontar una campaña en franca desventaja, nunca tan ostentosa como la de George y soportando necesidades de todo tipo . Sin embargo, tiene, en asocio con el candidato a la Gobernación Nelson Polo, un aviso diario de dos columnas por 52 centímetros en los dos periódicos locales, también abundante publicidad radial con la voz de Edgar Perea y con la suya, y cinco vallas.

Verano es el más modesto. Debió suspender la publicidad radial durante un mes, según su tesorería, por falta de recursos.

El otro fenómeno que particulariza esta campaña, en donde el voto de opinión será sin duda el que defina las cosas, es que se volvió al lenguaje agresivo y a la deslealtad.

Todos se quejan de las falsas imputaciones, de la destrucción de su publicidad callejera y de la agresividad de los perifoneadores.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.