LUZ PARA ENFERMOS DE ALZHEIMER

LUZ PARA ENFERMOS DE ALZHEIMER

En menos de un año, las personas que sufren de la enfermedad de Alzheimer podrán esperar mejores resultados en sus tratamientos, gracias a un nuevo medicamento que está a punto de aprobar la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de los Estados Unidos. En todo el mundo se ensayan actualmente una decena de nuevos medicamentos, dirigidos a contrarrestar el progreso de la enfermedad y a reducir los efectos secundarios que suele presentar el único medicamento existente hasta el momento, especialmente relacionados con las afecciones del hígado y problemas gastrointestinales.

24 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Todavía hay más. Desde que las expectativas de vida de la humanidad se han ampliado considerablemente (en promedio una persona puede vivir 75 años), los científicos y médicos en todo el mundo han centrado su atención en enfermedades como Alzheimer, especialmente por su incidencia en la vejez y porque se considera la causa más común de pérdida de la memoria en ancianos.

Los cambios han sido radicales. En 1906 se hizo la autopsia del cerebro de una paciente joven, que perdió la habilidad de hablar y la memoria, usando nueva tecnología, y se describieron las características de la enfermedad.

Así, durante muchas décadas se pensó que esta enfermedad era de gente joven y se le llamó demencia juvenil, hasta que en estudios realizados con cerebros de personas viejas que murieron por este mal se encontraron las mismas características.

Después se trató como una simple enfermedad degenerativa, ante la que poco había que hacer, hasta que se pasó a considerarla como una enfermedad que se podía y debía controlar, especialmente en su primera fase.

El Instituto Nacional de Salud y el Congreso de Estados Unidos han destinado grandes cantidades de dinero para el estudio de la enfermedad de Alzheimer, y se tiene un centro dedicado a las investigaciones. También existen instituciones especializadas en diferentes estados para ayudar en estos propósitos.

Uno de esos centros es el de la Clínica Mayo, en su sede de Rochester. Allí se trabaja en dos áreas de investigación: clínica y básica. Y en la sede de la clínica en Jacksonville (Florida) se acaba de inaugurar el edificio de Investigaciones Médicas Birdsall que se dedicará al estudio de la enfermedad de Alzheimer y a otros problemas mentales.

Igualmente, en diferentes partes del mundo se trabaja en el estudio de esta enfermedad.

Tópicos de Alzheimer A nivel de factores genéticos, los científicos han podido identificar ahora varios genes que causan la enfermedad. Existen varias mutaciones del cromosoma 21, que afectan el metabolismo de una proteína llamada Emloit Amyloide. Las familias que presentan este problema pueden padecer la enfermedad a una edad más joven.

Igualmente se sabe que los niños que sufren de Síndrome de Down o mongolismo tienen 3 cromosomas 21 y si llegan a sobrevivir después de los 40 años, van a presentar la enfermedad de Alzheimer.

Según los científicos de los Departamentos de Investigaciones y de Neurología de la Clínica Mayo, en Jacksonville, el estudio de Amyloide es otro tópico importante en la descripción de la enfermedad.

Todo el mundo tiene esta proteína y es normal (su función es ayudar a que las células se comuniquen), pero, si se presenta alguna alteración, las células no logran comunicarse.

Hay otro gene que incide en la presencia de este mal: el apolipoprotein, que tiene tres diferentes tipos, 2, 3, 4. El 4 es el peor. La gente que lo tiene sufrirá de Alzheimer a edad más joven.

Así, esta enfermedad puede presentarse en familias completas, pero también en cualquier persona, por causas que todavía se desconocen.

Tratamientos Las investigaciones están encaminadas a mejorar la prevención y los tratamientos propiamente dichos.

A nivel de prevención, los expertos aseguran que no se ha avanzado mucho, pero hay grandes esperanzas en la medida en que se entiende mejor la enfermedad.

En cuanto a la parte de medicamentos, se viene trabajando con una droga que ayuda a mejorar la memoria, pero sólo actúa en la primera fase de la enfermedad, que dura aproximadamente seis años.

La esperanza está en los diez medicamentos que se estudian en el mundo, para prevenir el progreso. Entre ellos uno que ensaya la Clínica Mayo en animales y cuya base es un té herbal de China.

Otro medicamento se llama 20/20. Su estudio va en la última fase. La lista la completan otros productos, incluso algunos derivados de la Cortisona cuyos estudios iniciales han demostrado que reduce la inflamación en el cerebro.

Y el estrógeno no podía faltar. Los estudios comenzarán el próximo año y se basarán en investigaciones parciales con mujeres que han tomado estrógeno durante varios años y en quienes se descubrió que tenían menos oportunidad de sufrir de Alzheimer. La idea es comprobar si esto es realmente cierto o no.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.