Las tristes historias de los ‘guapos’ del hampa en Cartagena

Las tristes historias de los ‘guapos’ del hampa en Cartagena

Cuando ‘Pirulo’* consume el ‘patraciado’ (cocaína de mala calidad revuelta, entre otras cosas, con polvo de ladrillo) ve serpientes gigantes y monstruosas que lo devoran.

27 de febrero 2007 , 12:00 a.m.

Dice que se pone agresivo y que no conoce a nadie. Incluso, que podría matar a cualquiera que se le enfrente.

Aprendió a consumirla en la calle para envalentonarse cuando el peligro acecha y para olvidar el hambre que le retuerce las tripas.

Tiene 14 años y ya ha estado dos veces en correccionales por robo. “Mi primer revólver me lo gané en una pelea”, cuenta. “Otro pandillero vino a darme, pero yo le gané. Saqué mi changón (arma artesanal) y le disparé en las piernas. El man se cayó y soltó su revólver. Enseguida era mío”, agrega.

Un joven como ‘Pirulo’, pero con otro apodo, ‘El Chino’, fue quien hace unos días puso en jaque el retorno de cruceros y vuelos de extranjeros a Cartagena. Y de paso, el trabajo de más de cinco años del Gobierno para conseguirlo.

‘El Chino’, de 16 años, ‘fierro’ (arma) en mano, mató a una turista italiana para robarle su cámara e hirió a su esposo. Su compinche, de 20 años, lo ayudó a huir en una moto. El país se estremeció.

Como ‘Pirulo’ y como ‘El Chino’, decenas de niños y adolescentes crecen en las goteras de esta ciudad, a merced del peligro de la calle, donde la droga y las bandas los rondan.

‘A la próxima te mato’ Hace unas tres semanas ‘Pirulo’ se tropezó cara a cara con la muerte. Un hombre lo cogió del cuello y lo llevó arrastrando hasta un basurero. Lo lanzó contra la porquería y le puso una pistola en el cráneo. “La próxima vez que te encuentre mal parqueado te mato”, le advirtió.

‘Pirulo’ se fue angustiado para la fundación Niños de Papel, que trata de librar a los pequeños de los problemas que adquirieron en las calles. Fue a salvarse. El día que llegó temblaba.

Ahora el muchacho está en proceso clínico de desintoxicación y dice que no quiere saber de armas ni de drogas.

Un amigo suyo, también pandillero del sector de Olaya Herrera, cuenta que conoció a ‘El Chino’, el verdugo de la italiana. “Era guapo. Robaba motos, ‘metía’ pepas y siempre andaba armado”, cuenta.

En Cartagena se estima que hay unos 30.000 muchachos que conforman entre 80 y 100 pandillas en zonas marginales, a orillas de la ciénaga de La Virgen y en las laderas del cerro de La Popa.

El sacerdote Efraín Aldana, conocedor del tema, dice que estos jóvenes mantienen una baja autoestima, sienten su dignidad atropellada y, explica el religioso, consideran que la mejor manera de recibir reconocimiento es agrupándose, haciéndose notar y defendiendo su territorio.

En vez de estar en un salón de clases, deambulan por las calles armando tabacos de marihuana, vendiendo drogas y asaltando. En las escuelas, además, escasean los cupos.

Nada más entre el 2005 y el 2006 salieron del sistema oficial escolar 18 mil niños de los estratos bajos. Ni la Secretaría de Educación supo a ciencia cierta el rumbo que tomaron. El año pasado las autoridades educativas hablaban de la necesidad de construir 518 nuevas aulas y de que el hacinamiento en las existentes era alarmante.

Y aunque ‘Pirulo’ aún no entra al colegio, espera poder hacerlo por iniciativa propia.Su madre murió cuando él tenía 10 años y a su padre lo asesinaron después. Aprendió la ley de la calle que hoy quiere olvidar. “En la calle las cosas están calientes y no quiero ver más serpientes monstruosas ni armas apuntándome en la cabeza”, dice. Luego llora y pide que lo ayuden a ser una persona sin problemas. “Como todo el mundo, mi pana, yo sé que voy pa’ esa”, se da fuerzas para no desfallecer.

*APODO CAMBIADO.

‘Cartagena debe ser segura’ En lo que podría denominarse una revista militar, el presidente Álvaro Uribe visitó algunos de los 24 puestos de control policial en Cartagena y repitió en cada uno que la ciudad tiene que ser segura de cara a los grandes acontecimientos que se avecinan.

El mandatario habló de la visita de los reyes de España, con motivo del Congreso de la Lengua Española; de la reunión de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), del Congreso Mundial de Turismo y de la llegada, durante este año, de 138 cruceros.

''Comienzan robando en sus barrios, que se dividen por pandillas, y después son capaces de matar igual por una novia que por un helado”.

Poblador de La Popa

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.