ROMANCES, AFFAIRES Y DIVORCIOS A LA INGLESA

ROMANCES, AFFAIRES Y DIVORCIOS A LA INGLESA

Lo que se inició hace más de 13 años como un verdadero cuento de hadas, más parece hoy una serie estilo Dinastía o Dallas, donde el protagonista principal y casi siempre visto como el malo de la película, es, nada menos y nada más, que el heredero al trono británico. El sucesor de una monarquía que hoy tambalea por sus constantes escándalos pero que sigue siendo la más importante del mundo. Tal vez es esto lo que hace que la historia de los príncipes de Gales sea cada vez más seguida por infinidad de personas que se deleitan leyendo todos los intríngulis que ocurren en el seno de la familia real.

23 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

El matrimonio que empezó con una virginidad a prueba de todo, un vestido en tafetán de seda, con bordado de encaje antiguo y una cola de siete metros de largo, 2.500 invitados y con una gran ceremonia en la Catedral de St. Paul que costó más dos millones de dólares, es hoy un mar de chismes, rumores, celos, confesiones y hasta infidelidades que desvirtúan por completo las palabras que la pareja se pronunció en 1981.

El príncipe prometió amar, consolar, honrar y proteger a su esposa durante toda la vida y ahora hoy eso no parece más que una simple mentira que deja en vilo a todo un país que sigue muy de cerca a su futuro rey y a quien debería ser por siempre su princesa consorte.

Lo grave, realmente, es que en medio de este mar de escándalos se ha recurrido a todo tipo de estrategias, legales e ilegales, con el fin de desprestigiar a uno y a otro. Conversaciones que se graban, libros que se publican sin autorización, cartas que se descubren al público, romances secretos que se desnudan y hasta intimidades de la vida sexual de cada uno han sido el pan diario con que los periódicos sensacionalistas han alimentado a los súbditos de esta monarquía que a lo largo de su historia ha soportado todo tipo de escándalos, pero nunca tan publicados.

Lo último que se ha dicho es que la princesa de Gales no ha sido tan inocente como se pretendió al principio, aunque sus defensores dicen que son estrategias del servicio secreto británico con el fin de desprestigiar a quien siempre ha sido la buena del paseo . Al final, quien más sale herida es la misma corona que cada vez tiene menos futuro de ser ceñida sobre las sienes de los sucesores de la casa de Windsor.

1953. A la edad de cuatro años, su alteza real el príncipe Carlos Felipe Arturo de Carrick, barón de Renfrew, lord de las Islas y gran steward de Escocia, asiste a la coronación de su madre, la reina Isabel.

1969. Carlos es investido como Príncipe de Gales.

Abril 11 de 1972. Empiezan los rumores sobre la relación de Carlos con lady Jane Wellesley, luego de encontrarse en un partido de polo en Windsor, cerca de Londres. Después de ella habría varias novias más.

Junio 10 de 1974. En declaraciones a un periodista, Carlos, que se convierte en el soltero más cotizado de Gran Bretaña, declara que se casará con quien él quiera y no quien le impongan.

1977. Primer encuentro entre Carlos y Diana Spencer, gracias a un amigo mútuo que los presentó. Dijeron sentir desde ese momento una gran atracción que fueron comprobando en reuniones posteriores.

Agosto de 1980. Se estrechan las relaciones con Diana y cada vez se les ve más juntos.

Noviembre 19 de 1980. Se rumora sobre la oficialización del noviazgo entre la pareja. El, en ese momento, tiene 32 años y ella 19.

Febrero de 1981. Carlos pide a Diana en matrimonio y se hace público el compromiso de lady Diana Frances Spencer con Carlos Felipe Arturo Jorge, heredero al trono británico. La boda se fija para el 29 de julio de ese mismo año.

20 de julio de 1981. Diana alcanza a pensar la posibilidad de suspender el matrimonio por causa de la insistente amistad de Carlos con Camila Parker Bowles, quien ha sido la confidente de su futuro esposo durante varios años. Se decía que todo lo que pasaba entre los dos lo sabía Camila.

27 de julio de 1981. Todo está listo para la boda del año. Hay un ensayo general en la catedral.

Miércoles 19 de julio de 1981. en la Catedral de St. Paul en Londres Carlos y Diana contraen matrimonio. En todo el Reino Unido se realizan gran cantidad de fiestas locales y los novios reciben más de 100 mil regalos y tarjetas de felicitación.

La pareja es vitoreada por más de 900 mil personas y el programa de televisión lo ven más de 750 mil espectadores en todo el mundo. La ceremonia tuvo un costo de dos millones de dólares y a la boda asisten 2.500 invitados entre monarcas, jefes de estado y toda clase de personajes. Camila Parker Bowles es una de las invitadas más importantes para Carlos.

Junio de 1982. Nace el hijo primogénito, Guillermo quien es el encargado de seguir la dinastía de la familia real británica.

1983. Nace, Harry, el segundo hijo de la pareja.

Febrero de 1986. Empiezan los rumores sobre las desavenencias matrimoniales de los príncipes de Gales por causa del temperamento caprichoso de Diana y el desamor de Carlos.

Abril de 1987. Se habla de la publicación de una biografía sobre el príncipe, escrita por Penny Junior, en la cual se dice que Carlos no se casó con la mujer justa. En ese momento, Carlos y Diana vivían más separados que juntos por los compromisos de cada uno. Luego de una visita oficial a España, el se fue de vacaciones a Italia y ella regresó a Londres con sus dos hijos.

A Carlos se lo presenta como un hombre con una profunda crisis de identidad que vive a la sombra de una madre reinante, de un padre protagonista que lo considera débil y de una mujer que se volvió más popular que él.

Mayo de 1987. Carlos está triste y solitario y muy distanciado de Diana. Ella se siente atrapada .

Junio 25 de 1987. Se publica la biografía de Carlos.

Agosto 13 de 1987. La pareja duerme en camas separadas y se rumora que ella tiene otro amor, el apuesto aristócrata Philip Dunne, conde de Hereford. También se dice que Carlos sale con la italiana Fiammetta Frescobaldi.

Noviembre de 1987. Carlos regresa a sus viejos amigos y a frecuentar a lady Dale Tyron, más conocida como Kanga , una modelo australiana de la que fue muy amigo en sus años mozos. De ella dijo que es la única persona en el mundo que me comprende .

Diciembre 3 de 1989. La pareja inicia una segunda luna de miel en el Lejano Oriente.

Septiembre de 1990. Aparece el libro El diario de Diana, del periodista británico Andrew Morton donde se dice que la pareja se convirtió en un equipo profesional que reemplazó la pasión por la amistad . Dice que la princesa perdió tanto peso por su crisis matrimonial que se pensó en una anorexia.

Julio 11 de 1992. Diana no aguanta más y se echa a llorar en público.

Diciembre 9 de 1992. El primer ministro británico, John Major, anunció oficialmente la decisión de los príncipes de Gales, Diana y Carlos, de separarse. Major afirmó que se había llegado amistosamente a esta conclusión, la cual no implicaba ni un divorcio ni una alteración en la jerarquía para asumir el trono.

Enero de 1993. El Camillagate En medio de una fuerte polémica en Inglaterra sobre si el Estado debe imponer límites o no a ciertas publicaciones en los medios de comunicación, una revista australiana presentó el contenido de una conversación amorosa entre el príncipe Carlos y su supuesta amante, Camilla Parker. Durante seis minutos, la pareja habla de sexo y se declaran mutuamente su amor eterno.

Marzo de 1993. El Dianagate Se difunden unas conversaciones de Diana con su confidente telefónico James Gilbey, donde le declara su amor a la princesa. Diana, por su parte, le habla del temor que siente de quedar embarazada de él. Las grabaciones fueron presentadas como un accidente fortuito de un aburrido radioaficionado que captó la señal. Más tarde se dijo que era un colaborador del Servicio Secreto Británico.

Junio de 1994. Carlos confesó con franqueza su estrecha amistad con Camilla Parker-Bowles, en un programa de televisión, en el que reconoció haberle sido infiel a su esposa una vez se dio cuenta de que su matrimonio había fracasado. El documental llamado Carlos, el hombre privado, la labor pública, fue emitido por la cadena ITV.

Agosto 20 de 1994. Se publican apartes de una supuesta nueva biografía de Diana escrita por Andrew Morton, llamada Diana, su nueva vida, en el que revela la infelicidad de la princesa de Gales tras su separación del heredero de la corona británica.

Septiembre 21 de 1994. Aparece el libro Camilla: la amante del rey, en el que se revela la relación íntima entre Camila Parker Bowle y el príncipe Carlos, El libro, escrito por Caroline Graham, asegura que durante varios años Diana llamaba a Camila y que cada vez que ella respondía el silencio del comunicante era la única respuesta. Esta obra describe a una princesa de Gales depresiva y obsesionada por la amistad de su esposo con Camilla, supuesta amante del príncipe Carlos.

Octubre 3 de 1994. Se publica un libro sobre Diana, llamado Una princesa enamorada escrito por Anna Pasternak, en el que se dice que la princesa le fue infiel a su marido, desde 1986 con su profesor de equitación el mayor retirado, James Hewitt con quien llegó incluso, a la cama.

Octubre 9 de 1994. Un diario inglés publica que los servicios secretos británicos filmaron en 1988 a la princesa Diana y al mayor James Hewitt haciendo el amor.

Octubre 16 de 1994. Se publica la biografía El Príncipe de Gales escrita por Jonathan Dimbleby autorizada del príncipe Carlos en la que asegura que no se casó enamorado, sino obligado por su padre. El libro lo describe como un ser amedrentado y avergonzado de niño y atrapado en un matrimonio deplorable con una mujer aburrida, bulímica, egoísta y obsesivamente celosa. Carlos dio al autor largas entrevistas y acceso sin precedente a miles de sus cartas privadas y diarios.

Octubre de 1994. A raíz de todos los escándalos suscitados por la pareja se habla de un posible divorcio y de las consecuencias que este tendría para el futuro rey de Gran Bretaña. Carlos quiere llegar a un acuerdo con Diana en el que le pagaría 24 millones de dólares bajo la condición de que él se quede con las custodia de sus dos hijos. Esto, según los constitucionalistas, no afectaría para nada las aspiraciones del Príncipe Carlos de ostentar algún día la corona de su madre.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.