Ley aprobatoria del TLC

Ley aprobatoria del TLC

Por medio del proyecto de Ley 178 de 2006, el Gobierno presentó a la consideración y aprobación del Congreso el TLC con Estados Unidos. Este proyecto de ley se reduce a dos artículos, que se limitan a la aprobación de Tratado y a establecer qué obligará al país en el momento que se perfeccione el vínculo internacional respecto al mismo; es decir, cuando haya sido aprobado también por el Congreso de E.U. y producido el canje de ratificaciones.

26 de febrero 2007 , 12:00 a.m.

Es importante destacar que para que el TLC se pueda aplicar plenamente en el país, es necesario que se expida un conjunto de legislación derivada, de una parte para modificar la legislación existe y de otra para precisar y desarrollar los nuevos compromisos adquiridos. Tratándose de los asuntos institucionales hay que perfeccionar los diversos instrumentos que establecen el marco normativo, agilizan y otorgan una mayor certidumbre al comercio bilateral, mediante la divulgación oportuna de normas, reglamentos, procedimientos y resoluciones administrativas relacionadas con los diferentes asuntos incluidos en el Tratado; la oportuna publicación de los proyectos de normas y la disponibilidad de mecanismos para recoger observaciones, así como mecanismos ágiles de explicación y aclaración sobre inquietudes formuladas a los proyectos de legislación. Es necesario producir cambios en materia de aduanas, normas técnicas, y sanitarias, propiedad intelectual -derechos de autor-, entre otras.

Contrasta la simplicidad de este proyecto de ley con la forma como el Congreso de E.U.aprueba los TLC con base en una Ley de Aplicación -Implementation Act-, la cual además de la aprobación del tratado establece un conjunto de disposiciones, que constan en más de cuarenta páginas, en donde en forma muy detallada se indican las modificaciones a la legislación existente.

Contrasta también este proyecto de ley con el que presentó el gobierno al Congreso para aprobar el Plan de Desarrollo que no se limita a cumplir con este requisito sino que, con base en la jurisprudencia de la Corte Constitucional, contiene las medidas necesarias para garantizar su cumplimiento y los mecanismos idóneos para su ejecución.

Si bien es cierto que el proyecto de Ley 178 se presentó con base en la Ley 7 de 1944, que establece las normas sobre la puesta en vigencia de los tratados internacionales y su publicación, su marco jurídico resulta insuficiente frente a un tratado de la envergadura del TLC y va a ser necesario expedir leyes adicionales. Sería interesante, por lo tanto, que para el futuro se piense en revisar la Ley 7, que hoy resulta precaria y anacrónica, con el fin de establecer una normativa para poner en vigencia los tratados internacionales que esté más acorde con las realidades actuales de un mundo globalizado, de mayor seguridad jurídica, que permita una relación más clara entre el orden interno y el internacional y de una que facilite al sector privado el desarrollo de sus actividades.

Consultor internacional .

"Es necesario producir cambios en materia de aduanas, normas técnicas, y sanitarias, propiedad intelectual, entre otras”.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.