Bolivia sigue ‘con el agua al cuello’

Bolivia sigue ‘con el agua al cuello’

Los aguaceros no cesan en los inundados departamentos de Beni y Santa Cruz (nordeste y este de Bolivia), donde el número de damnificados, medio millón de personas, principalmente en áreas rurales, aumenta con el paso de las horas, por culpa del fenómeno climático de ‘El Niño’, que afecta el 90 por ciento del territorio boliviano.

26 de febrero 2007 , 12:00 a.m.

Beni es el punto más crítico, allí las aguas están a 40 centímetros de rebasar los diques y anegar el centro de esa ciudad amazónica de 90.000 habitantes, ubicada a 1.500 km al noreste de La Paz.

La mayor parte de los ríos de Beni se ha desbordado, y solo en Trinidad, donde se han evacuado cerca de 20.000 personas a albergues, el agua crece un promedio diario de 4 cm, según la oficina de Servicio Civil.

Gobierno impotente Las acciones del gobierno de Bolivia por auxiliar a casi medio millón de damnificados siguen siendo insuficientes ante la magnitud del desastre ocasionado por las lluvias que azotan el noreste amazónico y oriente del país y que han aislado a decenas de comunidades rurales.

Los recursos dispuestos por Morales, primero una partida de 15 millones de dólares y luego otra del mismo monto, resultan insuficientes tras dos meses de lluvias en seis de las nueve provincias bolivianas y heladas y sequías en las restantes tres, en los Andes, que han dejado además 35 muertos y 10 desaparecidos, según informes oficiales.

Ante la envergadura del desastre, la administración del presidente Evo Morales autorizó a las prefecturas (gobernaciones) echar mano de los recursos provenientes de la renta petrolera y diseñar estrategias para contrarrestar la tragedia que viven alrededor de 70.000 familias.

En Santa Cruz, la Cámara Agropecuaria del Oriente cifró en 120 millones de dólares las pérdidas globales en agricultura y ganadería.

El director de la Federación de Ganaderos, Cristhian Sattori, clamó por ayuda del gobierno nacional y sostuvo que el sector ha sido “golpeado de muerte” debido a la pérdida de reses, infraestructura, pastizales y equipos.

Santa Cruz (el departamento más dinámico de la economía boliviana) es el más afectado por los desastres naturales causados por ‘El Niño’. La vía troncal del país está interrumpida entre Cochabamba y Santa Cruz.

La ayuda en vituallas, medicinas y abrigo donada por distintos gobiernos no ha alcanzado más que para paliar la crítica situación de los pobladores amazónicos

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.