FORO DEL LECTOR

FORO DEL LECTOR

26 de febrero 2007 , 12:00 a.m.

Movilidad: nada cambia Señor Director: TransMilenio ha demostrado ser un excelente sistema de transporte masivo.

Lamentablemente, la administración Garzón no ha gerenciado esta empresa correctamente. ¿Cómo es posible que estén circulando 12 rutas ilegales de buses-chatarra? ¿Y aun 39 rutas sin salir de las excelentes troncales NQS y avenida Suba? ¿Qué pasó con la tal Secretaría de Movilidad? Se ve que siguen los mismos vicios que había en la Secretaría de Tránsito. Necesitamos un alcalde que recupere a Bogotá.

Ricardo Vélez.

¿Cómo rescatar a los secuestrados? Señor Director: La Constitución Política garantiza la vida, honra y bienes de los colombianos y, de contera, también su libertad. Sin embargo, muchos son víctimas del abominable secuestro. “Somos una nación presa del secuestro”, ha dicho con verdad su editorial. Esta afirmación debe servir para que el Estado concentre los mayores esfuerzos en obtener la libertad de los plagiados, con garantía para su vida, lo que solo es posible a través de un acuerdo humanitario. El ambiente en la opinión es propicio para dejar a un lado los cálculos políticos y actuar generosamente con las víctimas.

Dámaso Marenco España Bogotá * * * * Señor Director: El sábado 24 de febrero, el columnista Luis Noé Ochoa le dice al Presidente: “El despeje, con visibles, claras y cautelosas condiciones, no es tan malo”. Pues esas condiciones fueron las que Uribe aceptó, sugeridas por tres países europeos hace meses, y que las Farc rechazan: que no haya nadie armado en el terreno de diálogo. Pasar de ahí sería caer en el juego de las Farc entregándole población como rehén. O si no, ¿por qué no aceptan negociar por teléfono? Toribio Araújo Segovia Cartagena.

El sermón de las tres horas Señor Director El lamentable fallecimiento de monseñor Augusto Trujillo Arango, arzobispo emérito de nuestra ciudad, recordado siempre por sus famosos sermones de las Siete Palabras, cuyos contenidos sociales y solidaridad con los humildes conmovieron al país, me permite una curiosa reminiscencia histórica: el hoy llamado Sermón de las Siete Palabras, ceremonia obligada en Semana Santa, se pronunció en Lima por primera vez en el mundo, hace más de tres siglos. Allí se conoció como el Sermón de las Tres Horas. Fue dicho por el sacerdote jesuita Pacho Castillo, conocido protector de los pobres, también objeto predilecto del apostolado y la predicación del monseñor desaparecido.

Miguel Roberto Forero García Tunja .

Foristas, con plena identidad Señor Director: Me refiero a su editorial ‘Insultos.com’ (25-02-07). Los espacios otorgados por eltiempo.com para que los usuarios expresemos nuestros puntos de vista han sido convertidos por unos cuantos foristas en verdaderas cloacas. Existen casos en el mundo, casi comprobados, en que esos que amenazan pasan del anonimato de la web a la violencia física. La decisión de EL TIEMPO es sabia y estaba haciendo falta para moderar esos sitios diseñados para la libre expresión. Tanto uribistas, como liberales, del Polo, de partidos independientes y apolíticos tienen derecho a expresar su pensamiento y todos tenemos la obligación de respetarlos o discrepar con argumentos serios.

Clara Bermúdez Bogotá * * * * Señor Director: Triste el espectáculo en que se transforman los espacios que brindan oportunidad del comentario al lector. Si algunos periódicos del mundo ya suprimieron esos espacios, ¿por qué ustedes no lo hacen? ¿Piensan que los colombianos tenemos más sensación de libertad con ellos ? Gustavo Hernández * * * * Señor Director: Por el mal de algunos, no pueden impedir al resto de compatriotas que viven en el país o en el extranjero que se pronuncien. Es cierto que hay palabras vulgares o comentarios amenazantes, pero muchos compatriotas han encontrado en este medio un sitio de expresión para decir ciertas verdades, inclusive denuncias. No creo que ustedes tomen la decisión errada de cerrar los comentarios, es decir, vender el sofá para conjurar la infidelidad.

Jorge Vergara C. * * * * Señor Director: El editorial marca una posición objetiva de EL TIEMPO y descalifica de manera contundente las arbitrariedades de quienes, al amparo de un seudónimo, pretenden hacerse notar con expresiones vulgares y atropellar en esa forma a quienes por una u otra razón no comparten su pensamiento. ¿Por qué no exigir una identificación exacta a quienes deseen hacer uso de tan importante medio de expresión? Antonio José Marulanda Rojas * * * * Señor Director: Estoy de acuerdo con su editorial. Creo que una manera de acabar con ese anonimato sería haciendo que el nombre de usuario fuera el mismo nombre personal y que este sea verificado previamente. Cuando digo que sea verificado, me refiero a tomar los datos que se escriben (cédula, e-mail o teléfono) y comprobarlos, como si se tratara de una solicitud de crédito o algo así. Es un proceso engorroso y creo que hasta algo costoso, pero aseguraría que quienes quieran comentar algo lo hagan con altura.

Juan Carlos Meza Velásquez Cartagena.

Quinta Avenida y zona rosa Señor Director: Es inaceptable la falta de respeto de Planeación Distrital y de la curadora 4 que, conociendo el trabajo que desde hace dos años se viene realizando para la reglamentación de la UPZ Refugio-Chicó-El Lago, den una licencia a todas luces amañada a Pedro Gómez para la construcción del centro comercial Quinta Avenida, y que dos semanas después firmen el decreto. Eso sí, dejando en claro que a dicho centro no lo cobija la norma por estar ya aprobado. ¿Ante qué autoridades debemos quejarnos? Aquí el único que debe estar feliz es el señor constructor.

María Galvis Bogotá * * * * Señor Director: Poner límites a las zonas rosa y G y condicionar el desarrollo del sector El Refugio-Chicó-Lago es definitivo para controlar la expansión del cinturón rojo de la ciudad. Ahora, depende de las autoridades y de las curadurías interpretar la norma y hacerla cumplir en beneficio del interés común. Hay muchos puntos por precisar: la altura real de los edificios, los andenes, los espacios públicos y de circulación, las zonas de parqueo, el ruido, la defensa de los cerros. En algunos sectores se debe respetar la presencia de las sedes diplomáticas. La Alcaldía y demás autoridades tendrán que mirar con igual interés lo que pasa en otros sectores de la ciudad.

Pablo Leyva

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.