5 años sin puente que tumbaron las Farc

5 años sin puente que tumbaron las Farc

(EDICIÓN NACIONAL) Al puente de Danticas, en San Carlos (Antioquia), que el noveno frente de las Farc dinamitó el 20 de febrero de 2002, le pasa lo mismo que al acercamiento entre el gobierno y esa guerrilla: cinco años después sigue en veremos.

26 de febrero 2007 , 12:00 a.m.

El país recuerda aquel atentado que les costó la vida a Flor Emilse García; su bebé, que venía en camino; su hermana y una enfermera, quienes viajaban en una ambulancia que cayó al agua porque habían volado el viaducto.

Ese hecho y otros violatorios del cese de hostilidades llevaron al gobierno de Andrés Pastrana a poner fin a las negociaciones con las Farc.

El proceso de paz terminó y pocos se volvieron a acordar del puente y de sus víctimas. Solo los habitantes de San Carlos, que desde esa época deben transitar por una carretera destapada de 18 kilómetros y aumentar su trayecto en media hora, lo tienen presente.

“Uno ve que el tiempo pasa y nada se hace. Para nosotros es un problema porque, aunque tenemos esa carretera destapada, los carros se nos están acabando ahí”, se quejó Emanuel Gallo, sobreviviente del atentado.

Ese miércoles Gallo pasó por el puente en su taxi, a las 4:30 de la mañana, cuando aún era oscuro, y quedó suspendido en el aire. Luego cayó al embalse, de donde salió nadando a pesar de estar herido.

El deterioro de los vehículos no es el único perjuicio al pasar por la vía destapada.

Según Jaime Uribe, un conductor de volquetas, “una cosa es en verano, cuando uno se aguanta el polvo, y otra es el lodazal en invierno”.

Cinco años después, la imagen del puente sigue siendo la misma: una gigantesca losa de concreto recostada sobre un banco. La única diferencia es que a la vía pavimentada, de 15 kilómetros y de dos carriles que conectaba a San Rafael con San Carlos, se la está tragando la manigua. Hoy, a lo sumo tiene un carril.

Esteban García, dueño de una tienda cercana al puente, dice que los más perjudicados son los campesinos de las veredas La Granja, Llanadas y Santa Isabel, pues ante la ausencia del viaducto no pueden vender sus productos agrícolas con la misma frecuencia.

“Antes la gente de esas veredas salía de una vez a la autopista y en un carro llevaban sus productos a San Rafael, ahora da pesar ver bajar a esos viejitos durante hora y media, cargando panela y yuca, hasta donde pasa el carro”, dijo García.

Según el comerciante, hace un mes una niña de 9 años, de la vereda Llanadas, tuvo que caminar con una herida en un pie hasta llegar a donde la podía recoger un carro. “Finalmente murió en Medellín. Si existiera el puente la hubieran llevado más rápido”, dijo.

Piden recursos Aunque el puente y la vía son departamentales, el alcalde de San Carlos, Nicolás Guzmán, pide que entre varias entidades se haga la reconstrucción y que la Nación ayude.

“La Gobernación se comprometió con los prediseños. En diciembre se conoció que reconstruirlo costaba 3.300 millones de pesos, pero la Nación también tiene responsabilidad, porque fue un acto terrorista”, dijo. La Alcaldía aportará 120 millones de pesos y, según Guzmán, Empresas Públicas e Isagén prometieron ayudar. Ahora esperan una respuesta que los saque de la desconexión en la que ya llevan cinco años.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.