BOGOTÁ, UNA VEZ MÁS, INUNDADA DE BASURAS

BOGOTÁ, UNA VEZ MÁS, INUNDADA DE BASURAS

Aunque no en la misma proporción de hace diez meses, cuando la Empresa Distrital de Servicios Públicos (Edis) entró en crisis por falta de vehículos, las calles de Bogotá se volvieron a llenar de basura. Esta vez la razón no es la Edis, porque esa empresa entregó hace una semana el servicio de aseo de la ciudad a cuatro consorcios particulares.

25 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

El miércoles de la semana pasada, los representantes de las firmas Lime, Ciudad Limpia, Aseo Capital y Corpoaseo Total explicaron que las fallas en la prestación del servicio de recolección de basura se debía a dos factores principales.

El primero, el empalme que están haciendo los consorcios entre sí para poder iniciar sus labores; y el segundo, que algunos aún no contaban con los equipos necesarios para adelantar su trabajo, pero dijeron que de todas maneras se estaba cubriendo la ciudad de la mejor manera.

EL TIEMPO recorrió ayer a Bogotá y encontró que hay cúmulos de desperdicios en muchas esquinas y zonas verdes.

El recorrido comenzó en la parte occidental. Barrios como Bachué, Bochica y Quirigua están repletos de basura. Además, la calle 80 se ha convertido en el sitio predilecto de volqueteros y zorreros para arrojar los escombros.

Una vecina de Bachué dijo que antes le prestaba el servicio Ciudad Limpia, pero que desde hace dos semanas no pasa un camión a recogerla y que a pesar de haber reclamado a un empleado de ese consorcio, este le dijo que no habían prestado servicio porque no había pagado.

Hay dos cosas curiosas. La primera, que la señora mostró sus comprobantes de pago, y la segunda, que ahora esa zona es atendida por Lime.

Otros sitios que comienzan a mostrar deterioro por basura están en la avenida Ciudad de Quito con la calle 76, la calle 53 con carrera 25 y la carrera 24 entre calles 50 y 52.

En el centro de la ciudad, la carrera 10 está limpia hasta la calle primera. Desde ese punto hacia el sur, el separador está lleno de desperdicios. Lo mismo sucede con la avenida Caracas, donde en muchas esquinas como en la 33 sur, hay grandes montones de basura.

Barrios como El Sosiego y El Restrepo también dejan ver que hace varios días que los camiones recolectores no pasan.

El recorrido finalizó en Tunjuelito, una zona que se había caracterizado por la basura acumulada en especial cerca a las plazas de mercado. Ayer, la situación era distinta. Las calles estaban limpias y los tumultos de bolsas habían desaparecido.

Los consorcios piden la colaboración de la ciudadanía, pues además de los problemas ocasionados por el empalme, existen otros inconvenientes como el hecho de que la gente aún no se ha acostumbrado a los nuevos horarios de recolección y por eso sacan las bolsas a destiempo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.