Los indicios de cómo Noguera habría dejado a Auc infiltrar al DAS

Los indicios de cómo Noguera habría dejado a Auc infiltrar al DAS

El más oscuro capítulo en la historia del principal organismo de inteligencia del Estado pudo haberse escrito entre el 16 agosto del 2002 y el 25 octubre del 2005. (VER CUADRO: HOMBRES CLAVE DE JORGE NOGUERA QUE TERMINARON CUESTIONADOS)

25 de febrero 2007 , 12:00 a.m.

Durante esos tres años, Jorge Noguera dirigió el DAS, tuvo acceso a secretos de la seguridad nacional, coordinó investigaciones con 7.200 funcionarios y remplazó a empleados experimentados por personas de su confianza.

Lo grave es que todo lo habría hecho como parte de un plan para poner al DAS al servicio de los jefes de las Auc ‘Jorge 40’ y Hernán Giraldo, tal como lo dijo la Fiscalía a EL TIEMPO tras detener a Noguera, el pasado jueves, por concierto para delinquir.

La decisión representa el golpe más cercano al presidente Álvaro Uribe en medio del escándalo de la ‘parapolítica’. Hasta ahora habían sido detenidos congresistas de su bancada, pero no un ex funcionario nombrado por él y en uno de los cargos más neurálgicos de su estrategia de seguridad.

¿Pero cómo pudo ocurrir que el DAS haya trabajado presuntamente en favor de los ‘paras’? La respuesta puede empezar a construirse desde los expedientes de la Fiscalía y la Procuraduría.

Así movió sus fichas Noguera, que había sido uno de los directivos de la campaña de Uribe en el Magdalena en el 2002, fue designado como director del DAS siete días después de la posesión de este último.

El nuevo jefe nombró en la sede nacional del DAS a dos de sus hombres de confianza: Gian Carlo Auqué De Silvestri, secretario general y director (e) de Inteligencia, y Rafael García, director de Informática. También reencauchó a tres ex funcionarios: Emilio Vence, Rómulo Betancourt y Mauricio Rosales, a quienes nombró en las direcciones de Atlántico, Bolívar y Norte de Santander.

Según los testimonios, algunos cambios de funcionarios fueron esenciales para garantizar que nada se moviera sin su consentimiento en zonas que, coincidencialmente, tienen fuerte presencia ‘para’.

Hoy, Auqué De Silvestri afronta un pliego de cargos de la Procuraduría en el mismo proceso abierto contra Noguera.

Entre tanto, varios de los directores regionales de Noguera salieron del DAS en medio de situaciones incómodas. Vence fue detenido por los falsos atentados al Presidente; Betancourt fue declarado insubsistente y Rosales renunció tras conocerse que trabajó con la polémica empresaria del chance Enilce López, la ‘Gata’ (Ver gráfico).

Pero el escándalo más grave corrió por cuenta de su Jefe de Informática, que fue descubierto borrando datos de ‘paras’ y narcos de los archivos de la entidad en febrero del 2005. García, condenado por este hecho, se convirtió luego en el principal testigo contra Noguera. El ex director del DAS asegura que García lo acusa en venganza, pues él lo hizo detener.

Otros indicios, en manos de la Procuraduría, apuntan a que Noguera habría influido para borrar una orden de captura contra Nondier Giraldo, sobrino del ‘para’ Hernán Giraldo.

Así mismo, un ex detective declaró que en la víspera de realizar un allanamiento a Hernán Giraldo, en Santa Marta, recibió la orden de Noguera de viajar en Bogotá de inmediato y allí fue notificado de su traslado a Arauca.

Además, señalan los investigadores, Noguera sostuvo, por fuera de sus funciones, reuniones –más de 10– con jefes de las Auc. Pero él insiste en que asistió a esas citas por razones de su oficio y como parte del proceso de paz.

También José David Ribero Gómez, ex funcionario del DAS en Cesar, dice que en una reunión Noguera le ordenó hacer un listado de personas con antecedentes delictivos para dárselo a ‘Jorge 40’.

Añadió que la instrucción de Noguera fue “dirigir los operativos contra las Farc y no contra de las Auc”.

Rafael García también dice que el intermediario con ‘40’ era Álvaro Pupo, primo del jefe ‘para’, que lo visitaba en la Dirección del DAS en Bogotá. La Fiscalía halló registros de nueve de esos encuentros.

Otra antecedente que ha cobrado vigencia en las pesquisas fue el que llevó a Noguera a renunciar, en octubre del 2005, luego de una disputa con José Miguel Narváz, ex subdirector del DAS. En medio de su pelea se mencionó por primera vez la presunta infiltración ‘para’ al organismo.

Ahora, el reto de Noguera será desvirtuar todas los indicios en su contra, mientras la Fiscalía tendrá el desafío de establecer qué ocurrió en los tres años de su gestión.

''Noguera, como director del DAS, de manera directa y a través de subalternos, al parecer colaboraba con narcos y ‘paras’ ”.

Procuraduría, en el expediente.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.