REINGENIERÍA: ADAPTARSE A LA TECNOLOGÍA

REINGENIERÍA: ADAPTARSE A LA TECNOLOGÍA

Son tantos los cambios que han tenido, en la forma de trabajar, las industrias y la gente en general, que cada uno ha venido aparejado de metodologías destinadas a aumentar productividad, a modificar la manera de hacer las cosas o para mejoramiento colectivo o individual. La mayoría de estas metodologías han sufrido la influencia de los paradigmas de la tecnología de ese momento. En la etapa de la locomotora de vapor, el ambiente de trabajo era plácido, el propósito principal: la confiabilidad en el servicio y se requería una estructura centralizada para su administración. A medida que pasaron los años, los procesos se fueron distribuyendo cada vez más, lo cual fue dándole más importancia a un claro entendimiento del objetivo y la misión de una empresa.

24 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

A comienzos de la segunda mitad de este siglo nació la tecnología que ha venido dominando al mundo y que, en mi concepto, será la que predomine en los próximos siglos: los computadores. Con el surgimiento de ellos los paradigmas han cambiado en su totalidad. Con la sistematización de operaciones separadas de una organización, el trabajo se fragmentó y permitió el alejamiento de los empleados de la misión de la compañía.

Reingeniería, control de calidad total, gerencia de procesos son nombres que se aplican a metodologías parecidas. La que más me gusta a mí, como ingeniero, es obviamente el de reingeniería. En todas es importante entender la misión, crear una visión compartida de la empresa, comprender sus valores y sus características. Pero para mí el concepto principal de todas, entendiendo los anteriores como aquellos que permiten que entre la administración y los empleados hablen el mismo idioma , es la adecuación de la gente, de los procesos y de la forma de hacer las cosas, asimilando la tecnología. Hay que reconocer que las personas son más flexibles que cualquier cosa y este hecho constituye, en mi opinión, la principal herramienta para poder implantar rápida y eficientemente las nuevas tecnologías en los negocios.

Cuántas veces no se ha tratado de poner a funcionar un sistema sofisticado para automatizar una área importante en la cual la intervención de empleados era intensa, para encontrar al final del camino que el esfuerzo realizado sólo terminó por entorpecer el trabajo. La razón no se debe buscar en el sistema sino en que muy posiblemente no se les hizo reingeniería a los procesos para que funcionaran en concordancia con el nuevo sistema.

Toda implementación de un sistema de misión crítica debe estar complementado con una reingeniería de los procesos que la afectan. Pero lo que sugiero es que no solamente se estudien para adaptarlos sino que se revisen desde cero. Es decir, no tratar de mantener lo que existe introduciendo algunos cambios, sino tener la claridad de cuestionar la forma como se vienen haciendo las cosas para determinar si no se pueden realizar de otra forma totalmente diferente. Es importante tener aquí la claridad de que el objetivo final es el de adaptar los procesos a la tecnología para que esta realmente impacte el funcionamiento de la organización y para que finalmente redunde en más eficiencia y mejores resultados.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.