Secciones
Síguenos en:
PERIODISMO: FACULTADES EN CRISIS

PERIODISMO: FACULTADES EN CRISIS

Quiere ser periodista? Requisitos: deseos de hacer una carrera en periodismo escrito; redacción y ortografía excelentes, dominio de la mecanografía y nociones de manejo del computador, cultura general aceptable, conocimientos suficientes de la actualidad nacional e internacional, haber terminado estudios universitarios en cualquier carrera ( incluso periodismo!) , y disponer de siete semanas para participar en un taller de redacción . Con esta convocatoria hecha por EL TIEMPO en meses pasados se dio inicio a una polémica silenciosa en el país. Polémica, porque puso sobre el tapete la discusión de aspectos como quién podía ser periodista, la ley que regula la profesión, la calidad de los egresados de las facultades de comunicación social y periodismo, la tendencia a la especialización e, incluso, la libertad de expresión. Silenciosa, porque los críticos de la convocatoria, algunos de los cuales representan relativamente poderosas organizaciones gremiales o académicas, no hicieron n

Desde 1975, en Colombia el ejercicio del periodismo es reconocido por ley como actividad profesional. Eso quiere decir que para poder ejercerlo se requiere poseer título en la especialidad expedido por una facultad o escuela aprobada por el Gobierno. Además, para acreditar la calidad de tal es preciso exhibir la tarjeta profesional.

Ferias de tarjetas Hoy, el Círculo de Periodistas de Bogotá (CPB), la más importante organización gremial del país, calcula que hay unos 15.000 con tarjeta.

De acuerdo con Rafael Santos Calderón, subdirector de EL TIEMPO y director de la Escuela de Periodismo, las facultades no están produciendo egresados que se ajusten al perfil del periodista que necesita EL TIEMPO , aunque reconoce que hay un abismo entre los empíricos y los universitarios, a favor de los segundos.

Y resulta increíble que las facultades no lo estén haciendo, pues de las 18 que hay, cuya población estudiantil está entre 15.000 y 18.000 estudiantes, salen unos 800 nuevos periodistas cada año (según cálculos de las mismas facultades).

A diferencia de esta convocatoria, abierta a profesionales de otras áreas, la primera realizada en 1993 estuvo dirigida a estudiantes de comunicación social y periodismo. Para ello, las facultades candidatizaron a sus mejores alumnos.

Sin embargo, el resultado no fue el esperado por EL TIEMPO. Fue una convocatoria demasiado pretenciosa. Los estudiantes querían ser grandes cronistas, comentaristas, entrevistadores... Cuando los pusimos a redactar noticias simples de tres párrafos, chocaron contra una pared. El programa tuvo que regresar a la pirámide invertida, el lead, los títulos... es decir, no conocían la esencia de la profesión , dice Santos.

Lo que dice el CPB Esta crítica de Santos ha sido repetida por muchos otros durante años, a las facultades de comunicación social y periodismo. Incluso Gloria Tamayo, presidenta del CPB, está de acuerdo y señala la queja de los periódicos sobre la mala calidad de los muchachos que están saliendo de las universidades. Es obvio que con seis meses de énfasis en periodismo no se puede aprender a escribir .

Sin embargo, Tamayo considera que la solución a estos problemas de ninguna forma pueden ser los talleres de periodismo de EL TIEMPO, ni los posgrados en periodismo de otras universidades. A pesar de la polémica, la iniciativa de EL TIEMPO no es la primera de este tipo... ni la última. En 1992, la Universidad de los Andes de Bogotá montó una especialización en medios de comunicación .

Los argumentos que soportaron la idea eran muy similares: Había necesidad de forjar periodistas que tuvieran mayor conocimiento de la realidad , dice María Jimena Duzán, directora del programa.

Según Duzán, y en esto coincide con Gabriel García Márquez, quien lo manifestó en días pasados durante la presentación de su taller de periodismo, en los pregrados de periodismo y comunicación social hay demasiada teoría. Ninguno tiene una intensificación en prensa escrita.

No solo por su duración (año y medio, comparado con las siete semanas del taller de EL TIEMPO), sino porque lo dice explícitamente, la especialización en medios de comunicación de los Andes es más pretenciosa: busca forjar editores, una figura que según ellos no está completamente instituida en el país.\ Obviamente, las facultades de comunicación social y periodismo no están de acuerdo con la visión de sus críticos.

De acuerdo con Joaquín Sánchez, decano de la Facultad de Comunicación Social de la Universidad Javeriana, de Bogotá, y presidente de la Federación Latinoamericana de Facultades de Comunicación Social (Felafacs), hay una tendencia a hacer de la universidad un instrumento al servicio de las empresas, a pensar que su función es solo preparar gente para trabajar en determinada cosa. Pero, la universidad es eso y mucho más .

Según Sánchez, detrás de este debate, que tiene dimensión internacional, hay la tesis, promovida por la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), de que para el ejercicio del periodismo no se requiere ningún título profesional y mucho menos una tarjeta.

En los periódicos se defiende la libertad de información cuando les conviene, pero lo que están defendiendo es la libertad de empresa. Discrepo con quienes piensan que cualquier persona, simplemente por tomar un curso de ocho días, uno, tres o seis meses, o un año, puede ser periodista. La búsqueda de profesionales de otras áreas para dotarlos de la habilidad periodística equivale a concebir la formación del periodismo como una cuestión meramente instrumental , dice Sánchez, quien hace extensiva su crítica al posgrado de la Universidad de los Andes.\ nDivorcio no, ruptura Otros decanos no solo coinciden con Sánchez, sino que van más lejos.

Lo que ha habido tradicionalmente es un divorcio grande entre los medios y las facultades, y no se ha hecho nada para acabarlo. La escuela, en un comienzo (cuando era abierta a los mejores estudiantes de las facultades de periodismo), quiso hacerlo. La convocatoria de EL TIEMPO marca el divorcio definitivo y es un desafío a la ley, pues esta exige que haya una tarjeta de periodista para el ejercicio profesional , dice Fernando Barrero Chávez, decano de la Facultad de Periodismo de la Universidad Central.

Según Barrero Chávez, por ley ni siquiera los posgrados como el de la Universidad de los Andes habilitan para el ejercicio profesional.

De hecho, a la luz de la ley, quienes realizan especialización en medios de comunicación en la Universidad de los Andes serían simplemente profesionales en un área y tecnólogos en periodismo .

Tanto Sánchez como Barrero, e incluso Tamayo, del CPB, reconocen que las facultades deben cambiar y sacar periodistas especializados.\ Curiosamente, para ello el CPB dice haber creado el Instituto de Altos Estudios de Especialización Periodística. Hasta donde se conoce, en él participaría la Universidad Javeriana.

También la Universidad Central está diseñando una especialización para formar a los periodistas por áreas; por ejemplo, económicos, políticos, judiciales, científicos, etc.

Estas posiciones contrastan con la de Santos, quien asegura que en la dirección de buscar periodistas especializados es más fácil enseñarle periodismo a un economista que economía a un periodista .

De todas formas, tanto la iniciativa de EL TIEMPO como los diferentes posgrados están poniendo al descubierto una crisis en las facultades de comunicación social y periodismo, así como de la ley que reglamenta la profesión.

La ley se va caer por inanición, porque va en contra de la realidad. No solo va en contra de la Constitución sino en contra de las necesidades del mercado , dice Duzán.

Otros creen que no hay que esperar a que la ley muera por sí sola, sino que hay que darle un empujoncito. Hay quienes piensan seriamente en la posibilidad de demandarla, a la luz de una nueva Constitución. Además, y casi todo el mundo lo reconoce, ningún medio de comunicación la está cumpliendo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.