LE ECHARON CANDELA A MAMBO

LE ECHARON CANDELA A MAMBO

Primero fue Morena Clara la que salió del aire sin explicación aparente. La quitaron de la franja nocturna e intentaron trastearla para un lado para otro sin éxito. Luego fue Mambo, una serie que murió sin que la dejaran comenzar a vivir, ante la posibilidad de enfrentarse con la belleza de Angie Cepeda y el talento de Sergio Cabrera.

24 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Y todo por el rating. Y nada por el televidente, que está acostumbrado a sentarse en una silla y ver lo que le pasen sin protestar y con una fidelidad asombrosa a su televisor.

Pero muchos medios se han encargado, infructuosamente, de defender los derechos del público, y ese ya es cuento viejo.

Sin embargo, hay otros derechos que nadie ha tomado en cuenta. Los de los talentos que están detrás de telenovelas que, como Mambo, tenían un trabajo minucioso y una investigación profunda.

Según Armando Sarmiento, el libretista de la novela, Nos quedamos sin trabajo de un día para otro. En este país no hay protección al artista y muchos ahora no saben qué hacer .

Yo no manejo cifras, pero sé que era mucho dinero el que estaban perdiendo. Y ante eso, pues no hay nada qué hacer , dijo Sarmiento, que escribió una carta a EL TIEMPO, en la que defiende Mambo por ser un proyecto diferente y novedoso, destinado a desencasillar a las telenovelas de un formato acartonado y aburridor.

Según Sarmiento, Nos han debido dar la oportunidad de enfrentarnos a Candela. Mambo es un proyecto diferente que se alejaba del formato, cada vez más estrecho y gastado, de la típica telenovela a la cual nos tienen acostumbrados .

Para Armando Sarmiento, es mucho más sencillo volver a la fórmula mágica del culebrón, que siempre va a atraer público, que arriesgarse con nuevas creaciones, por supuesto, sin irse a extremos. No estoy hablando de una televisión aburrida e intelectual, con criterios elitistas. Pero tampoco podemos masificar la televisión en un solo y único concepto .

Pero lo que propone hacer Sarmiento en su carta, que es cambiar el concepto utilitario de la televisión, el negocio por el negocio, e incluir en el rating un aspecto cualitativo , parece utópico.

Y como él mismo lo afirma, al final de su carta, No nos queda sino echarle Candela a Mambo y sentarse a esperar a ver qué pasa con Morena Clara.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.