CONFIANZA EN ERNESTO SAMPER

CONFIANZA EN ERNESTO SAMPER

Con lo que dijo e hizo allí, los venezolanos se sintieron encantados con el presidente Samper, de Colombia, cuando visitó en Caracas al presidente Caldera. Su discurso en el Congreso gustó a todos. Encontraron sinceridad y amistad en lo que leyó con el empleo de su mágico telepronter. Pero lo más satisfactorio para ellos fue la declaración de que el escenario del diferendo sobre aguas marinas y submarinas se llama golfo de Venezuela y no de Coquivacoa, como algunos dicen aquí con mal ánimo. El nombre de esa nación fue tomado del de la pequeña Venecia -Venezuela- que tenía y tiene tan estratégico golfo.

25 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Esto descargó la tensión nacionalista en los venezolanos que se ocupan de Colombia con buena voluntad y también en los recelosos, como el ex ministro José Lara Peña.

Confían en que el presidente Samper acompañará al presidente Caldera en la reunión cimera de Miami en la idea -expuesta por él en la reciente reunión del grupo de Rio- sobre la suscripción, ojalá allí, de una convención con la que pueda prevenirse y castigarse la corrupción oficial y privada en todas sus formas, incluido en ella lo concerniente al lavado de los dólares provenientes del comercio interno e internacional de la alucinación.

Quieren hallarse seguros de que el presidente Samper estará en Miami con el presidente Caldera, aunque los amenacen los afectados con tal convención.

Mientras tanto, el gobierno venezolano espera que el presidente Samper pueda sugerir a nuestras autoridades judiciales rapidez en los trámites para la extradición a Venezuela de Larry Salvador Tovar Acuña, pedida por la corte suprema de ese país, después de confirmar su nacionalidad venezolana.

Ocurre que él, acusado allí de comerciante en drogas, logró con ciertas artes que el presidente ocasional de la república, Ramón J. Velásquez, firmara su indulto con el que quedó en libertad y pudo trasladarse en seguida a Colombia, de la que dice ser ciudadano.

Cualquiera sea la verdad en este caso, el juez 15 en lo penal conminó en Caracas al ex presidente con el fin de contestarle preguntas sobre la concesión de tal indulto.

Ay, Ramoncito pulcro! Cómo te enredaron en esto?

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.