Secciones
Síguenos en:
SANTA MARTA: DESTINO VERDE

SANTA MARTA: DESTINO VERDE

Sus innumerables bahías tuteladas por la Sierra Nevada, sus ríos, su riqueza faunística y vegetal, así como su tradición turística, hacen de Santa Marta el sitio propicio para el desarrollo del turismo ecológico. Conforme a las directrices que a nivel mundial se vienen adoptando para evitar el turismo depredador e incontrolado, preservando las riquezas naturales e históricas, la Corporación Nacional de Turismo (CNT), la Corporación Autónoma del Magdalena (Corpamag) y la Fundación Prosierra Nevada de Santa Marta, entre otras entidades, hacen esfuerzos por colocar a Santa Marta en la ruta del turismo verde.

Al respecto, Carlos Augusto Socarrás, director seccional de la CNT, aseguró que el futuro es claro, pues se cuenta con lo necesario, es decir, el mar, las playas y el paisaje. Lo que falta es ejecutar las normas y entrar a definir las pautas sobre las cuales hay que trabajar .

Santa Marta cuenta con no menos de diez bahías en sus alrededores (Taganga, Playa Blanca, Playa Lipe, Cinto, Arrecifes, Bahía Concha, entre otras) caracterizadas por la tranquilidad y cristalinidad de sus aguas.

También tiene una Sierra Nevada que se erige majestuosa, donde nacen más de 30 ríos, y dos parques naturales: el Tayrona, uno de los más visitados en el país, y el santuario de Flora y Fauna de la Ciénaga Grande de Santa Marta.

Además, unos paisajes que no envidiarían parajes tan soñados como los de Cancún en México o San Martín en el Caribe.

Proyectos de recuperación No en vano proyectos tan importantes de recuperación de zonas ecológicamente importantes se desarrollan en este lugar.

Uno de ellos, el de la Recuperación de la Ciénaga Grande de Santa Marta, no solo tiene por objeto recuperar este importante recurso hídrico y pesquero sino también, en una última etapa, mostrar al turista la riqueza de sus gentes, su forma de vida y los paisajes que ofrece este biosistema.

Para Socarrás, hay que partir del hecho de que hace falta una infraestructura vial que facilite el acceso a todos estos lugares y una reglamentación que a la vez le permita captar recursos no solo al Distrito sino a la industria hotelera para hacer más atractivas las inversiones y a la vez ofrecer servicios eficientes a los visitantes y conforme a las exigencias que demanda la industria sin chimenea a gran escala .

El buceo, el camping, la pesca, la navegación a vela y el turismo de observación, son apenas unas de las tantas actividades que los visitantes pueden desarrollar en estos parajes.

Actualmente, incluyendo a El Rodadero, Santa Marta cuenta con una capacidad hotelera de cuatro mil habitaciones, pero en las altas temporadas llegan más de cien mil turistas.

Para Juan Mayor, director de Prosierra, lo primero que hay por hacer es enseñar a los visitantes que por encima de todo está el cuidado de la naturaleza y del hábitat. Solo después de esta concientización se podrá dar un verdadero turismo ecológico.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.