LAS TUTELAS

LAS TUTELAS

Avisos en empresas Episodio: El presidente de un sindicato elevó una tutela contra su empresa al considerar que le violó su derecho a la honra y al buen nombre. Afirmó que es víctima de una campaña de desprestigio a través de avisos internos, colocados en las carteleras, y en los cuales se le imputan conductas irregulares que no son ciertas. Fallo: La Corte Constitucional acogió la solicitud del ciudadano y advirtió que las empresas no pueden violar los derechos al buen nombre y a la honra de sus empleados a través de la fijación arbitraria de avisos. Menos, dijo, cuando se trata de hechos que no tienen sustento y no se ha escuchado de modo previo al trabajador cuestionado.

27 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

A su juicio, los llamados de atención a los funcionarios se pueden hacer de manera personal o a través de una notificación, sin necesidad de poner en la picota pública al afectado.

Claro está, dijo la Corte, que quien incumple sus obligaciones se encarga él mismo de ocasionar la pérdida de la aceptación de la que gozaba en la sociedad y no puede aspirar, por tanto, a que se le reconozca públicamente como persona digna de crédito.

Magistrado ponente: Hernando Herrera Vergara.

Protección al deporte Episodio: Una madre de familia presentó una tutela contra un club privado de patinaje a fin de proteger el derecho a la recreación de su hija. Expresó que el club se resiste a concederle el pase de transferencia a su niña para que vaya a otra institución particular a practicar su deporte.

Fallo: El Consejo de Estado le concedió la tutela y dijo que ninguna organización deportiva puede obligar a un deportista a permanecer vinculado a ella en contra de su voluntad .

Consejero ponente: Alvaro Lecompte.

Rebaja de penas Episodio: Al alegar la violación al debido proceso y a la igualdad, un recluso presentó una tutela para que se hiciera efectiva su rebaja de pena por el delito de homicidio. Dijo que aun cuando obtuvo el beneficio procesal, el Tribunal Superior de Ibagué aumentó su condena inicial de 10 años y ocho meses de prisión a 16 años.

Fallo: La Corte negó su petición y advirtió que cuando el afectado con un fallo judicial ha tenido durante el proceso la oportunidad de controvertir las pruebas en su contra, no puede acudir a la tutela como último recurso de salvación.

En estos casos, la corporación dijo que el juez de tutela debe limitar su análisis a determinar si el funcionario judicial incurrió o no en arbitrariedad alguna al adoptar una decisión, pues no está facultado para entrar a pronunciarse acerca de las posibles irregularidades procesales cometidas . Magistrado ponente: Hernando Herrera Vergara.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.