LA QUINTA DE SAN PEDRO, EL MAUSOLEO DE LA PATRIA

LA QUINTA DE SAN PEDRO, EL MAUSOLEO DE LA PATRIA

Recorrer paso a paso la Quinta de San Pedro Alejandrino es rememorar el camino final del Libertador Simón Bolívar. La última morada del Padre de la Patria es el lugar obligado de visita en Santa Marta.

27 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Cada uno de sus salones, árboles y rincones encierra un poco de la historia del país.

La Quinta fue construida en 1620 por don Francisco Godoy y Cortesía. Su nombre original era La Florida de San Pedro Alejandrino, pero en 1808 fue comprada por Don Joaquín de Miere también propietario de la Casa de la Aduana, donde actualmente funciona el Museo Tayrona.

Era una gran hacienda donde se cultivaba caña de azúcar. Un salón era utilizado para el trapiche y otro para guardar los carruajes. Además, tenía salones principales como los dormitorios y la biblioteca, también contaba con baño y un rústico laboratorio donde fueron preparados cada uno de los medicamentos que durante su enfermedad le fueron suministrados a Bolívar.

En sus jardines principales hay un gran pasaje, delineado por altas palmeras, que conduce al Altar de la Patria hasta donde diferentes personas venidas de todos los países bolivarianos, incluidos presidentes y cualquier anónimo visitante llegan a rendirle culto al Libertador.

Museo de los bolivarianos Bajo el mando de Sarita Abello de Bonilla, en uno de las edificaciones posteriores de la Quinta, funciona el Museo de Arte Bolivariano, creado en el año 86 durante el gobierno de Belisario Betancur.

Según su directora, la idea de crear el museo surgió del pintor peruano Armando Villegas. Su objetivo es impulsar el arte a nivel bolivariano, particularmente las artes plásticas.

De 70 obras con las que contó en sus inicios, hoy la colección permanente ha crecido a 95. En el recinto cuelgan obras de Obregón, Omar Rayo, el venezolano Carlos Cruz, el peruano Alfredo de Sizto y el ecuatoriano Osvaldo Viteri, entre otros.

Al año se realizan cinco exposiciones itinerantes y dos talleres, cifras que seguramente aumentarán con el teatro al aire libre que se inauguró Joaquín de Mire en 1993 con capacidad para 400 personas.

A diario llegan a la Quinta visitantes de los cinco continentes en busca de quien fuera uno de los hombres más ilustres de la historia americana.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.