Secciones
Síguenos en:
HARROD S Y EL RITZ ORIGINAN ESCÁNDALO

HARROD S Y EL RITZ ORIGINAN ESCÁNDALO

Los escándalos que propiciaron la dimisión de dos secretarios de Estado y salpicaron a dos ministros han puesto en dificultades al gobierno de John Major que se enfrenta a una oposición agitada por la dimensión que han tomado las revelaciones de un millonario egipcio. Todo comenzó hace ocho días, cuando Mohammed al-Fayed, el enigmático propietario de los grandes almacenes Harrod s y del hotel Ritz de París, reveló que había comprado a dos diputados, convertidos en secretarios de Estado, para que formuláran preguntas a pedido suyo en el Parlamento.

Al-Fayed, 61 años, ofendido por no poder obtener la nacionalidad británica a pesar de dar trabajo a miles de ingleses y de haber sido siempre generoso con el partido conservador, había anunciado que mostraría la podredumbre en el seno de un Establishment del que se siente rechazado.

Posteriormente, John Major se vio obligado a separarse del secretario de Estado para Irlanda del Norte, Tim Smith, y de Comercio e Industria, Neil Hamilton, y salir en defensa de dos miembros de su gabinete, los ministros de Interior, Michel Howard, y del Tesoro, Jonathan Aitken, igualmente comprometidos por Al-Fayed pero rehabilitados por una investigación interna del gobierno.

Podrían investigar a Major La policía estudia la posibilidad de abrir una investigación sobre la naturaleza de las presiones ejercidas por Al-Fayed sobre el gobierno Major, que algunos diputados conservadores calificaron como chantaje .

El jueves, la fiscalía anunció que transmitiría a la policía la reseña de la conversación que le había entregado el gobierno, para que juzgara si procede abrir una investigación.

Major había revelado el martes a los Comunes que recibió hace tres semanas en Downing Street a un intermediario de Al-Fayed, que quería hablar de un informe oficial muy crítico sobre la forma que los hermanos Al-Fayed habían adquirido en 1985 la sociedad House of Fraser, matriz de Harrod s.

Este misterioso personaje presentó acusaciones contra varios miembros del gobierno y añadió que Al-Fayed pidió que el informe fuera modificado o retirado de la circulación, precisó Major. El primer ministro rechazó entrevistarse con el hombre de negocios egipcio.

Por su parte, el propietario de Harrod s desmintió que intentara hacer chantaje al gobierno. Al-Fayed afirmó que en su intención de entrevistarse con Major no había malas intenciones y que, en el pasado, había aconsejado a la ex primer ministro Margaret Thatcher, sobre todo en temas económicos. Un trabajo que realicé con gusto debido a mi amor por este país y sus habitantes , añadió el hombre de negocios.

La suerte del ministro del Tesoro, Jonathan Aitken, parecía incierta ayer, aunque John Major había mostrado en público su apoyo al miembro del gabinete.

Según el diario The Guardian, Aitken había aceptado que se le regalara una estadía en el Ritz, como al secretario de Estado renunciante Neil Hamilton.

Esta estadía habría sido pagada por un hombre de negocios saudita, dirigente de la sociedad de inversiones Al Bilad, de la que Aitken era uno de sus representantes en Gran Bretaña al inicio de los años noventa.

A estas alturas, Al Fayed ha pasado a ocupar el primer plano de la actualidad política británica, dos días después de que John Major anunciara una investigación sobre las normas de comportamiento de los representantes públicos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.