Venezuela toma medidas para ponerle freno a ola inflacionaria

Venezuela toma medidas para ponerle freno a ola inflacionaria

La ausencia del tradicional ‘Aló presidente’ que cada domingo realiza el mandatario venezolano, Hugo Chávez, no fue obstáculo para que el gobierno hiciera el pasado 11 de febrero fuertes anuncios en materia económica. (VER GRAFICO)

13 de febrero 2007 , 12:00 a.m.

Medidas para frenar la inflación, para evitar un paso inminente hacia la devaluación y para evitar el desabastecimiento de productos, hicieron parte del paquete anunciado el domingo. En Colombia, las medidas comenzaron a generar expectativa entre los empresarios que hacen negocios con el vecino país.

Algunos consideran que la situación actual debe llevar al gobierno a eliminar el control de precios, que afecta a los productores. Sin embargo, esta medida no está en las cuentas de los funcionarios venezolanos.

Los anuncios del domingo estuvieron antecedidos por una huelga de los comercializadores de carne de res, que por cerca de una semana se negaron a vender el producto al público en protesta por el desfase que enfrentan entre sus costos y los precios a los que deben vender al consumidor, controlado por el gobierno de Chávez.

El Vicepresidente Jorge Rodríguez anunció que se elimina el Impuesto al Valor Agregado, IVA, para todos los productos de la cadena cárnica -desde la cría hasta el sacrificio, distribución y venta final-, así como también a la carne de cerdo, avena y queso, entre otros productos de la cadena básica.

La eliminación del IVA entrará en vigencia el primero de marzo, explicó ayer el director del Seniat -entidad similar a la Dian-, quien explicó que será necesario hacer unos cambios en la programación tributaria.

El vicepresidente Rodríguez anunció además subsidios para la producción de azúcar, maíz, sorgo, algodón y arroz, productos que han escaseado en los supermercados y sobre los cuales el gobierno quiere tener un mayor control de abastecimiento.

Los anuncios apuntan a desactivar la escalada alcista en los precios, que provocó un incumplimiento, durante el 2006, de la meta inflacionaria trazada por el gobierno. Al cierre de diciembre la inflación llegó a 17 por ciento.

En enero la situación no fue distinta y al cierre del mes la inflación aumentó 2 por ciento, lo que sumado al desbastecimiento de la carne y de otros productos, motivó al ejecutivo a tomar medidas ‘desesperadas’ para combatir el alza de los precios. Incluso, el Seniat anunció que se reforzará la presencia aduanera en la frontera con Colombia para evitar la salida de productos básicos de la canasta familiar.

Para el consultor de comercio exterior, Alberto Schlessinger, estas medidas pueden resultar inocuas ya que mientras permanezcan las medidas estructurales del gobierno, que eliminan los incentivos para el sector productivo y mantienen la incertidumbre sobre el modelo económico, persistirá el desabastecimiento y la escalada alcista. Por su parte el ministro de Finanzas, Rodrigo Cabezas, anunció que la petrolera venezolana Pdvsa entregará desde esta semana los “impuestos, dividendos y regalías” en dólares a la tesorería.

“Esta medida trabajará para que el flujo de bolívares originado, a través impuestos y en los dividendos, disminuya y lo administremos de acuerdo a lo que la tesorería y el Ejecutivo nacional, tengan como prioridades de gastos”, aseguró Cabezas.

En principio, el presidente de Analdex señaló que estas medidas adoptadas en Venezuela no tienen por qué afectar el flujo comercial entre los dos países.

Antes bien, señaló que podría haber nuevas oportunidades en el tema de alimentos.

CONTROL DE PRECIOS, EN LA PICOTA PUBLICA Frenar la especulación, el desabastecimiento de productos básicos y el acaparamiento de los mismos fueron los argumentos que llevaron al gobierno a tomar las medidas del pasado domingo. Pero la ministra de Industrias Ligeras y Comercio, Milco, María Cristina Iglesias, fue más allá y pidió la creación de comités para defensa popular “contra el acaparamiento y usura”, e hizo un llamado a los venezolanos para que se unan a esta cruzada. Pero no todos culpan a los productores. El ex director del Banco Central de Venezuela, Domingo Maza Zavala, dijo la semana pasada que la tasa de 2 por ciento que registró la inflación en enero estuvo influenciada en parte por el incumplimiento del sistema de control de precios, que mantiene el gobierno desde febrero del 2003. También se habla de presuntos casos de corrupción en algunos Mercal -mercados coordinados por el gobierno-, que estarían vendiendo a terceros a mayores precios.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.