¿Por qué mi carro no pasó la prueba?

¿Por qué mi carro no pasó la prueba?

Si usted no es de los que mantienen su carro 'al pelo' y le manda hacer la revisión técnico-mecánica 'a ver si pasa', no se haga ilusiones, pues ese tipo de vehículo no tiene oportunidad de que le aprueben un correcto funcionamiento.

10 de febrero 2007 , 12:00 a.m.

Como era de esperarse, a pesar de que el Ministerio de Transporte amplió el plazo para realizar la revisión técnico-mecánica y de gases a los automotores, al parecer los propietarios de vehículos no han tomado conciencia sobre el propósito de esta revisión, cuyo objetivo es mejorar la seguridad en las vías y evitar que los carros contaminen por encima de lo permitido.

Según Wilfredo Posada, gerente de Automás (uno de los dos centros que en la actualidad operan en Bogotá), “Con el pretexto de que ‘todavía no me toca’, hay vehículos que circulan con los certificados de gases vencidos y con altas deficiencias mecánicas”.

Y agrega: “algunos carros presentan niveles de contaminación por encima de los permitidos”. Hay que tener en cuenta que así el certificado de gases esté vigente, eso no exime al conductor de mantener su automóvil sincronizado, según lo establece la Secretaría Distrital de Ambiente.

Según la información derivada de las revisiones durante el mes de enero, 60 por ciento de los vehículos no aprueban la prueba. Según esos datos, la mayoría de las revisiones se han realizado a modelos anteriores a 1994.

En general, estos automóviles se presentan al centro con deficiencias técnico mecánicas, sin la más mínima muestra de mantenimiento ni preservación, a juzgar por el deterioro de piezas mecánicas tales como filtros, frenos y llantas, etc., e incluso un grado de suciedad extremo. Hay que recordar que el carro que no pasa la revisión tiene 15 días para llevarlo de nuevo al centro, sin tener que pagar otra vez. Esta situación tiene dos aspectos: el primero es que no es un buen negocio para los centros, pues ocupan por segunda vez un turno y recursos que podrían utilizar en un nuevo cliente. La segunda, y la más importante, tiene que ver con la seguridad, pues los centros no tienen la potestad para inmovilizar un vehículo que por su lamentable estado mecánico represente un peligro en la vía, más aún si tiene 15 días más para traer el carro a revisión y mientras tanto podría seguir rodando.

*Asesoría y datos de Automás, calle 134A No. 46 - 33, teléfono 626 3583, de Bogotá.

Los rechazos más frecuentes Estas son las causas más frecuentes de rechazos catalogados dentro del grupo de defectos Tipo A y se presentan básicamente porque no existe una cultura de mantenimiento al vehículo.

Los usuarios, en su mayoría, confiesan que hace mucho tiempo no visitan al mecánico, y que realizan la revisión contando con la suerte que su automóvil sea certificado.

Algunas de las razones más frecuentes son: Prueba de gases: las emisiones descargadas al aire presentan concentraciones de contaminación por encima de los rangos permitidos. Esto se debe a la falta de sincronización de los vehículos.

Frenos y suspensión: esta es la segunda causa más frecuente de rechazos.

Muchos vehículos tienen las pastillas totalmente acabadas, presentan fugas en la tubería del líquido para frenos y tienen los amortiguadores estallados.

Estado de las llantas: algunos vehículos tienen llantas cuya profundidad del labrado está por debajo de lo establecido por la norma (1.6 mm.).

En algunos casos, los vehículos traen las llantas completamente lisas, se les observa los alambres del interior de la banda de rodamiento y presentan deformaciones o chipotes en la banda lateral.

Cómo se lleva a cabo la revisión Si cree que su vehículo presenta alguna de las irregularidades que se describen a continuación, antes de llevar su automóvil a un centro visite su mecánico para realizar el mantenimiento y corregir las fallas posibles. Pida a su taller que tenga en cuenta los siguientes aspectos: Revisión visual: corrija corrosiones excesivas en cualquier pieza de la carrocería, revise el funcionamiento de los limpiaparabrisas y de todo el sistema de alumbrado y señalización (faros, ‘stops’, direccionales, luces de parqueo, etc.), roturas en la tubería y silenciador de los gases de escape.

Corrija las fugas de fluidos en la caja y el motor.

Diagnóstico de pista: esta prueba consiste en pasar el vehículo por una pista computarizada en la cual se realizan tres ensayos: alineación del sistema de dirección (desviación en metros por kilómetro), prueba del sistema de suspensión (porcentaje de adherencia de los amortiguadores a la superficie) y frenos (porcentaje de eficacia en el sistema de frenado).

Taxímetros: para los taxis se comprobará el margen de error en la medida de distancia (entre 300 metros y 1 kilómetro) y tiempo (entre 60 y 180 segundos).

Análisis de gases: se verifican las emisiones contaminantes de los gases de escape (monóxido de carbono, dióxido de carbono, hidrocarburos y oxígeno).

Se recomienda realizar una buena sincronización, teniendo en cuenta el estado de los filtros de aire y gasolina, instalación de alta, bujías, etc.

Se debe revisar el sistema eléctrico y el estado de la batería, pues esto influye en el resultado de la prueba de gases.

Prueba de luces: consiste en verificar la alineación e intensidad de las farolas.

NO OLVIDE LOS DOCUMENTOS Y LOS DETALLES Presente su vehículo en perfecto estado de limpieza.

No lo lleve cargado de elementos que no sean del vehículo (los vehículos de carga deben estar desocupados).

Presente la tarjeta de propiedad, el Soat vigente y, para los vehículos con conversión a gas, presente el certificado vigente (estos están eximidos del certificado de gases).

Si los rines del carro tienen copas, presente el vehículo con estos elementos desmontados, esto con el fin de verificar la ausencia de alguno de los pernos de sujeción de la llanta, en cuyo caso es causal de rechazo (defecto tipo A).

‘AÚN NO ME TOCA’ ‘‘Con el pretexto de que ‘todavía no me toca’, hay vehículos que circulan con los certificados de gases vencidos y con altas deficiencias mecánicas”.

Dice Wilfredo Posada, gerente de uno de los dos centros en Bogotá.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.