El Presidente no puede

El Presidente no puede

Para mi es tan obvio, que me resulta sorprendente que otros no lo hayan dicho: el presidente Uribe no puede en su condición de Jefe de Estado llamar terrorista a Gustavo Petro, senador del Polo Democrático. Es algo desproporcionado y absurdo. No sólo lo hizo, sino que no lo rectificó en los días subsiguientes. Y no pasó nada.

09 de febrero 2007 , 12:00 a.m.

Pongamos las cosas en orden. Gustavo Petro, Antonio Navarro, y cientos de ex guerrilleros que se desmovilizaron en las últimas décadas a los cuales se les aplicó una amnistía o indulto, de acuerdo con las leyes vigentes en ese entonces, gozan de los mismos derechos y deberes que cualquier ciudadano, incluido el presidente Uribe. Ante la ley y la Constitución, no son ni más ni menos que él. Incluso, una de esas amnistías, la del M-19, se aprobó en el Congreso con el voto positivo del entonces senador liberal, Alvaro Uribe Vélez.

Varios de esos ex miembros de grupos guerrilleros como Rosemberg Pabón, Evert Bustamante y Carlos Franco, entre otros, hoy son destacados funcionarios del gobierno.

Eso se llama reconciliación. Eso se llama paz. Y está presente a lo largo de toda nuestra historia. Cuenta el historiador Alvaro Tirado Mejía que de los cerca de 140 conflictos que se presentaron en Colombia en el siglo XIX, entre guerras civiles, confrontaciones regionales o alzamientos armados, la mayoría terminaron con un pacto entre las partes, en el cual se aplicó alguna modalidad de amnistía o indulto.

La reconciliación es la base de la estabilidad democrática. Es la manera de hacer cada vez más incluyente la sociedad y de que todos los hijos de la patria, hombres o mujeres, ricos o pobres, comunistas o conservadores, puedan vivir en paz bajo el mismo sol. No es necesario y ni siquiera conveniente que se ponga de acuerdo, basta con que se respeten. Y eso es lo que Uribe parece estar empeñado en destruir.

El, ciertamente, puede estar molesto con Petro por su debate del paramilitarismo y considerar que es injusto o calumnioso con su hermano y con su familia. Pero eso no lo habilita para tratarlo de terrorista. Eso lo habilita para defenderse con la Constitución y la ley en la mano.

¿Si el Presidente llama terrorista a uno de sus más caracterizados opositores, qué pueden pensar de ahí para abajo sus colaboradores o los militantes de su causa? ¿Por qué el Presidente se empeña, en este caso, en gobernar propugnado la división? ¿Por qué no practica la concordia y la reconciliación, que es su deber porque él es Presidente de todos los colombianos y no solamente de quienes comparten sus ideas? Y es curioso que el Presidente, al mismo tiempo que llama terrorista a un senador en ejercicio, se queje de que el candidato del Polo Democrático, Carlos Gaviria, no hizo nada hace unos meses cuando en la celebración de los resultados de las últimas elecciones presidenciales, los militantes de ese partido gritaban consignas de “Uribe terrorista”. Tiene razón el Presidente en esta queja, pero la pregunta es obvia: ¿Cuál es el estándar? Claramente ni Uribe ni Petro son terroristas y ambos señalamientos son improcedentes.

¿O es que Uribe por ser presidente tiene más derechos que el resto de los colombianos y el sí puede devolver calumnia con calumnia? La realidad es la contraria: su ejemplo es definitivo porque goza de un inmenso prestigio ganado a pulso y a punta de trabajo honesto, y porque lo siguen millones de colombianos que confían en él y creen todo lo que dice. Y en este caso está dando ejemplo de intolerancia.

Periodista .

"La reconciliación es la base de la estabilidad democrática. Es la manera de hacer cada vez más incluyente la sociedad”.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.