QUIÉNES SALEN GANANDO

QUIÉNES SALEN GANANDO

El desarrollismo a ultranza ha sido una de las causas más importantes del deterioro ambiental en Colombia, como quien dice: que los gobiernos o lo que es lo mismo, el sector oficial, por su imprevisión e indiferencia en asuntos ecológicos por una parte y por otra el afán de mostrar su eficacia y complacer a quienes resultan beneficiados, lo cual se traduce en imagen positiva ante la Nación, que precisamente por no saber de ecología, acoge como algo muy bueno y benéfico obras que nunca debieron haberse ejecutado, como es el caso de la carretera marginal de la Selva por los territorios occidentales de la Sierra de La Macarena, obra que, además de haber determinado una absurda tragedia ecológica en uno de los más importantes núcleos de biodiversidad de nuestra geografía, arruinó una zona de amortiguación, vital para la actualmente descaecida Reserva Integral de La Macarena. La Marginal de la Selva, por otra parte costosísima debido a la topografía del recorrido, existiendo una alternat

18 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Ahora parece como algo irreversible y resuelto por este gobierno, la apertura del Tapón del Darién, sobre lo cual emitimos nuestra opinión en Columna Ecológica -EL TIEMPO, agosto 7/93- cuando se trató como algo muy conveniente eliminar esta barrera natural que ha mantenido separadas a la América Central -prolongación de la del Norte- de la del Sur.

Hoy, como hace un año y como siempre, esa barrera geográfica ha mantenido bastante separados al Norte y al Sur de nuestro continente y que si antes no significó eliminarla, una degradación biótica con magnitud de catástrofe, hoy sí se puede considerar como tal -catástrofe biológica- ante la imposibilidad, tanto colombiana como panameña, de proteger eficazmente esa confluencia biológica que significa el Tapón del Darién, cuya importancia científica ignoran ahora, como la ignoraron antes, nuestros burócratas. Entonces vale preguntar: Quiénes salen gananciosos y quiénes perjudicados? El asunto es obvio: los que más provecho obtendrán serán los narcoguerrilleros porque su infame negocio de armas para importar y drogas para exportar se les facilitará como nunca antes, también los contrabandistas de toda laya - comenzando por los de fauna y madera- sin el Tapón podrán traer lo que se les antoje, volarse de Colombia para eludir la justicia -si acaso alguna vez llega a haber justicia- será facilísimo. En cambio, además de drogas y delincuentes los Estados Unidos recibirán su dosis de aftosa y los turistas del norte estarán a merced de nuestra hampa tanto política como sin rótulo, que obtendrá ganancias de color verde, que los ricos carapálidas tienen en abundancia y sacan a lucir cuando viajan.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.