Pilates durante el embarazo

Pilates durante el embarazo

La técnica previene problemas musculares, evita calambres, prepara el cuerpo para el parto y, además, sirve para recuperar la figura después de tener un hijo.

07 de febrero 2007 , 12:00 a. m.

Los músculos trabajados con este ejercicio se vuelven largos, finos y tonificados, a diferencia del resultado que se logra en el gimnasio, donde la masa muscular se torna gorda y gruesa. Ese es el más importante beneficio de la práctica si se usa durante el posparto, asegura José Gabriel Jiménez, fisioterapeuta y coordinador de instructores de Studio Pilates.

Aclara que esta anhelada contextura muscular se logra con el Pilates, porque combina cuatro disciplinas: la respiración y algunas posiciones del yoga, los principios de la gimnasia, los movimientos del ballet y el cuidado del cuerpo con la fisioterapia.

Después del primer trimestre de embarazo es un método recomendado, porque mejora la flexibilidad y enseña una adecuada respiración. Además, ayuda para que el piso pélvico retorne a su condición normal después de la gestación.

Una embarazada puede ejercitar sus músculos con Pilates hasta el día antes de tener a su bebé; así recupera su tonicidad, evita los dolores de espalda, mejora la postura corporal y los músculos del abdomen vuelven a su posición normal, asegura la directora de Pilates Fuerza y Figura, Ana María Giraldo.

Aunque una gestante no puede hacer presión abdominal con la misma intensidad que una mujer en condiciones normales, sí debe ejercitar esta zona para darle estabilidad a la columna y aumentar el equilibrio. Además, los estiramientos fortalecen los brazos y las piernas.

Según el fisioterapeuta de Studio Pilates, una hora al día equivale a cinco días de gimnasio. Aunque, si la mujer está obesa se debe complementar su rutina con una dieta balanceada.

Después del embarazo, es importante continuar con los ejercicios para que el cuerpo se vuelva a acomodar. También es útil para mejorar la circulación y disminuir los dolores corporales, comenta el especialista.

En este método se usa el balón de Bobath, un instrumento que está encaminado a la flexibilidad y el control abdominal. Se emplea, sobre todo, en enfermos neurológicos.

Cuando se realiza de forma inadecuada, se producen problemas en la espalda, se generan espasmos musculares en la zona baja hasta convertirse en hernias discales que llevan al quirófano. Por eso es tan importante que se haga con la guía del instructor.

''Los resultados se obtienen de acuerdo con la fuerza que se realiza al trabajar el el recto y el piso pélvico. Es importante la presión abdominal” José Gabriel Jiménez fisioterapeuta y coordinador de Studio Pilates.

MÁS INFORMACIÓN En la revista ABC del bebé, disponible en los principales puestos de revistas del país, encontrará instrucciones para hacer ejercicios y mejorar la figura con Pilates

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.