FORO DEL LECTOR

FORO DEL LECTOR

07 de febrero 2007 , 12:00 a.m.

Señor Director: Al resaltar sólo la supuesta intemperancia del presidente Uribe, su editorial ‘Ojo con las palabras...’ (06-02-07) soslaya los desbordes verbales de Gustavo Petro y Carlos Gaviria: que este es un “Estado mafioso”; que el Presidente debe “declararse impedido” (¡¿qué tal?!); que su hermano Santiago “es un reconocido jefe paramilitar” y que el Presidente de la República “debería someterse a un examen psiquiátrico”. Leyendo estas calumnias sólo queda que pensar que el Presidente se quedó corto en llamar “terroristas de civil” a quienes amparados en el fuero parlamentario lanzan sus misiles contra el Estado a través de todos los medios de comunicación.

Uribe tiene que hacerlo solo, ya que ni su bancada protesta.

Luis Guillermo Morales Arias Bogotá.

* * * *.

Señor Director: El presidente Uribe debe ponerles coto a sus rabietas que lesionan la majestad de su cargo. La pelea que tiene casada con la oposición polariza al país. Están “sacándose los chiros al sol”. Es un toma y dame, es ataque y contraataque que se asemeja a la famosa serie Laura en América. Solo que aquí el espectador (el pueblo colombiano) es el que pierde.

Carlos Eduardo Sarmiento Ospina .

* * * *.

Señor Director: El Presidente hace muy bien en defenderse al no tener escudero como lo han tenido otros, no hay un ministro que contrarreste los ataques de las fuerzas que se dicen opositoras, ni un miembro en el Congreso que pueda dar batalla.

Dice el senador Petro que nunca ha amenazado, ni nunca ha disparado. Olvida que perteneció a un grupo que cometió crímenes de lesa humanidad.

Jorge Humberto Calderón R.

Bogotá.

* * * *.

Señor Director: Cuando el jefe de Gobierno descalifica a sus contradictores como “terroristas vestidos de civil”, viene a la mente el trato diferente y delicado con que se refería al ex director del DAS Jorge Noguera y al ex congresista Carlos Náder, a pesar de que están siendo investigados por presuntos nexos con paramilitares y el otro por difundir amenazas terroristas. “Un buen muchacho”, le dijo al primero, y “muy simpático y divertido”, al segundo.

Carlos Felipe M. Remolina Botia Bogotá.

* * * *.

Señor Director: Lo de “salirse de casillas” es propio de todo ser humano cuando los demás ofenden. Por nuestros arraigos antioqueños defendemos la familia ante todo.

Lo de “terroristas de traje civil” es cierto: se nos olvida que lo del Palacio de Justicia fue terrorismo. Por qué los miembros del Congreso pueden decir lo que les dé la gana y el señor Presidente no. El ser Presidente no lo inhibe de expresar sus opiniones.

Ricardo Iván Escobar.

* * * *.

Señor Director: Su editorial ha debido titularse “Ojo con hablar claro”. No se necesita tener un fusil bajo el brazo ni vestirse de camuflado y botas pantaneras para ser un terrorista. Y ese es el caso de muchos de nuestros políticos que ejercen la oposición irresponsablemente.

Juan Maal B.

Barranquilla .

* * * * .

Señor Director: Lo que ha hecho el presidente Uribe es llamar al pan pan y al vino vino cuando ha tenido que referirse a personas que, la verdad sea dicha, pudieron terminar queriendo sembrar un terrorismo emocional en las gentes, al pretender presentar al primer mandatario como responsable del crecimiento del paramilitarismo que ha azotado al país. Son cosas que serán aclaradas en el debate que valientemente ha aceptado el Presidente con quienes quieren sus contendores políticos ideológicos.

Roberto Lagos Bogotá.

* * * *.

Señor Director: El señor Petro ha demostrado ser un buen senador cuando su actitud es objetiva. Sin embargo, está perdiendo el norte al cuestionar todo lo que el gobierno hace, bueno o malo, en función de sacar adelante el proceso paramilitar. Puede opinar con objetividad; pero él, más que nadie, sabe que no será un proceso fácil, que la paz cuesta y duele mucho. Sorprende su terquedad y falta de sentido común a la hora de criticar. El señor Petro es un favorecido por la vida, dado que de guerrillero pasó a senador de la República. Inteligentemente optó por la paz, y la sociedad y el Estado lo premiaron permitiendo su reivindicación. Ello, mínimo, lo obliga a liderar y orientar al país constructivamente y sin resentimientos, como en ocasiones sabe hacerlo. No siga creando zozobra con sus declaraciones y omisiones.

Mario Patiño Morris Bogota.

* * * *.

Señor Director: En una gran encuesta empresarial publicada en Portafolio el pasado 5 de febrero se señala que el optimismo de los empresarios colombianos cayó al 51,4 por ciento, el nivel más bajo en cinco años. Y hay consenso del gremio en que ese fenómeno deriva del escándalo de la ‘parapolítica’. Con la intemperancia verbal del señor Presidente se está acelerando el hecho de que la situación económica empeore y se vayan al traste proyectos de aliento para sacar adelante las inversiones y el aumento del empleo, en cuya suerte está tan preocupado el primer mandatario.

Jaime Ortiz Áñez Bogotá.

Uribe y los generales.

Señor Director: Doscientos generales retirados se alborotaron porque el Presidente dijo algo sobre Jamundí. Tendrá sus razones. ¿O es que por ser Presidente nada puede decir? Todos tenemos no solo el derecho sino la obligación de denunciar. Déjenlo opinar. Una opinión cualquiera la puede dar y es tan respetable como la de un general. “Escuchar al sabio, al torpe y al ignorante; cada quien tiene su propia historia” (Desiderata). Qué tal que todos pensáramos igual...

Fabio A. Ribero Uribe Socorro (Santander ).

¿Nos tumbarán los dólares?.

Señor Director: Ya dijo un experto en estos temas que llevar los dólares incautados en las caletas de Cali a Estados Unidos es un peligro porque allá cualquier persona los puede denunciar como producto de un delito y el Estado los confisca, le pagan una comisión al ‘sapo’ de allá y los colombianos nos quedamos viendo un chispero. ¿Por qué mejor no vienen expertos de Estados Unidos para que le den el visto bueno? Ya dijo Albornoz, director de Estupefacientes, que después de que le den el visto bueno en Estados Unidos a los dólares hay que cambiarlos por TES u otros títulos valores. Póngale la firma que dentro de unos pocos años ya nadie se acordará de esto. ¿Y a reclamarle a quién? ¿Ustedes se han puesto a pensar cómo harán para contar esos bultos de dinero cada vez que pasa de unas manos a otras y cuánto se quedará entre los dedos? ¿Y los cambiazos de buenos por malos? Que alguien se ponga las pilas porque ya me huele a otra ‘tumbada’.

Édgar Victoria González.

Hay que construir protectores de esquina .

Señor Director: Qué pena con el mundo entero y con nuestros jugadores de fútbol cuando van a cobrar un tiro de esquina. Todo un batallón de policías vestidos con los más seguros trajes antimotines y con escudos tiene que proteger a los jugadores de los elementos contundentes que les arrojan los desadaptados hinchas del fútbol desde las tribunas.

Conmino a las autoridades deportivas a realizar campañas educativas que erradiquen la violencia en los estadios. Y le recomiendo a la Dimayor que construya en las esquinas de los campos de fútbol unas mallas protectoras de unos tres metros de alto por cuatro de ancho y en forma de “ele”, para evitar que los jugadores sean golpeados.

Alejandro Cárdenas Quiñones Bogotá

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.