SAQUEOS Y VIOLENCIA EN PUERTO PRÍNCIPE

SAQUEOS Y VIOLENCIA EN PUERTO PRÍNCIPE

A pesar de las llamadas a la reconciliación hechas por el presidente Jean- Bertrand Aristide desde su regreso a Haití, al menos una veintena de casas han sido incendiadas y muchas más saqueadas. Pero la agresión en la isla no para ahí. Cada día aparecen cadáveres de presuntos attachés (colaboradores de la policía) y nadie hace nada por remediar estos ataques. En este momento no existe ninguna autoridad en las calles de Haití a pesar del gran despliegue de tropas de EE.UU. , opinó George Hadas, propietario de un almacén cercano al aeropuerto que fue saqueado en la noche del lunes.

19 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

De lo que queda del ejército haitiano -agregó- no se le permite hacer funciones de vigilancia. La policía haitiana no se atreve a salir sola y mucho menos a arrestar a alguien. La policía internacional sólo hace funciones de observador y el ejército estadounidense se mantiene a la expectativa .

A pesar de esta opinión, los marines estadounidenses y un pequeño grupo de agentes de la policía haitiana, protegido por la policía internacional, detuvieron el lunes a más de un centenar de personas en Gonaive, al norte de Puerto Príncipe, después de que partidarios de Aristide quemasen al menos seis casas, una de ellas pertenecía a la familia del jefe interino del Ejército, Jean Claude Duperval.

Psiquiatras para los marines Pero la violencia no sólo ha afectado a los haitianos. Después del suicidio, el domingo, de un tercer marine en Haití, el Pentágono decidió enviar a la isla un Equipo de Acción de Combate contra el Estrés , grupo constituido de tres psiquiatras militares que deberán determinar las causas de esta serie de suicidios hasta ahora inexplicables.

Por lo pronto, y pese a la ambigua situación que hay en la isla, ayer regresaron a su país centenares de jubilosos haitianos (que constituían el primer grupo de los refugiados que se hallaban instalados en campamentos estadounidenses en Cuba).

Dos patrulleras del Servicio de Guardacostas de Estados Unidos desembarcaron a 758 haitianos en la capital portuaria, un lugar que hasta hace un mes era controlado por el ejército y ahora es vigilado por soldados de una fuerza internacional.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.