Nos sobrepasa la realidad

Nos sobrepasa la realidad

El alcalde de Medellín, Sergio Fajardo, al recibir la distinción del premio nacional de paz 2006 por el manejo del proceso de desmovilización paramilitar afirmó que lo han hecho tan bien. El gobierno nacional repite una y otra vez que a los desmovilizados se les está cumpliendo al detalle.

05 de febrero 2007 , 12:00 a.m.

Los medios de comunicación como el Alcalde de Medellín y el gobierno nacional se encargan de acompañar y traernos las noticias y los relatos de los victimarios. Es más, convierten su voz en legítima, su relato en verdad.

¿Y las víctimas? Bueno, de vez en cuando surge una historia de un familiar de un secuestrado que pide a gritos el intercambio humanitario. ¿Y los millones de desplazados? No aparecen ni en TV, ni en el gobierno, ni en la mente colectiva. La gran tragedia política nacional y de los medios de comunicación ha sido contar el drama de los desplazados, esos millones de colombianos que fueron sacados a fuego y miedo de sus destinos, identidades y sueños.

¿Por qué no hemos podido hacerlo bien en los medios de comunicación? Porque nos sobrepasa la realidad: que automontajes de guerra, que parasicólogos en la fiscalía, que el presidente Uribe gobierna para producir titulares de prensa, que un ministro se hizo cirugía, que los paramilitares tienen un computador “denuncista”. El periodismo se nos va en ese espectáculo decadente de una nación tomada por la moral mafiosa.

Los periodistas somos una élite y, como tal, tenemos una responsabilidad pública. ¿Qué significa? Primero: no dejarnos libretiar del Presidente. No podemos seguir siendo sus fanáticos, tenemos que buscar respuestas a las preguntas. Segundo: estudiando los temas, no quedarnos en las declaraciones de criminales y políticos como si fuesen verdades. Tercero: haciendo una cruzada para salirnos de los automontajes de políticos, gobierno y criminales.

Los periodistas necesitamos hacernos conscientes de esta barbarie. Tenemos que poder mirar a los desplazados a la cara. Tenemos que poder darles rostro, memoria y dignidad. Si no lo hacemos, nuestra conciencia no nos permitirá mirar al futuro.

orincon61@hotmail.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.