¿De quién es el fracaso?

¿De quién es el fracaso?

Lucila Díaz Díaz, profesora de una escuela rural del municipio de Ventaquemada, en Boyacá, tuvo que recurrir a la acción de tutela para que el Estado y la sociedad permitieran enseñar a las niñas y niños colombianos acerca de su sexualidad.

05 de febrero 2007 , 12:00 a.m.

La historia nos remite al año de 1992, cuando no existía aún la Ley General de Educación ni la Política Nacional de Salud Sexual y Reproductiva, pero en el ambiente era claro que había una impostergable necesidad de brindar una educación sexual a los jóvenes.

El hecho es que hoy, el 23 por ciento de nuestras mujeres adolescentes son madres o han estado embarazadas, a pesar de “existir” una Política Nacional de Salud Sexual y Reproductiva.

El documento traza los lineamientos necesarios para acertar, desde la pedagogía y el conocimiento, en la prevención de factores de riesgo asociados al ejercicio de la sexualidad a temprana edad.

Tal es el caso del programa Cero Pollitos Embarazados, que desde el enfoque de Cultura Ciudadana, la experiencia de las Jornadas de Padres y Madres por una Semana con parejas de adolescentes, los foros locales ‘Sexo a calzón quitao’, las caminatas en espacios públicos por los Send-Eros de los Derechos Sexuales y Reproductivos de los adolescentes, los dispensadores de responsabilidad y otras piezas de comunicación no convencional han servido en el caso de algunas localidades de Bogotá, el departamento de San Andrés y otros municipios de Cundinamarca y Tolima para tratar el tema de la sexualidad con el lenguaje, el conocimiento y la información adecuada que se traduce en resultados en la disminución de la tasa de fecundidad en adolescentes y otros riesgos asociados como las infecciones transmitidas sexualmente.

Sustraer el tema de la sexualidad del terreno oculto en el que suele aparecer en los niños y niñas, en nuestros adolescentes con la suspicacia, en los adultos con el chiste que denigra de la genitalidad femenina y de su dignidad, es uno de los principales logros de este tipo de experiencias que en nuestra capital y los lugares en donde se ha llevado a cabo ha logrado disminuir la tasa de fecundidad en mujeres adolescentes de 10 a 18 años.

Las cifras de niñas en condición de desplazamiento que han sido madres, por encima del 63 por ciento, deben prender más de una alarma, dado el número creciente que llega diariamente a las ciudades en unas condiciones inhumanas.

* * * * Los líderes locales y municipales tenemos una alta responsabilidad de liderar el debate público, de hacer operativas las herramientas institucionales disponibles como el Plan de Atención Básica, la promoción de los derechos de los jóvenes e invitar y convocar una amplia participación ciudadana para reconocer que nuestros jóvenes están expuestos desde la publicidad a comportamientos y hábitos de vida que ponen en riesgo su integridad.

Un buen ejemplo de ello es la red de asociaciones de padres de familia Redpapaz, que nos invita a pensar en la publicidad y en el papel de los medios de comunicación como promotores de pautas de consumo de alcohol y otros bienes que afectan la integridad de los jóvenes.

Los medios masivos de comunicación deben servir para promover formación y educación en valores sostenibles de vida, de respeto al otro y de construcción de sociedad.

Cuando vemos que la sociedad pasa a tener generaciones cada 15 años, negando las posibilidades de salud, de educación, de trabajo y de vida, debemos buscar que la política existente tenga un desarrollo inmediato y un sustento a largo plazo, y en esto el Estado y la sociedad en su conjunto nos deben dar su soporte ya sin dilaciones.

jaimeorlandoreyesg@hotmail.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.