EL ROOSVELT NECESITA CAMINAR

EL ROOSVELT NECESITA CAMINAR

Cuando Jorge dice que quiere ser futbolista, la cara se le ilumina y sus pómulos gorditos le aumentan de tamaño, tal vez por la convicción con que lo dice: cuando grande quiero ser como Vinllarraga (Villarraga), el portero de Millonarios, porque el fútbol es lo que más me gusta . Y muy probablemente lo sea. Jorge Vicente Pérez tiene ocho años y un problema de cadera desencajada.

19 de octubre 1994 , 12:00 a. m.

Desde hace dos años, viene recibiendo atención en el Instituto Franklin Delano Roosevelt. Hace un mes lo intervinieron quirúrgicamente y ahora está en fisioterapia.

El médico que lo atiende, Camilo Turriago, jefe de ortopedia y educación médica del instituto, dice que ese muchachito jugará todo lo que quiera sin ningún problema .

Sentado en una de las 130 camas del Instituto y en compañía de su mamá, Jorge agrega que lo único que quiero pedirle en esta navidad al Niño Dios es que me cure del todo .

Y parte de ese encargo está en manos de los médicos del instituto, gracias a la tarea que vienen realizando desde hace 47 años.

El Instituto Roosevelt, que atiende enfermedades neuromusculares, ortopédicas y de pediatría general, está celebrando El Mes de la Estampilla , en el que espera recaudar cerca de cien millones de pesos. La mecánica es simple: cada vez que se pone una carta, ya sea en las oficinas de Adpostal o Avianca, el usuario puede hacer que se le coloque una estampilla que vale cien pesos.

De acuerdo con José Ignacio Zapata, director científico del Roosevelt, el presupuesto anual del instituto es cercano a los 1.500 millones de pesos , de los cuales el 35 por ciento proviene de los donativos de los ciudadanos y las empresas privadas .

El Instituto, ubicado en la Avenida Circunvalar - Antiguo Venado de Oro, puede atender diariamente un máximo de cien pacientes no sólo en servicios de cirugía, si no de rehabilitación en terapia física, ocupacional, fonoaudiología, asistencia sicológica y educación especial.

Para Jeanet Gómez, jefe de relaciones públicas, una de las cosas más importantes que tienen el Instituto es que ayudamos en el tratamiento de los niños de escasos recursos económicos por medio de nuestros programas de subsidios y financiamiento .

Por esos las directivas del Franklin Delano Roosevelt, esperan un gran éxito en la venta de las estampillas para que el instituto pueda seguir caminado con buen paso.

Subsidio para Lina Mariana De no ser por los subsidios y el financiamiento que ofrece el Instituto Franklin Delano Roosevelt, la pequeña Lina Mariana Velasco, de dos años y cuatro meses, no hubiera podido se operada de sus caderas luxadas.

De acuerdo con su mamá, Gladys Velasco de Velasco, la niña se hubiera tenido que quedar así porque no tenía los recursos para la operación .

Hace ocho días la pequeña fue intervenida quirúrgicamente y sus caderas ya están acomodadas en su lugar, y en esta semana inicia su proceso de fisioterapia, que puede durar unos cuatro meses.

Para mí -agrega la señora de Velasco- esto ha sido como una bendición, pues desde los ocho meses la niña no podía sentarse ni sostenerse. Yo confío mucho en el tratamiento que le están haciendo .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.