Windows Vista, piratería y software libre

Windows Vista, piratería y software libre

Como verdaderos gomosos de la informática, mi hijo Alejandro y yo esperamos desesperadamente el lanzamiento de Windows Vista. De hecho, escribo esta nota mientras escucho la presentación de Bill Gates que brota de la página principal del nuevo sistema operativo, el primero de 329 millones de enlaces relacionados que despliega Google en 10 segundos (hay algo especialmente fascinante en estas exhibiciones, como la de Steve Jobs al comenzar el 2007 con la presentación del iPhone, un dispositivo muy cercano a un objeto mágico).

02 de febrero 2007 , 12:00 a.m.

Es envolvente el ‘Wow’, como lo define Microsoft, fruto de cinco años de trabajo, una inversión multimillonaria, el trabajo de 5.000 ingenieros y una interacción de prueba con cerca de un millón y medio de usuarios. Cantidades entendibles al tratarse del sistema operativo que usan 850 millones de computadores, nueve de cada diez registrados en el mundo. Con Office 2007 conforman un avance tecnológico tan importante como ineludible. Cuando pueda comprar la más conveniente de sus seis versiones, más el paquete de Office, y rodarlas seguramente en un computador nuevo porque el que tengo se murió de la vergüenza, tal vez pueda competir con la admiración reverencial que profesa Alejandro por el iMac. Mejor dicho, por todos los productos de Apple.

Pero el momento de la alabanza debe servir también para la reflexión. Porque hay una sociología de la informática que aterriza esta maravilla en realidades diferentes y sinuosas. Microsoft recuperará esa inversión con las ganancias que permiten el sostenimiento del emporio y hacen de Bill Gates el hombre más rico del mundo, afianzado en su fama gracias al ejercicio responsable del altruismo. A ello contribuirán de diferente forma países con diversos ingresos per cápita y desiguales niveles de vida entre sus propios ciudadanos. Pagar acá entre 345.000 y 935.000 pesos -precios que varían según la fuente de información y que merecen una precisión oficial y pública de Microsoft-, más IVA, puede ser una bicoca para algunos o un sueño para la mayoría. Hay que agregar el precio de Office 2007, aún no establecido para Colombia en sus ocho versiones. Y hay que meterle una platica al computador para que permita la funcionalidad plena de esta maravilla, especialmente con su nueva herramienta Aero, un cálculo que PC Magazine en Español cifra en 2.610 dólares. La reforma tributaria eximió del IVA del 16 por ciento a computadores con precios inferiores a 1.719.000 pesos, pero conservó el tributo para el software. Es como si vendieran por separado un carro barato y un motor carísimo.

Mucha gente optará por las versiones piratas, promoviendo la desgracia que esto constituye para los autores, la calidad de los servicios y las economías. Y algunos, ojalá en un número creciente, seguirán empujando la solución del software libre o de código abierto, que tiene en Linux a su pingüino bandera. Porque como leo en uno de los 3.410.000 sitios de software libre que encuentra Google, “la mayoría parece estar de acuerdo en que los paquetes gigantescos de software, como el que Microsoft ahora presenta, pertenecen a otra era, y que el futuro estará dominado por las soluciones más ligeras, más flexibles y, por cierto, más baratas o quizás, incluso, gratuitas”.

De acuerdo con la información de Enter, gigantes de la informática como HP, Dell, Intel y AMD apoyan la aplicación de tecnologías abiertas. La idea tampoco es ajena a IBM. Ni resulta extraña en un mundo que va a moverse a través de la Internet, y como lo reconoce el propio Gates, cambiará sus conceptos de televisión y de cine, como está transformando el servicio de voz, y hermanará televisores y computadores gracias al revolucionario IP o Protocolo de Internet (en Colombia ya hay operadores de cable que están ofreciendo telefonía, cuya base de software es un código abierto). Mientras eso pasa, suspiremos y ahorremos, Alejandro, a ver si saltamos de XP a Windows Vista y no nos quebramos en el intento.

Periodista .

"Hay una sociología de la informática que aterriza esta maravilla en realidades diferentes y sinuosas”.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.