Viva su vida, pero no en Internet

Viva su vida, pero no en Internet

Viva su vida... pero no en Internet, aconsejan a los internautas los creadores de www.getafirstlife.com, que satiriza el concepto de vida virtual que propone el popular sitio web de Second Life.

01 de febrero 2007 , 12:00 a.m.

“Este es su mundo. Lo lamento”, dice un recuadro al ingresar a la página de Firstlife. Creado por el blogger Darren Barefoot, que vive en Vancouver (Canadá), “Firstlife es un sitio análogo (a Secondlife) en tres dimensiones donde todo pasa en directo”, explica el sitio, que anima a sus visitantes a “descubrir donde vives realmente”.

Firstlife se basa en el sitio www.secondlife.com que goza hoy de un gran éxito, al ofrecer la posibilidad de crear un personaje ficticio en Internet, llamado “avatar”, para mantener una vida virtual en línea.

Getafirstlife (que se puede traducir como ‘Viva una vida de verdad’) copió la página de Secondlife, con los mismos colores e imitaciones de los eslóganes. Pero no ofrece ninguna interactividad para desalentar a sus visitantes a quedarse más tiempo frente a la pantalla.

“Salgan, es gratis”, dice el sitio mientras que en Secondlife los internautas son motivados a comprar con dinero real una moneda ficticia llamada ‘dólar linden’ para realizar sus gastos en ese mundo virtual.

Por el momento, Secondlife reivindica 2.921 millones de usuarios, mientras que Firstlife reivindica unos 6.553 millones de habitantes, es decir la población mundial.

Getafirstlife no esconde que no tiene mucha estima por los usuarios de Secondlife. “¿Cinco sentidos no son suficientes? ¿Qué es este cuerpo, para qué sirven las cosas que cuelgan?”, se pregunta la sección de ‘ayuda’.

En Secondlife los internautas pueden tener una apariencia muy in escogiendo ropa a la última moda. También es un paraíso para los anunciantes que les presentan a los internautas sus últimos productos bajo la forma de ‘verdaderas’ publicidades en este universo totalmente virtual.

“Créese una apariencia atronadora, busque en su clóset”, anima Getafirstlife, presentando una foto de unos niños vestidos como piratas.

En Secondlife, los personajes creados por los internautas hasta pueden tener relaciones sexuales pero Getafirstlife incita más bien a “fornicar con sus verdaderos órganos sexuales”.

Las relaciones entre ambos sitios son, sin embargo, bastante distendidas. En lugar de recibir una carta ordenándole acabar con su imitación, Darren Barefoot recibió una de los abogados de Secondlife en la que le manifestaban “saber reconocer una buena parodia”.

La ‘población’ de Secondlife se cuadruplicó desde mayo y continúa aumentando sin cesar. “En Secondlife, la gente realiza sus fantasías, buenas o malas”, estima Austin Morris de la empresa QT Labs, que se especializa en colocar a verdaderas empresas en este mundo virtual con fines publicitarios.

Secondlife fue creada por Linden Labs, una empresa de San Francisco fundada por Philip Rosedale en 1999 y sirve ahora para las empresas como terreno de ensayo virtual para sus productos antes de su lanzamiento comercial en el mundo real. AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.